La noche que la NBA en México fue sólo humo

Fue un 4 de diciembre del 2013 que los Minnesota Timberwolves recibirían a los San Antonio Spurs en la Ciudad de México, en lo que marcaba el regreso de un partido de temporada regular de la NBA a suelo azteca tras 13 años. Esa fecha quedó en la historia y no por un buen partido, sino porque este nunca se llevó a cabo.

Una falla eléctrica impidió que jugadores como Emmanuel Ginóbili, Tim Duncan o Kevin Love botaran el balón y derrocharan talento en suelo mexicano.

Este partido estaba programado a las 20:30 de la Ciudad de México. Todo marchaba con normalidad en el recinto ubicado al noroeste de la capital mexicana, hasta que se fue la luz en el inmueble. Minutos después la energía eléctrica aparentemente ya trabajaba con normalidad y parecía que el incoveniente se solucionaría fácilmente, pero no fue así, pues el lugar se cubrió de humo y decidieron cancelar el evento.

“Se sentía un orgullo, una contentura que la cancha era de primer nivel, que se había creado un escenario tremendo para la NBA. Yo recuerdo estar sentado con R. C. Bufor (gerente general de los Spurs), mirando hacia el techo. Bufor no podía creer que estaba en una cancha de ese nivel y calidad”, rememoró Álvaro Martín, narrador de NBA y NFL de ESPN.

La gente salió de sus lugares rumbo a los pasillos. Hasta ese momento se desconocía lo que había sucedido.

“Llega (Gregg) Popovich (entrenador de los Spurs) con sus jugadores y nos empezamos a dar cuenta que empieza a salir humo del techo de la Arena. Popovich se percata y cuando se empieza a ser cada vez más intenso este olor, Popovich les grita: ‘Clear the floor, we are getting out of here (evacúen la arena, nos vamos de aquí)’. Fue el primero en tomar la batuta, llamarle a sus jugadores y sacarlos”, recordó Fernando Tirado, conductor de SportsCenter y quien era el encargado de dar los anuncios en el micrófono de la Arena.

Los aficionados, jugadores y miembros de la prensa que ya estaban en la duela tuvieron que ser desalojados por los trabajados de la Arena y el humo ya empezaba a esparcirse en estos lugares.

“Estábamos a punto de grabar una serie de tomas cuando yo miro y le digo a Carlos (Morales) que escuché cohetes, pirotecnia. Luego viene el llamado de la seguridad que nos retirásemos inmediatamente; todavía no había explicación por qué, pero empezamos a notar el humo en la cancha y te das cuenta que era algo irregular”, contó Álvaro Martín.

“A mí me toca dar el anuncio de “vacíen la Arena Ciudad de México, esta es una emergencia”. La verdad es que fue un momento muy complicado, agridulce”, aseguró Fernando Tirado.

“Recuerdo ver a Tim Duncan hablando con un trabajador de la arena, con otro que era camarógrafo, platicando e intercambiando información como seres humanos. Ahí se perdió la división de quién es quién y todos éramos seres humanos. Ese momento a mí jamás se me olvida, ver a todos mezclados como seres humanos”, recordó Martín.

Como el avión estaba programado para salir esa misma noche, el juego fue reprogramado y se jugó en abril del 2014 en Minnesota. Algunos jugadores mandaron mensajes al público mexicano lamentando lo sucedido cuando ya estaban en el aeropuerto para volar a Estados Unidos.

A la postre, los Spurs se coronaron sobre Miami Heat y los Timberwolves tuvieron balance de 40-42 en temporada regular, lo que los dejó fuera de playoffs.

Así fue como la noche de NBA, que se vislumbraba histórico y entretenida para los asistentes, se volvió humo y los sentimientos de los asistentes fueron de la emoción a la decepción.