LeBron James afirma entender la lógica en críticas de Magic y Kobe sobre su carga de trabajo

EL SEGUNDO, Calif. -- Magic Johnson asegura que no quiere que LeBron James tenga exceso de trabajo y que Los Angeles Lakers se conviertan en “una nueva versión de Cleveland”.

Kobe Bryant dice que James “ha estado haciendo todo” e hizo notar que “esa no es, para nada, la receta para ganar campeonatos”.

¿Qué es lo que James piensa de su carga de trabajo con los Lakers?

“Para ser honesto, no sé qué es que se me pida demasiado. Yo sólo juego”, dijo James tras la práctica del martes.

Johnson, presidente deportivo de los Lakers, hizo sus comentarios en SiriusXM NBA Radio la semana pasada, luego de que Brian Windhorst de ESPN reportó que scouts notaron que James hacía más labores con los Lakers, quitándole el balón al guardia Lonzo Ball y frecuentemente ordenando a la ofensiva sin consultar al coach del equipo, Luke Walton.

Bryant se unió a la crítica el lunes dueante el evento anual de los Lakers llamado “All Access”, cuando dio crédito a James por enderezar el barco, pero señalar que ese estilo de juego es sólo una solución temporal.

“Es una receta para mantener tu cabeza sobre el agua, para darte a ti mismo un poco de espacio y ahora todo vuelve a enseñar la forma en que queremos jugar”, señaló Bryant.

James, con tres campeonatos en su haber, no vio malas intenciones en los puntos de vista de las dos leyendas de los Lakers, cada uno con cinco anillos de campeón.

“Entiendo la lógica detrás de esos comentarios. Entiendo que Magic y Kobe lo dicen porque quieren que ayudemos a los jóvenes a crecer”, señaló James. “Queremos ver qué tanto nuestros jóvenes pueden madurar y ser lo mejor que puedan. Magic y Kobe sben quién soy. Yp sé quién soy y saben lo que van a obtener de mí.

"Se sabe qué se va a obtener de mí en cada juego. ¿Voy a jugar bien en cada partido? ¿Voy a tirar bien en cada partido? No. Pero todos saben quién soy y cuando es realmente un momento importante, ya saben quién estará ahí. Tenemos jugadores que sólo desean seguir desarrollándose y otros que continúan mejorando con la experiencia, porque no tienen tanta, así que me parece que la gente intenta sacar todo de proporción, como diciendo, ‘OK, ¿por qué tienes a LeBron si no lo quieres usar?’. No entienden la lógica detrás de esto”, explicó James.

Walton tiene a James en la duela 34.7 puntos por juego, lo cual sería la cifra más baja en la carrera del veterano de 16 años en la NBA. El coach explico hace meses que su plan es manejar a James a largo plazo, asegurarse de que el cuatro veces Jugador Más Valioso pueda estar en su mejor momento cuando la ventana de campeonato de los Lakers se abra.

James firmó en julio por cuatro años y $154 millones para jugar con los Lakers.

James, aunque conceptualmente respalda el plan, en ocasiones se queja de la restricción de minutos. Por ejemplo, se sentó todo el cuarto periodo de la paliza que los Lakers propinaron por 120-96 a los Phoenix Suns el domingo y terminó con 22 puntos en 31 minutos, pero no cree que el descanso extra le vaya a hacer mucho bien.

“No importa. El otro día me preguntaron si me sentía mejor tras jugar 30 minutos en comparación a jugar 40 y dije que no. Trabajo todo el año para estar en forma todo el año. No paro, así que puedo hacer cualquier cosa.

“Estuve en un Juego 7 de las Finales y estuve casi todos los minutos. El año pasado, jugué en todos los partidos, así que pueden administrarlo como deseen, pero entiendo lo que Magic y Kobe dicen y debemos continuar desarrollando a los jóvenes, porque si no lo hacemos, a largo plazo, ¿cómo beneficia eso a la franquicia?”, puntualizó James.

Walton se ha mantenido firme con su plan de los minutos para James, aunque la superestrella quiera jugar más.

“Tenemos un diálogo muy bueno sobre cómo se siente, pero definitivamente hay ocasiones que lo saco y parece frustrarse y definitivamente quiere seguir en la duela”, reconoció Walton. “Mucho de esa decisión depende del flujo del partido, me gusta que no cierre en todo el cuarto periodo. Si inicia el cuarto periodo, intento encontrar un par de minutos para sentarlo o sólo mantenerlo más fresco para esos últimos dos minutos, pero es algo más de juego por juego”.

Y James admite que ser necio sobre sus minutos de juego no ayudará a los Lakers.

“Quiero jugar 48 minutos por partido. En serio, pero no va a pasar. No es algo inteligente. No es inteligente para nadie, pero habla mi lado competitivo”, indicó James. “Si le preguntan a cualquier tipo competitive que ha estado en mi situaci{on, no va a haber nadie que siga que si.

“Al final del día, uno debe hacer lo mejor para el equipo y debe protegerse a sí mismo, también, así que me encanta lo que sucede con nuestro equipo y esta franquicia desde que llegué”, concluyó James.