Dana White espera que Mario Yamasaki no vuelva a pisar un octágono

LAS VEGAS -- El presidente del UFC, Dana White, criticó públicamente al réferi veterano Mario Yamasaki por su trabajo en el combate femenil en UFC Fight Night la semana pasada.

Yamasaki supervisó la pelea de peso mosca entre Valentina Shevchenko (15-3) y Priscila Cachoeira (8-1) en Belem, Brasil. Shevchenko era gran favorita antes del combate con 10-1 y dominó a Cachoeira.

Yamasaki detuvo la pelea a los 4:25 del segundo round, luego que Cachoeira se rindió en un estrangulamiento por la espalda. Muchos de los presentes creían que la pelea debió haber sido detenida mucho antes, ya que Shevchenko lastimó bastante a Cachoeira con sus golpes.

"Priscila Cachoeira, demostraste mucho corazón y dureza en esa pelea", escribió White en su cuenta de Instagram. "Estoy honrado por tenerte peleando en el UFC. Desafortunadamente, el réferi está allí para protegerte y Mario NO HIZO eso.

"Esta no es su primera actuación repugnante en el octágono. Otra cosa desafortunada es que no puedo hacer nada al respecto, sólo la comisión brasileña puede y espero que después de esta actuación aterradora e incompetente que nunca ponga un pie en el octágono de nuevo".

White también hizo referencia a la cuenta total de golpes. De acuerdo a Fightmetric, Shevchenko había superado a Cachoeira en golpes totales 230-3.

Yamasaki ha estado en el ojo del huracán antes. Se disculpó públicamente por una detención tardía en un combate de peso completo del UFC entre Derrick Lewis y Travis Browne en febrero del 2017.

Cuatro meses después, el peleador de peso ligero del UFC, Michael Chiesa, intentó apelar una derrota ante Kevin Lee, luego que Yamasaki detuvo el combate debito a un estrangulamiento, a pesar que Chiesa no se rindió.