El 2017 fue el año donde los rostros de los mexicanos cayeron en el UFC

MÉXICO -- El 2017 marcó el año en que Alexa Grasso, Yair "Pantera" Rodríguez y Brandon Moreno perdieron el invicto en el UFC. Estos tres son los máximos exponentes mexicanos en la promotora y su futuro aún es desconocido.

La jalisciense se convirtió en la sensación de las 125 libras de la división femenil al debutar el 5 de noviembre del 2016 en la Ciudad de México. Aquella vez derrotó por decisión unánime a Heather Jo Clark y los más de 15 mil asistentes no pararon en ovacionarla.

Posteriormente combatió contra Felice Herrig en la pelea co-estelar en Houston, Texas, previo al Super Bowl, una fecha que se ha vuelto importante para la compañía. Aquella vez perdió su invicto profesional.

Meses después, de nueva cuenta en la CDMX, Grasso tuvo problemas con el peso por una infección --según explicó ella--, pero logró vencer a Randa Markos por decisión dividida.

Otro duro revés, y quizás el mayor, para el mercado mexicano fue el de 'Pantera' quien a principios del 2017 venció contundentemente a B.J. Penn al noquearlo en el segundo asalto. El deseo de su equipo, de Yair y sus seguidores se hizo realidad: le dieron a un top-5 de la división, Frankie Edgar.

El resultado no fue el esperado, pues el ex campeón fue amo y dueño de la contienda al llevar fácilmente al chihuahuense al suelo y pegarle con los codos durante los dos asaltos que duró el combate. Al final del segundo round, el doctor vio su ojo y determinó que no podía continuar, provocando que su invicto en UFC se fuera y esa pelea por el título que se veía tan cercana, ahora vuelve a estar a kilómetros de distancia.

Por su parte, Brandon tuvo un ascenso veloz en el UFC al ganar tres peleas en fila en menos de siete meses, lo que provocó que la promotora le diera una pelea estelar. Moreno se dio cita el 5 de agosto en la Ciudad de México ante Sergio Pettis, pero tras cinco asaltos, Pettis se llevó la decisión. Aunque no quiso excusarse en eso, Moreno afirmó que tuvo lesiones que impidieron un mejor rendimiento.

De los tres máximos exponentes mexicanos en el UFC es desconocido su futuro, pero pronto podría haber un anuncio oficial.