Magic tras bizarro final en L.A.: Le dieron el juego a Lakers

play
Una mexicana quiere hacer campeonas a las Dallas Wings (1:02)

Paulina Chapa, vicepresidenta de mercadotecnia de las Dallas Wings, intenta que la franquicia compita en una región de Texas muy orientada en el deporte, con rivales como los Cowboys, Mavericks, FC Dallas, Stars y Rangers. (1:02)

LOS ÁNGELES -- Una falla en el reloj del Staples Center resultó en un final extraño que le impidió al Orlando Magic la oportunidad de un último disparo al aro y ayudó a Los Angeles Lakers a mantener la ventaja por 108-107 y finalmente vencer el miércoles por la noche al equipo de Florida.

Con seis décimas de segundo por jugar, el Magic puso la bola en juego a la mitad de la duela con un pase a la pintura, pero el reloj se inició prematuramente la chicharra sonó cuando la pelota estaba aún en el aire, antres de que alguien lo tocara o sucediera algo más.

Debido a que hubo un error en el reloj, los oficiales indicaron que los equipos que debían tener un salto por la bola a la mitad de la duela. El centro de los Lakers, Brook Lopez, tocó la bola y la aseguró al tiempo que el tiempo expiró para decretar la victoria de los Lakers.

“Nos sentimos robados”, acusó el delantero de Orlando, Aaron Gordon. “Les dieron el juego. Es un final terrible para un juego. No siquiera nos dieron la oportunidad de ganar y es la última vez que los vemos (a Lakers).

“Tenemos que esperar otro año para enfrentarlos otra vez. (La NBA) tiene que cambiar esa regla y creo que lo harán”, agregó.

Los Lakers habían perdido una ventaja de nueve puntos en los últimos dos minutos y le permitieron al Magic montar un rally de 10-0 para irse arriba 107-106 con cinco segundos por jugar. Entonces, Lopez recibió una falta en la siguiente posesión y encestó dos tiros libres para devolverla la ventaja a Los Ángeles antes de la bizarra escena.

La polémica jugada fue revisada por el centro de repeticiones de la NBA en Secaucus, Nueva Jersey, donde se tomó la decisión de tener un salto en el centro de la duela por la falla en el reloj.

Bill Spooner, directivo de la NBA, explicó la regla a un grupo de reporteros tras el duelo.

“Debido a que no hay posesión cuando el reloj reanuda su march, la regla indica que hay un salto en el círculo central. La regla es la 13E-9-2 y cuando sea que hay un silbatazo involuntario y/o suena la chicharra cuando la bola está en el aire, no hay posesión y vamos al círculo central para el salto”, explicó Spooner.

Varios jugadores de los Lakers indicaron tras el juego que no tenían idea de cuál era la regla o por qué el juego terminó de esa forma. El guardia de Los Angeles, Isaiah Thomas, señaló que, “simplemente, la explicación del oficial fue rara”.

“Aún no sé ni cómo terminó”, dijo Thomas, al hacer eco de la sensación alrededor del vestidor de los Lakers. “Ni siquiera sé qué marcaron los árbitros o qué sucedió, pero me complace que hayamos ganado. Digo, es horrible para el Magic”.

El novato de los Lakers, Kyle Kuzma, indicó, “Realmente nunca he visto algo como eso antes, pero funcionó en nuestro favor. Nos ayudó a ganar y eso realmente nos salvó”.

El coach de Orlando, Frank Vogel, discutió con los árbitros y personal de la liga en la mesa de anotaciones antes de azotar su tabla de apuntes en la mesa, en protesta por la decisión que se tomó en la duela.

“Nos quitaron la bola e hicieron el salto con seis décimas de segundo, lo cual mata cualquier oportunidad que teníamos de empatar o ganar el juego”, acusó Vogel. “No sé. Es sólo que el sentido común me diría que en esa situación, el reloj arrancó prematuramente y retomas la posesión. Ellos lo vieron distinto”.

Gordon, quien terminó con 28 puntos y 14 rebotes, dijo que su idea es que los árbitros le dieron la victoria a los Lakers.

“Obviamente deben cambiar esa regla. Es un silbatazo inadvertido. (Antes de eso) una falta. Simplemente jugamos perfectamente a la defensiva y marcan foul”, señaló Gordon. “Les dieron el juego. En general, los réferis hicieron un buen trabajo en el juego. Pero, al final… es malo.

“Es malo. Por eso tienen que cambiar esa regla del silbatazo o la chicharra inadvertida. Ni siquiera nos dieron la oportunidad de ganar el partido. Así no se juega. No es la forma en que se debe jugar al basquetbol”, sentenció.