La Ciudad de México, la capital latinoamericana del deporte

La Ciudad de México ha sido en la casa en Latinoamérica de los grandes eventos deportivos desde hace décadas.

No hay evento que busque tener un impacto en la región que no tenga al menos una parada en la capital de México.

Y no es de ahora, es una tradición que se remonta a los Juegos Olímpicos de 1968, donde fue la primera ciudad en Latinoamérica en ser anfitrión de un evento de esta magnitud. Tuvieron que pasar 48 años para que Río de Janeiro, otra urbe en la región, fuera anfitriona de unos Olímpicos.

La Ciudad, con más de 20 millones de habitantes en su metrópoli, también puede presumir que fue la primera capital de Latinoamérica en haber celebrado dos Copas del Mundo, entre ellas, las finales en el Estadio Azteca que vieron a Pelé y Maradona alzar el trofeo de campeón en 1970 y 1986, respectivamente.

El curriculum deportivo no se detiene ahí: Juegos Panamericanos, Centroamericanos, Mundiales juveniles de futbol y hasta un Clásico Mundial de Béisbol. Eventos de todo tipo.

El 2016 fue un gran año para la Ciudad de México: Ahora puede presumir en ser la única en Latinoamérica en ser sede de un juego oficial de NFL, un partido de exhibición de MLB, una pelea de UFC, un premio de Fórmula 1 y hasta una función de la WWE.

La clave: Una infraestructura adecuada, con fanáticos deseosos de ver los mejores deportes.

La Ciudad de México no solo recibe a los mejores eventos deportivos. La pasión de sus fanáticos, el ambiente que logran impugnar en las gradas, logra que se conviertan en fechas inolvidables.

El Gran Premio de la Ciudad de México fue nombrado en 2016, por segundo año seguido, como el Gran Premio del Año de la Fórmula 1 por la Federación Internacional del Automovilismo.

Y el Estadio Azteca fue insuficiente para recibir en noviembre del 2016 a todos los aficionados que quisieron ver el juego entre los Houston Texans y los Oakland Raiders, de la NFL. El comisionado Roger Goodell lo calificó como "un increíble éxito”.

NBA, a la reconquista

A esta ciudad y este país, aficionado del deporte, es en donde se presentará la NBA, como parte de su estrategia para reconquistar a México, que inició hace en 2014 con el juego oficial entre los Boston Celtics y los Sacramento Kings.

La NBA sabe lo que está en juego con el mercado mexicano. Según la encuesta anual 2016 de Consulta Mitofsky, el básquetbol es el cuarto deporte más seguido en México con un 23% que les gusta ver, jugar o estar enterados.

Aunque el básquetbol se mantiene en el gusto de los aficionados, está perdiendo arraigo. Tan solo hace 10 años era el segundo deporte más popular, solo detrás del futbol, que se mantiene como el preferido.

La NBA será la última liga en mostrar su espectáculo en la Ciudad con dos partidos oficiales ente los Phoenix Suns y los Dallas Mavericks, el 12 de enero, y el juego entre los Suns y los San Antonio Spurs, el 14 de enero.

La NBA busca recuperar la popularidad perdida y tener juegos oficiales en la Ciudad de México es el paso correcto.