La intensidad no se pierde en los entrenamientos

MÉXICO -- Una las debilidades de Phoenix Suns esta temporada ha sido la defensa, y Earl Watson ha intentado mejorar en este rubro.

Ya en la Ciudad de México, los Suns tuvieron una práctica muy intensa en la Arena enfocados en defender, y durante el tiempo que los medios de comunicación vieron, fue un tanto eficaz.

En todo momento, Devin Booker, estuvo marcado por Leandro Barbosa y no parecía que fuera un simple entrenamiento, sino un partido de temporada regular en la recta final y empatados; varias veces, distintos entrenadores reiteraron que estaban empatados a 97.

La marca del brasileño a Booker fue incesante: cuando Devin salía de las pantallas, Barbosa fue duro y con mucho contacto de por medio; cuando el guardia de 20 años recibía el balón y la botaba, Leandro intentaba quitársela; nunca paró de asfixiarlo.

Los dos tiempos que se apreciaron de 10 minutos cada uno, se notaban unos Suns muy enfocados en defender y la ofensiva se veía obligada a que se agotara el reloj de tiro, provocando disparos forzados que, incluso, algunos ni siquiera pegaban en el aro.

Para calmar la exaltación por el entrenamiento, los jugadores fueron a tirar a ambas canastas y finalizó una intensa práctica.