Tras lesión de Zimmer, Indios probaría con 2B Kipnis en los jardines

CLEVELAND -- Jason Kipnis vuelve a una vieja posición.

Kipnis, dos veces seleccionado al Juego de Estrellas como el segunda base de Indios de Cleveland podría acabar defendiendo el jardín central en lo que los Indios buscan reforzarse luego que el novato Bradley Zimmer se fracturó la mano izquierda en un partido contra Orioles de Baltimore el domingo. Se teme que Zimmer acabe perdiéndose el resto de la campaña.

Kipnis, quien ha estado en la lista de lesionados desde el 23 de agosto por una dolencia muscular que le afectado en los últimos meses, se entusiasmó con la posibilidad de volver a los jardines. Se desempeñó como jardinero en la universidad e inició su carrera en las menores en los jardines de la sucursal Clase A de Mahoning Valley en 2009.

''Estoy muy seguro que aún puedo hacerlo'', dijo Kipnis.

Zimmer se lesionó al zambullirse en la primera base durante el séptimo inning de la victoria 3-2 ante los Orioles, la 18va seguida de Cleveland.

El manager Terry Francona informó que Zimmer fue examinado el lunes por el doctor Thomas Graham, un reconocido especialista de manos en Nueva York el lunes. La agresividad de Zimmer contribuyó en su lesión, pero Francona no expresó estar contrariado por la decisión de Zimmer de lanzarse de cabeza para llegar a la base.

Los Indios esperarán recibir de Graham un diagnóstico y tratamiento sobre Zimmer antes de tomar medidas definitivas.

Kipnis tomó elevados en el jardín central previo al inicio de una serie contra los Tigres de Detroit el lunes.

Con Kipnis ausente, el dominicano José Ramírez pasó de la tercera base a segunda con el colombiano Giovanny Urshela apoderándose de la titularidad en la antesala. Kipnis reconoció que ambos son sólidos jugadores defensivos, dándole a Cleveland una alineación estable.

''Soy alguien orgulloso y competitivo. Pienso que, si estuviera sano y jugando, no tendríamos esta conversación'', dijo Kipnis. ''Pero, al mismo tiempo, hay que adaptarse a los cambios conforme ha marchado el año, con las lesiones y demás. Uno debe buscar la mejor forma de encajar. No cabe duda que José y Gio son defensores fantásticos. No soy ciego. Lo puedo ver. Ejecutan jugadas sensacionales todos los días''.