Seis décadas del retiro de Jackie Robinson

Jackie Robinson dio a conocer su decisión de abandonar el beisbol profesional el 5 de enero de 1957. Transcendental Graphics/Getty Images

Jackie Robinson lo decidió con la misma clase que mostró durante nueve temporadas en las Grandes Ligas, la misma que le permitió ser el primer jugador negro en la Gran Carpa.

“Mis piernas están cansadas y lo sé”, redactó Robinson en un artículo titulado “Mi Futuro” publicado el 5 de enero de 1957 en la revista "Look", y en el que dio a conocer su retiro como jugador. Hoy hace exactamente seis décadas del suceso.

Varios hechos llamaron la atención de la decisión de Robinson. El primero y más notable, es que decidió anunciarlo a través de una revista, en lugar de hacerlo vía los Dodgers.

Segundo, Robinson venía de una temporada, la de 1956, con un rendimiento regular, en el que terminó con .275 de promedio de bateo, 12 robos y 61 carreras impulsadas. Versiones aseguran que su desempeño en el diamante comenzaba a estar afectado por la diabetes que padecía.

Robinson, quien ya tenía 38 años, había expresado desinterés por mantenerse como jugador y que deseaba convertirse en manager.

Fue por esto que al final de la temporada, los Dodgers lo enviaron a su archirrival, los Gigantes a cambio de Dick Littlefield y 35 mil dólares en efectivo.

La noche del 11 de diciembre, el gerente general de los Dodgers, Buzzie Bavasi, llamó a Robinson para decirle que había sido cambiado a los Gigantes, que en ese entonces todavía tenían como sede Nueva York.

Los compañeros de equipo de Jackie y el público reaccionaron con sorpresa ante la noticia y se unieron en su defensa, a pesar de que Robinson no tenía intención de acepar la decisión.

De hecho, como se menciona en el libro de Arnold Rampersad "Jackie Robinson: Una Biografía", el mítico jugador ya había decidido retirarse y aceptó una posición como vicepresidente de la cadena de restaurantes de comida Chock Full O´Nuts.

Al mismo tiempo, Robinson cerró un contrato para darle a la revista “Look” los derechos exclusivos sobre su retiro, lo que significaba que los aficionados no pudieron saber la noticia hasta la fecha de publicación, hasta la primera semana de 1958.

Otro dato interesante es que Robinson ya había colaborado antes con “Look” para publicar una serie autobiográfica entre enero y febrero de 1955.

Tampoco puede pasarse por algo que Robinson estaba inconforme con el trato que recibió como profesional. Luego de su retiro, el 14 de abril de 1957, en una entrevista con un programa de televisión, el mítico número 42 discutió los pros y los contras de los jugadores que son negociados en el beisbol y los derechos civiles de los empleados en general en la Unión Americana.

Tras el adiós a los diamantes, Robinson mantuvo un notable activismo social, siempre enarbolando la causa contra el racismo y en pro de la igualdad de los derechos civiles para los negros en Estados Unidos.

LA CARTA A LOS GIGANTES

Uno de los grandes mitos es que Jackie Robinson optó por el retiro en lugar de jugar para el rival más grande de los Dodgers, nada menos que los Gigantes de Nueva York.

Robinson mantuvo su decisión de retirarse, pese a que los Gigantes trataron de hacerle cambiar de opinión.

Aceptar el puesto directivo con la cadena de restaurantes y las declaraciones del propio jugador respecto a su intención de ser manager, desecharían la teoría de que Robinson despreció a esa novena.

Un hecho que también refuerza esto es una carta que Robinson le escribió al dueño de los Gigantes, Horace Stoneham, para informarle la decisión de su retiro:

"Estimado Sr. Stoneham:

Después de mucho considerarlo, he decidido solicitar para ser colocado en la lista de jubilados voluntariamente debido a que voy a dedicar mi tiempo por completo a las opciones de negocio que se me han presentado.

Mi sincero agradecimiento a usted y al señor Feeney por su maravillosa cooperación y comprensión en este asunto.

Le aseguro que mi retiro no tiene nada que ver con mi canje a su organización. De todo lo que he escuchado de personas que han trabajado con usted, sería un placer formar parte de su organización.

Una vez más mi agradecimiento y le deseo éxito a usted y los Gigantes de Nueva York.

Atentamente,

Jackie Robinson".

La opción de que Robinson jugara para los Gigantes estuvo tan viva que incluso existe una fotografía en la que Robinson, Rachel, su mujer, y su hijo de Jackie Jr. posan con un banderín de los Gigantes de Nueva York.