Rousey da primer paso hacia su regreso, cumple frente a la báscula

Ronda esbozó apenas una sonrisa durante la ceremonia de pesaje. Getty Images

Este jueves, Ronda Rousey dio el primer paso hacia su regreso al octágono, luego de poco más de un año de inactividad, al cumplir con la ceremonia de pesaje previa el combate que sostendrá contra la campeona Amanda Nunes, este viernes, en la T-Mobile Arena de las Vegas, Nevada.

Nunes, campeona Gallo de la UFC, defenderá su reinado ante Rousey en una pelea en las 135 libras. Ambas peleadoras dieron el peso sin mayores problemas.

Ronda fue la primera en aparecer ante la báscula. Se despojó de la ropa, en medio de la expectación, antes de subir a la romana esbozó una sonrisa amplía que se tornó en un gesto serio mientras los jueces verificaban que la ex monarca estuviera en el peso requerido para el choque. Lució fuerte, segura de su regreso a la jaula.

Finalizado el protocolo, Ronda bajó de la báscula entre los gritos de los asistentes que aplaudían y repetían su nombre.

Después, fue turno para la brasileña, quien hizo lo propio, luego de que una de las organizadores del evento, casi la reprendiera al decirle: “Vamos Amanda, vamos a hacer lo que venimos a hacer”.

Después de marcar las 135 libras, Nunes alzó los brazos y mostró el poder de sus bíceps. Ambas peleadoras están listas para corresponder a las expectativas, anunciadas como el atractivo principal de la función UFC 207 de este viernes en Las Vegas.

Nunes apareció en el pesaje con una máscara de leona, el apodo con el que se le conoce en el mundo de las Artes Marciales Mixtas.

Después de la ceremonia, Ronda Rousey agradeció el apoyo a sus seguidores con un post en Instagram.