Brock Lesnar respondió al reto lanzado por Daniel Cormier

El ex campeón de peso completo del UFC y estrella de la lucha libre Brock Lesnar está de vuelta en la empresa y se enfrentará al ahora monarca de la división Daniel Cormier.

Lesnar estuvo presente frente a la jaula en el UFC 226 y fue testigo de la victoria por nocaut de Cormier sobre Stipe Miocic para proclamarse campeón en dos divisiones distintas.

"Definitivamente haremos esa pelea", declaró el presidente del UFC, Dana White, sobre el combate entre Cormier y Lesnar. "Lesnar me contactó hace unos días y me dijo, 'Lamento haber desaparecido, pero tenía algunas cosas que atender, pero voy a ir a la pelea este fin de semana'. Yo respondí, 'Está bien, te veo el sábado'. Vino aquí y todo estalló.

"Tan pronto como vino a mi asiento, estaba actuando como un loco. Estaba exaltado y emocionado por esta pelea. Me dijo que Stipe iba a ganar porque sentía que Cormier ganó mucho peso para esta pelea y eso iba a afectarle, pero no fue así".

Tras ganar su pelea, Cormier lanzó el reto a Lesnar y el ex monarca respondió subiendo al octágono para encararlo.

"Hay un tipo que conozco desde hace tiempo", declaró Cormier. "Es un luchador. Es un All-American. Es un ex campeón del UFC. Nunca pensé que pelearía contra él, pero Brock Lesnar, ¡trae tu trasero aquí!".

Ambos se encararon antes que Lesnar empujara a Cormier en el pecho y gritara: "DC, vengo por ti".

"Sí, eres fuerte", gritó Cormier. "Pero todos son fuertes. Empújame ahora, ve a dormir después. Tus días están en el pasado; el 2010 es como la edad de piedra".

Lesnar se proclamó campeón del UFC en el 2008 tras vencer a Randy Couture pero perdió el título en el 2010 frente a Cain Velasquez, compañero de entrenamiento de Cormier.

Lesnar, de 40 años de edad, no ha peleado en el UFC desde que venció a Mark Hunt por decisión unánime en UFC 200 en julio del 2016, aunque la pelea se anuló luego que Lesnar no pasara múltiples pruebas de drogas y actualmente sigue suspendido por la agencia antidopaje de los Estados Unidos.

El ex campeón debe cumplir aún con cinco meses de suspensión así que su posible pelea con Cormier deberá esperar probablemente hasta principios del 2019.