Nuevo incidente se agrega a rivalidad entre Joel Embiid y Russell Westbrook

play
El Thunder suma su 4ta victoria en 9 partidos a costa de 76ers (1:58)

Paul George y Russell Westbrook lideraron el triunfo de Oklahoma con 31 y 21 puntos respectivamente. (1:58)

PHILADELPHIA -- Cuando los Philadelphia 76ers y Oklahoma City Thunder se han encontrado las últimas dos temporadas y media, un par de cosas han sido constantes: los juegos han sido entretenidos y Russell Westbrook y Joel Embiid se han asegurado de que el entretenimiento se prolongue después de los partidos.

El sábado por la tarde, ambas cosas continuaron.

No sólo el Thunder emergió con una dramática victoria por 117-115 sobre los Sixers ante una afición que llenó el Wells Fargo Center, Westbrook y Embiid encontraron una nueva forma de mantener su perene rivalidad, gracias a que Westbrook se quejó de una falta de Embiid con 1:46 por jugar en el último cuarto.

“No creo que sólo haya caído sobre mí”, dijo Westbrook, quien registró 21 puntos, 10 rebotes y seis asistencias antes de salir de la duela por faltas en el cuarto periodo. “(Joel) hizo algo extra, pero, está bien”.

Luego, cuando un reportero preguntó si Embiid y él no tenían problemas entre ellos, Westbrook respondió, “No”. Cuando se le pidió ser más preciso, sólo dijo, “Vete a casa, hermano”.

La jugada que hizo enojar a Westbrook se dio cuando atrapó un pase en un rompimiento y pareció tener oportunidad de hacer una entrada para poner a Oklahoma City arriba en el marcador por cuatro puntos. En lugar de ello, perdió brevemente la posesión del balón, lo que le permitió a Embiid, quien corría para intentar bloquear el tiro de Westbrook, alcanzar al jugador del Thunder. Esto derivó en que Embiid saltara para defender un tiro que Westbrook no intentó y el centro de los Sixers cayó sobre su rival al piso.

Inicialmente, Westbrook se mantuvo en la duela con aparente dolor, pero, luego de que sus compañeros corrieron a verlo, se levantó e intentó alcanzar a Embiid, quien, a su vez, parecía no comprender qué molestó a Westbrook.

Tras ser calmado un poco, Westbrook comenzó a señalar a Embiid cuando ambos caminaban al otro lado de la cancha, lo que provocó un retraso de juego, antes de, eventualmente, acertar los dos tiros libres que pusieron a Oklahoma City arriba 108-104.

“Yo iba por el balón y él lo perdió, pero yo estaba listo en el aire”, explicó Embiid, quien sumó 31 puntos, ocho rebotes y seis asistencias pese a jugar con rigidez en la espalda, cuando se le pidió explicar qué sucedió en esa acción.

“No sé por qué (Russell) se enojó. No tengo idea, pero él siempre es así de emotivo”, agregó.

Cuando se le dijo que Westbrook creía que lo había empujado, Embiid dijo, “No tengo que dar explicaciones, pero yo estaba en el aire y fui a bloquear. Casi caí sobre él y me moví para caer a un lado, así que no tengo idea de lo que habla”.

Minutos más tarde, Westbrook le cometió falta a Embiid en un intento de triple con 14.9 segundos por jugar y con Filadelfia abajo por tres puntos y el jugador del Thunder salió del partido.

Westbrook y el coach del Thunder, Billy Donovan, aceptaron que Westbrook hizo contacto con Embiid en esa acción, pero ambos señalaron que la marcación fue exagerada y sólo se debieron dar los dos tiros libres a los Sixers y no tres para, potencialmente, empatar el juego.

Los oficiales no estuvieron de acuerdo y Embiid encestó los tres tiros libres para preparar lo que resultó ser una salvaje secuencia al final del juego. Primero, tras encestar los tres disparos desde la línea, los Sixers acorralaron a Dennis Schroder, quien puso el balón en juego en ausencia de Westbrook, y su pase fue interceptado por Jimmy Butler, quien encestó con una entrada para poner al frentr a Philadelphia 115-113 con 6.9 segundos en el reloj.

Sin embargo, así de rápido que los Sixers tomaron la delantera en la pizarra, así de rápido la perdieron, cuando Butler cometió falta a Paul George en un intento de triple con 5.1 segundos, lo que le dio al Thunder una acción de cuatro puntos para sellar la sorprendente victoria.

En el encuentro entre estos equipos la temporada pasada, Embiid y Westbrook intercambiaron palabras al final de la victoria de Oklahoma City en triple tiempo extra. Cuando el centro del Thunder, Steven Adams, salió por faltas, Embiid le hizo un gesto con la mano para despedirlo. Cuando el juego terminó, Westbrook hizo el mismo gesto a Embiid y ambos tuvieron mucho que decir tras el partido.

“Me dijo que fuera a casa. Esta (Philadelphia) es mi casa, así que, imagino, se trata de que él se fuera a casa”, dijo Embiid en aquella ocasión. “Ganaron el partido, les doy su crédito, hicieron muchas cosas, pero, el tipo (Russell) acertó como 10 de 33 tiros. Ojalá yo hubiera tirado 33 veces, hubiera tenido mejor oportunidad de ganar así el partido, pero me dijo que me fuera a casa. Esta es mi casa. No voy a ningún lado”.

“Le dije que se fuera a casa”, dijo Westbrook a su vez. “Le estaba diciendo tonterías a Steve-O, quien salió por faltas, saludando a la afición, lo que es innecesario. Decir adiós con la mano a Steve-O. Ya sabes. Ahora es momento de que él (Joel) se vaya a casa”.

Un mes después, cuando ambos equipos se vieron las caras otra vez en Oklahoma City, Westbrook miró fijamente a Embiid y a Ben Simmons, que veían desde la banca cuando el jugador del Thunder paseaba la bola en los segundos finales para asegurar otra victoria de Oklahoma City.

Y hace dos años en Philadelphia, en el primer juego de temporada regular de ambos equipos y el primero de Embiid en la NBA, un aficionado en primera fila fue expulsado de la arena por hacerle una seña obscena a Westbrook con ambas manos en el primer cuarto.

Pese a la atención que roba su rivalidad con Westbrook, lo que más frustró a Embiid fue que el Thunder extendiera su racha de triunfos sobre los Sixers a 19 y sólo tengan una derrota ante Philadelphia desde que se mudaron a Oklahoma City de Seattle, lo que sucedió en 2008.

“Tuvimos el juego. Los Sixers no le han ganado al Thunder, ¿en qué: 10, 11 años? Es ridículo. Quería obtener esa victoria. Haber tenido el triunfo en las manos es la razón por la que estoy enojado. Los teníamos”, sentenció Embiid.

Royce Young de ESPN contribuyó a este reporte.