¿Cuál sería el valor de LeBron en el mercado abierto? Véase a Ronaldo

play
El efecto Cristiano Ronaldo en la Juventus (1:45)

Richard Méndez analiza la posible llegada del portugués al equipo de Turín. (1:45)

El pasado julio, LeBron James felicitó a Stephen Curry luego que el base estrella firmó contrato de cinco años y $200 millones con los Golden State Warriors. Fue uno de los más lujosos acuerdos en la historia del deporte profesional estadounidense, pero James consideró que el contrato aun dejó a Curry mal pagado.

Dice: ¿Díganme otra vez por qué existe un tope salarial hacia los jugadores? No, no respondan. Steph debe firmar por $400 millones por cinco años este verano.

James compartió ese tweet al reaccionar a un reportaje sobre cómo el valor de los Warriors se multiplicó por cinco con la llegada de Curry. Con eso se reinició un viejo y conocido tema: ¿Cuánto llegaría a ser el valor de James en un mercado abierto sin tope salarial, sin la regla de salario máximo, como lo hay en la NBA?

A través de los años, mientras el ahora astro de los Los Angeles Lakers se quejaba en ciertas ocasiones de estar mal pagado -- "A final de cuentas, no creo que mi valor en la cancha se podría compensar de manera adecuada debido a las reglas", comentó en 2013 -- los economistas y los periodistas han intentado medir su precio verdadero.

Al parecer, ha surgido un ejemplo, un atleta, que puede verificar el auténtico valor en el mercado de James.

El astro portugués del fútbol Cristiano Ronaldo acordó unirse al Juventus italiano el pasado martes. Sin incluir el costo de la transferencia, figura que seguramente sobrepasará los $100 millones, Ronaldo recibirá contrato de cuatro años valorado en alrededor de $258 millones, o un salario promedio de $64.5 millones por temporada.

James y Ronaldo son figuras con trayectorias parecidas. Son íconos de sus respectivos deportes y potencias de la mercadotecnia a nivel mundial, con sus millones de seguidores en las redes sociales. Ambos son de 33 años de edad. James se convirtió en jugador profesional a sus 18 años de edad; Ronaldo a sus 17. Ambos cuentan con varios premios al mejor jugador del año entre ellos, con numerosas marcas de anotación, y con campeonatos de conferencia y de liga.

Y ambos recientemente firmaron pactos de cuatro años de duración. Ronaldo vestirá la camiseta de la potencia italiana del fútbol considerada entre las más ricas e historiadas del mundo, con valor de $1.47 mil millones según la revista Forbes. James se unió a los Lakers, franquicia de la NBA con mayor riqueza y perfil, valorada por Forbes en $3 mil millones.

Sin embargó, James con su contrato de $153 millones, promedio salarial de $38.3 millones, ganará un 40 por ciento menos por año que Ronaldo.

En comparación, Michael Jordan firmó su contrato máximo a sus 34 años, edad de que cumplirán tanto James como Ronaldo en sus siguientes temporadas respectivas. El pacto de Jordan se hizo antes que la NBA incorporara normas hacia contratos máximos, y los Chicago Bulls le pagaron $33 millones en la temporada 1997-98. Al tomar en cuenta los ajustes por la inflación, el trato de Jordan sumaría $52 millones en la actualidad. Ahora, 20 años después, Ronaldo ha sobrepasado esa marca, pero James queda corto.

La Juve y los Lakers están entre el máximo 1 por ciento de los generadores de ingreso en todo el mundo deportivo. En la temporada 2016-17, los Lakers acumularon ingresos de $339.5 millones, según fuentes de la liga. Los ingresos de Juventus, franquicia que es sociedad, sumaron $451.7 millones, según datos financieros del equipo.

Aún existen diferencias significativas con respecto al balance final de las dos franquicias. Los Lakers deben compartir sus ingresos dentro de un sistema considerado socialista, que apunta lograr máxima paridad entre los equipos ricos y pobres de la NBA. A la Juve no se le requiere compartir tantos ingresos.

Por ejemplo, sobre la temporada 2016-17, los Lakers pagaron una cuenta de reparto de ingresos a otros equipos que sumó $49 millones. Recibieron distribución equitativa a las otras 29 franquicias en ingresos de transmisión, cantidad que no cambiará a pesar de las numerosas apariciones que harán los angelinos con James en escena nacional. Los Lakers contarán con un aumento de ventas locales de su mercancía, pero gran porción de los ingresos generados por las nuevas camisetas con el número de James formará parte de un fondo que se compartirá entre los jugadores. Polo opuesto para la Juve. El 50 por ciento de los derechos de medios de la Serie A es repartido de manera equitativa sobre los 20 equipos, el 30 por ciento de los ingresos se reparte según el rendimiento de cada equipo, y lo que sobra se reparte según factores que favorecen a la Juve.

El cuadro italiano además se queda con los aproximadamente $20 millones anuales que recibe por parte del patrocinador de su camiseta, en este caso Jeep. Los Lakers amarraron pacto de patrocinio de camiseta por tres años con la compañía Wish, que le paga al equipo alrededor de $13 millones anuales. De esa cantidad, los Lakers se quedan con $3.25 millones, comparten otros $3.25 millones con los otros equipos, y el 50 por ciento que sobra ($6.5 millones) se reparte entre los jugadores.

Alguna vez James bromeó que jugaría en Europa si un equipo le ofrece salario de $50 millones. Si aspira a llegar a esa cifra, debe ponerse los botines de fútbol.