Chuck Liddell y Tito Ortiz acuerdan tercera pelea con Golden Boy

LAS VEGAS -- Las leyendas de las artes marciales mixtas Chuck Liddell y Tito Ortiz revivirán su gran rivalidad en una pelea de trilogía a finales de este año, bajo el estandarte de Golden Boy Promotions de Oscar de la Hoya.

ESPN ha confirmado que Golden Boy, una de las principales empresas de boxeo del mundo, firmó acuerdos con Liddell y Ortiz. La fecha y ubicación oficial está siendo finalizada y debería anunciarse pronto.

"Oscar dijo, 'Hagamos esto'. Respondí, 'Hagamos esto', y tomó alrededor de dos meses y medio convencer a Chuck para que sucediera, y está firmado", declaró Ortiz En "The MMA Show" de Ariel Helwani en ESPN. "Esta pelea va a ocurrir este año".

El pago por evento marcará la primera incursión de Golden Boy en las artes marciales mixtas. Se realizará casi 12 años después que Liddell noqueó a Ortiz en el tercer round de su segundo enfrentamiento, en UFC 66 en diciembre del 2006.

"Estoy orgulloso de anunciar que hemos firmado un acuerdo para la pelea entre Chuck Liddell y Tito Ortiz", indicó De La Hoya mediante un comunicado a ESPN. "Esto será importante para los aficionados del deporte alrededor del mundo. Ortiz y Liddell son dos de los peleadores más reconocidos en la historia de las artes marciales mixtas. Son leyendas del deporte.

"Todos recuerdan que su rivalidad ayudó a poner el deporte en el mapa y estamos emocionados por recibir el próximo y último capítulo de su histórica rivalidad".

Golden Boy no ha dado más detalle en este momento. Liddell dijo a ESPN que la pelea se realizará dentro de una jaula, no en un cuadrilátero y Ortiz lo confirmó.

Ortiz refirió que la pelea será en al menos 205 libras, que es la misma división en la que pelearon durante sus carreras.

"Será estrictamente una cartelera de artes marciales mixtas", sentenció Ortiz. "Estamos armando la pelea y habrá anuncios a medida que avancen las semanas. Estamos hablando con peleadores que tienen nombres".

Liddell, de 48 años de edad, se retiró de las artes marciales mixtas en el 2010, a solicitud del presidente del UFC y su amigo Dana White. Liddell tuvo un puesto ejecutivo en el UFC hasta el 2016, cuando la empresa fue vendida.

El originario de California perdió sus últimas tres peleas por nocaut, pero durante años insinuó que volvería. Dijo que no está limitando su regreso a la pelea con Ortiz.

"Se siente maravilloso firmar un contrato, para ser honesto con ustedes. Es tan emocionante como sabría que sería", expresó Liddell a ESPN. "Golden Boy ofrece algo distinto. Somos socios en esto. Y nunca me canso de golpear a Tito".

Ortiz, de 43 años, anunció su retiro en el 2012, luego de su última pelea en el UFC. Volvió al deporte dos años después con cuatro peleas en Bellator MMA. Derrotó a Chael Sonnen por sumisión en el primer asalto en su pelea más reciente, en enero del 2017.

"Sólo estoy interesado en pelear con Chuck en este momento", refirió Ortiz, quien ya ha comenzado a entrenar de nuevo. "En todo caso, la rivalidad es peor de lo que siempre fue. Esto no fue hecho para la televisión. Esto es real".

Ortiz continuó: "Creo que la inquietud [por volver] ocurrió después de mi cumpleaños, cuando cumplí 43 y regresé al gimnasio para ver cómo respondería mi cuerpo a eso y respondió más rápido de lo que pensé que lo haría. Aún me siento joven; mis habilidades de respuesta son muy rápidas. Ha sido un largo camino, trabajando con el UFC, luego trabajando con Scott Coker y Bellator y ahora trabajando con De La Hoya y Golden Boy Promotions.

"He estado ocupado, pero Chuck sale y dice, '¿Te gustaría pelear conmigo?'. Pensé que tenía sentido, me da la oportunidad de redimirme. Creo que todos mis aficionados se lo merecen, me lo merezco así que juguemos en un campo parejo. No creo que haya recibido un trato justo cada vez que enfrenté a Chuck".

Ortiz (19-12-1), originario de Huntington Beach, California, estará buscando su primera victoria contra Liddell. Los dos ex campeones de peso completo del UFC se enfrentaron por primera vez en una pelea sin título de por medio en abril del 2004. Liddell ganó por nocaut técnico en el segundo round.

La revancha en el UFC 66 fue un gran éxito financiero, produciendo cerca de 5.4 millones de dólares en entradas. Sigue siendo el noveno evento de artes marciales mixtas con mayor recaudación en la historia de Las Vegas.

"Al igual que los aficionados del box recuerdan las rivalidades históricas entre Erik Morales y Marco Antonio Barrera, también los aficionados de las artes marciales mixtas recuerdan la rivalidad entre Chuck Liddell y Tito Ortiz", sentenció el presidente de Golden Boy, Eric Gomez. "Sin embargo, Liddell y Ortiz nunca recibieron su tercera pelea. Esta vez los aficionados podrán ver la tercera pelea. Verán la culminación de una encendida trilogía que fue crucial para el deporte".

De La Hoya insinuó interés en lanzar Golden Boy MMA a principios de este año. Las discusiones están en progreso para una posible gira de la empresa a finales de este año.

"Estoy emocionado por Tito y las artes marciales mixtas en general", indicó el entrenador de Ortiz, George Prajin. "Tito ha sido bendecido por haber trabajado con Dana White y [el ex propietario del UFC] Lorenzo Fertitta, [el presidente de Bellator] Scott Coker y ahora Oscar De La Hoya, quien le está dando a Tito la oportunidad de aprovechar su última pelea contra su mayor rival".