Bravos gana pese a baja de Acuña

play
Un pelotazo a Ronald Acuña Jr. deja las bancas vacías en el SunTrust Park (1:28)

El primer lanzamiento de José Ureña, una recta a 97 millas, provocó reacciones entre los peloteros de Atlanta. El joven abandonaría el partido una entrada más tarde. (1:28)

ATLANTA - Ronald Acuña no tuvo siquiera la oportunidad de conectar su cuarto jonrón consecutivo en el primer turno de un juego. José Ureña se encargó de propinarle un pelotazo en el primer lanzamiento del encuentro del miércoles, lo que casi generó una gresca.

Luego, Dansby Swanson se hizo cargo de vengar al novato venezolano, al conectar un jonrón de dos carreras para que los Bravos de Atlanta vencieran 5-2 a los Marlins de Miami.
El pitcheo del dominicano Ureña golpeó a Acuña en el codo izquierdo y desató un altercado en que las bancas y bullpens de ambos equipos se vaciaron en un par de ocasiones.
Acuña había bateado cuadrangular en el primer turno de una doble cartelera ante los Marlins el lunes. Les repitió la dosis en el juego del martes, y Atlanta volvió a imponerse.
Así que difícilmente los Bravos iban a considerar que el pelotazo al venezolano era un accidente, pese a que el descontrolado Ureña ha golpeado a 11 rivales en esta temporada, con lo que está empatado con la mayor cifra en la Liga Nacional.
El manager de los Bravos, Brian Snitker, fue expulsado a raíz del conato de riña. Snitker insultó a Ureña y lideró a los Bravos cuando abandonaron el dugout por primera ocasión para involucrarse en una serie de empujones y discusiones en el terreno.
"Para ser sincero con ustedes, no estoy seguro de que nunca antes me hubiera sentido así vistiendo un uniforme de béisbol", dijo Snitker. "Me rebasaron las emociones. Ese chico (Acuña) no se merecía algo así".
La recta de Ureña, a 97 mph, causó dolor evidente en Acuña, quien se alejó corriendo del plato hacia la línea de la antesala y permaneció en cuclillas mientras recibía atención del kinesiólogo George Poulis.
Mientras, los jugadores protagonizaban la primera confrontación, cerca del montículo.
"Es la recta más rápida que ha lanzado en todo el año. Claramente tuvo la intención de golpearlo, y eso no está bien", dijo el primera base de los Bravos, Freddie Freeman. "Ojalá que se tomen medidas al respecto".
El orden pareció restablecido hasta que Acuña caminó a la primera base. Pero entonces, el novato sensación de los Bravos se quitó una espinillera y la arrojó en los límites del montículo, en un aparente desafío a Ureña.
Ello derivó en que las cuevas y los bullpens se vaciaran de nuevo. En ninguno de los dos momentos de tensión hubo intercambio de puñetazos.
Snitker fue expulsado por el umpire de la antesala Paul Nauert. Cuando los ánimos volvieron a serenarse, los umpires conversaron.
Chad Fairchild decidió después expulsar a Ureña y lanzar una advertencia a ambas bancas, lo que derivó en protestas por parte del manager de los Marlins, Don Mattingly.
Hubo otra larga demora para permitir que el derecho venezolano Eliéser Hernández calentara el brazo y reemplazara a Ureña.
Acuña siguió en el juego para correr por las almohadillas. Sin embargo, se marchó en la parte alta de la segunda entrada, luego de que había ocupado su puesto en el jardín izquierdo.
Las radiografías descartaron una fractura. Los Bravos informaron que se realizarán más análisis, cuyos resultados serán anunciados este jueves.
Dado que debió abandonar el encuentro tras recibir el pelotazo _un turno no oficial_, el venezolano puede continuar estadísticamente con su racha de vuelacercas seguidos en el primer turno de un juego.
Adam Duvall reemplazó a Acuña en el bosque izquierdo.
Los Bravos, líderes de la División Este de la Nacional, han hilvanado cinco duelos en fila. Los Marlins han perdido cinco consecutivos y ocho de los últimos nueve.
Kevin Gausman (7-9) aceptó dos anotaciones en seis innings. A.J. Minter resolvió a la perfección el noveno capítulo para lograr su undécimo salvamento en 12 oportunidades.
Los Bravos perdían por 2-0 antes de anotar tres veces ante el zurdo dominicano Jarlin García (1-2) en el cuarto acto.
Charlie Culberson, quien pegó un doble, anotó desde la antesala en un rodado del venezolano Ender Inciarte. Después de que Tyler Flowers negoció un boleto, Swanson logró su décimo vuelacerca de la campaña.
Por los Marlins, los venezolanos Rafael Ortega de 3-1 con una anotada, Hernández de 1-0, Miguel Rojas de 1-0. Los dominicanos Starlin Castro de 4-1 con una anotada y una empujada, Magneuris Sierra de 3-0.
Por los Bravos, el venezolano Inciarte de 4-1 con una anotada y dos impulsadas.