Cris Cyborg: "casi muero por bajar de peso para una pelea de UFC"

La peleadora brasileña naturalizada estadounidense, Cris "Cyborg" Justino, tuvo que bajar a las 145 libras para enfrentar a Lina Lansberg en su último duelo, el pasado septiembre en Brasilia, Brasil. Para hacerlo, tuvo que bajar 24 libras en una semana, un proceso que ella dice, casi le quita la vida.

La profesional de artes marciales mixtas recordó un episodio que le hizo cuestionar si podría sobrevivir el proceso.

"Estaba en la bañera cortando peso, y pensé 'voy a morir aquí.' Fue el peor corte de peso en mi vida", dijo Cyborg en entrevista para el periódico británico The Sun.

Los cortes de peso son comunes en el mundo de la UFC y el boxeo, situaciones que ocurren ya que los peleadores tienen que someterse a pesajes para poder ser elegibles y así subir al octágono o al ring. Pero también causa situaciones desagradables para los peleadores, quienes pueden sufrir de males físicos por los cambios extremos.

"Por primera vez en mi vida, no calenté en el vestidor porque estaba demasiado débil", recordó Cyborg.

Pese la rebaja de peso y la debilidad que sentía apenas momentos antes de la pelea, Cyborg logró doblegar a Lansberg, situación que en sus palabras, propició a la UFC en querer ofrecerle otra pelea en apenas dos meses y medio, algo que rechazó.

"Me invitaron a pelear otra vez, ahora sí a mi peso normal y por el campeonato, pero a 10 semanas," dijo. "Esa decisión es más importante que el campeonato. Estoy pensando en mi salud," dijo.