¿Cómo responderán los Cachorros ahora que están en la cima?

NUEVA YORK -- De visita a la Casa Blanca el mes pasado, Joe Maddon consignó el lema que debe inspirar a los Cachorros de Chicago tras haber ganado su primera Serie Mundial desde 1908.

''Me inclino por la frase o el concepto de que no hay que darse por satisfecho'', dijo el manager de los Cachorros. ''Soy de la opinión que cuando te relajas, después de un momento tan significativo como ese, corres el riesgo de no querer seguir progresando. Así que lo que más quiero es que no nos demos por satisfechos''.

Apenas han pasado tres meses desde que Kris Bryant fue captado sonriente al fildear el rodado que significó el último out de la Serie Mundial ante los Indios de Cleveland, sentenciando una victoria 8-7 al cabo de 10 innings en un séptimo juego.

¡Campeones de la Serie Mundial! Una novedosa y extraña condición para los Cachorros, una franquicia que, tras sus fracasos, se consolaba diciendo que siempre se puede ''esperar por el próximo año''.

Pues ese próximo año se pone en marcha la semana entrante al abrir su pretemporada en Mesa, Arizona.

¿Cómo responderán los Cachorros ahora que están en la cima? ¿Serán capaces de repetir? ¿Serán la próxima gran dinastía del béisbol de las Grandes Ligas?

''Me parece que contamos con el grupo ideal de jugadores que son conscientes de lo especial de nuestro logro, pero que entienden lo formidable de consolidar ese éxito y repetirlo al año siguiente'', dijo Bryant, el tercera base que viene de ganar el premio al Jugador Más Valioso de la Liga Nacional. ''Creo que nuestra ambición es más grandes y queremos ser ese equipo que repite títulos. Tenemos la mentalidad adecuada''.

Desde los Yankees de Nueva York con su triplete entre 1998-2000, ningún conjunto ha podido revalidar la corona de las mayores.

Con un equipo cuyo núcleo de figuras es joven, los Cachorros se proponen cumplir con algo que no consiguen desde 1908. Otra vez, ese año como referencia. Y es que esa fue la temporada que repitieron como campeones.

Bryant y Anthony Rizzo lideran el ataque; podrán contar con el bate zurdo de Kyle Schwarber por toda una campaña tras perderse casi todo 2016 al romperse la rodilla; y Jon Lester sobresale al frente de la rotación. Los mayores cambios están en su bullpen en el que Wade Davis y Koji Uehara deben compensar la salida de Aroldis Chapman.

Otras consideraciones al iniciar los entrenamientos de primavera:

¿MISMOS RIVALES EN LA SERIE MUNDIAL?

No es descabellado pensar que los Cachorros e Indios vuelvan a citarse en octubre. La derrota en el último clásico dejó a Cleveland con la sequía sin campeonatos más larga, una que se remonta a 1948.

Los dirigidos por Terry Francona son los máximos favoritos para ganar el título de la Liga American, mucho más tras un receso de invierno en el que aparecieron en el momento propicio para adquirir a Edwin Encarnación, uno de los bateadores más destacados de la agencia libre.

Aún debe doler en Cleveland el que no pudieron coronarse al dejar escapar una ventaja 3-1 en el Clásico de Otoño, pero los Indios saben que estuvieron tan cerca pese a perder por lesiones a los abridores Carlos Carrasco y Danny Salazar. Con ambos de vuelta, más el as Corey Kluber, tienen una de las mejores rotaciones del béisbol. Encarnación, quien ha promediado 39 jonrones las últimas cinco temporadas, se une a una ofensiva que incluye al torpedero Francisco Lindor y que suma al jardinero izquierdo Michael Brantley, el tercero en la votación del JMV de 2014 y que apenas disputó 11 juegos el año pasado por una lesión del bíceps.

DOS EQUIPOS GOLPEADOS POR TRAGEDIAS

Los Reales de Kansas City habían dado casi por hechos sus deberes del invierno cuando el 22 de enero recibieron la peor de las noticias, que el joven abridor Yordano Ventura se había matado en un accidente vial en su natal República Dominicana. Con un mes de iniciar los entrenamientos en Arizona, el equipo tenía que lidiar con el luto al perder a un talentoso pitcher de 25 años que apenas despuntaba y obligados a buscar un reemplazo en la rotación abridora.

Esa plaza fue cubierta a principios de febrero al contratar al veterano Jason Hammel.

''Vamos a reemplazarlo (a Yordano) en el terreno. Pero nunca podremos reemplazar esa sonrisa y personalidad. Es lo que más duele'', señaló el manager de los Reales, Ned Yost.

No son los únicos que perdieron a un joven pitcher. Los Marlins de Miami se preparan sin su as José Fernández, quien murió junto a dos acompañantes en un accidente náutico cuando quedaba algo más de una semana en la pasada campaña. La incertidumbre rodea a la franquicia en el inicio del año al trascender que el dueño Jeffrey Loria habría alcanzado un acuerdo preliminar para vender el equipo.

CAMBIOS DE POSICIÓN

Todas las miradas estarán puestas en Andrew McCutchen, el estelar jardinero de los Piratas que viene de una mediocre campaña para sus estándares. El nombre del JMV de 2013 sonó en numerosos rumores de cambio, pero se quedó. Acaba de aceptar un cambio de posición con Pittsburgh, pasando del bosque central al derecho.

El experimento de Miguel Sanó en el jardín derecho con los Mellizos resultó un fiasco y ahora vuelve a la tercera base, la posición natural del dominicano. Para que Minnesota resurja tras una campaña de 103 derrotas, el aporte ofensivo de Sanó es esencial.

Rockies de Colorado sorprendió cuando desembolsó 70 millones en un contrato de cinco años por Ian Desmond, asignándole el puesto de primera base. ¿Cuál es su experiencia defendiendo en esa posición? Nula en cualquier nivel profesional.

UN CANJE DE ÚLTIMO MOMENTO

Los Medias Blancas de Chicago se desprendieron de Chris Sale y Adam Eaton durante las reuniones de invierno, apilando varios prospectos. Todavía pueden seguir con ese plan, esperando por el momento oportuno para conseguir una buena recompensa por el zurdo colombiano José Quintana, quien acumula cuatro campañas seguidas de 200 innings lanzados y tiene un módico contrato de 38 millones por los próximos cuatro años.

¿Su destino? Los Astros de Houston es el equipo que encaja mejor para adquirir a Quintana. Tienen la necesidad de añadir una ficha que ofrezca garantías en la rotación y cuentan con los prospectos para hacerlo realidad. Los Medias Blancas también escucharían ofertas por su cerrador David Robertson.