'Comunicación corporal, debilidad de Warriors', dice Kerr

Draymond Green ya se disculpó con los Warriors por un video donde manejaba a gran velocidad Getty Images

Después de haber perdido una ventaja de 24 puntos ante los Memphis Grizzlies y caer en el marcador 128-119 en tiempo extra la noche del viernes, el coach de los Golden State Warriors, Steve Kerr, detectó uno de los factores del derrumbe de su equipo.

"No me gustaba nuestro lenguaje corporal", dijo Kerr. "Eso es lo más importante, pensé que estábamos jugando un partido muy bueno y sólido en tres cuartos; estábamos cuidando el balón y defendiendo, pero en el cuarto cuarto nuestro lenguaje corporal era malo. Sucedió, y eso me molesta.

Asimismo, Draymond Green argumentó que el pobre lenguaje corporal surgió en el tercer cuarto y admitió que era probablemente el principal culpable.

A pesar de que fue una caída colosal, embarazosa, Green dijo que estaba aliviado de que recogieron su sexta derrota de la temporada.

"Estoy realmente feliz de haber perdido hoy porque hay algunas cosas que debemos corregir para ganar un campeonato, y esa es nuestra meta", dijo. "Así que intentar ganar cada partido de la temporada regular realmente no importa, quiero que nos vayamos mejor cada vez que pisamos el suelo, y no siento que eso haya estado pasando por las cosas que necesitamos. Así que estoy un poco aliviado de que hayamos perdido porque normalmente haces correcciones cuando pierdes."

Una jugada en el cuarto cuarto resumió la frustración de los Warriors con sus decisiones ofensivas del final del juego.

Los Warriors subieron dos con 22 segundos restantes. Klay Thompson recogió un rebote ofensivo y lo pasó a Kevin Durant, quien dribló un poco de tiempo fuera del reloj y terminó disparando un tiro de tres que pegó en el aro.

Memphis recogió el rebote y pidió tiempo fuera. Green se puso furioso cuando entró del banquillo mientras sacudía la cabeza con desdén.

Durant dijo que Green estaba un poco molesto porque no trabajaran en el pick-and-roll con Stephen Curry en esa posesión.

La primera ventaja de Memphis en el juego llegó en el tiempo extra, 113-111, y los Grizzlies nunca la dejaron ir.

"Simplemente no hemos ejecutado muy bien el último cuarto", dijo Kerr. "Tal vez eso es algo que podemos hacer mejor como equipo de entrenadores, tratando de que los chicos estén en mejor posición, miraremos la cinta y continuaremos experimentando y probando cosas diferentes, pero tenemos que cerrar los juegos mejor y ejecutar mejor ofensivamente. "

Green estuvo de acuerdo.

"Tenemos algunas cosas que necesitamos corregir para ser un equipo de campeonato, y en este momento no lo somos", dijo.