México en 2017: 'Clásica' eliminación; protagonista caribeño

play
¿Cómo se vivió la confusa eliminación de México en el estadio? (1:44)

Carolina Padrón y León Lecanda relatan lo vivido en el inmueble y explican los motivos por los que México quedó fuera del torneo. (1:44)

El béisbol mexicano vivió un 2017 agridulce, pues en el Clásico Mundial de Béisbol se tuvo una decepcionante 'clásica eliminación' por segundo torneo seguido, mientras que en la Serie del Caribe se mantuvo el protagonismo por quinto año consecutivo.

La confusa redacción, interpretación o traducción de una regla de desempate, dejó a México --jugando en casa-- fuera en la primera ronda del Clásico Mundial de Béisbol en marzo pasado en Zapopan, Jalisco.

México no pudo con Italia y Puerto Rico en los primeros dos encuentros del torneo, y en el tercero ganó por dos carreras a Venezuela, ventaja que para el conjunto azteca era suficiente para disputar un partido de desempate por el pase a la siguiente ronda.

Con ese resultado, México, Italia y Venezuela terminaron con marca de 1-2 en ganados y perdidos, por lo que tuvo que aplicarse una regla con la fórmula que divide las carreras entre las entradas jugadas a la defensa, y la cual no específica si cuentan los tercios de inning, lo que al final afectó al equipo mexicano y lo dejó eliminado, ya que Italia y Venezuela jugaron el desempate.

México hizo una escandalosa protesta --con rueda de prensa incluida a las 3:00 horas de la madrugada-- que fue rechazada por el comité del WBC, lo que hizo prometer a Adrián ''Titán'' Gonzáalez no jugar nunca más un Clásico Mundial de Béisbol.

La falta de claridad en el reglamento propició que las cuentas oficiales (@WBCBaseball, @MLB y @MLBNetwork) dieran en un principio a la novena azteca como el equipo que disputaría el desempate ante Italia, pero minutos más tarde se cambiaría la decisión y finalmente serían los venezolanos.

Pero independientemente de eso, México tuvo un torneo para el olvido al caer el 9 de marzo en el primer choque 10-9 ante Italia, equipo que remontó en la novena con cinco carreras ante el astro mexicano de Grandes Ligas, Roberto Osuna, para llevarse el triunfo.

En el segundo encuentro, dos días después, se toparon ante Puerto Rico, quien llegó a la novena entrada con ventaja de 5-4 y con cuatro carreras más ante Miguel Aguilar y Joakim Soria remachó una victoria de 9-4.

En el tercer partido México se enfrentó a Venezuela y llegó a tener ventaja de 8-1, 9-4 y 11-6, para al final ganar 11-9, ante los aguerridos venezolanos que pisaron el plato ocho veces de la quinta a la séptima, pero en las últimas dos no pudieron ante Óliver Pérez y Osuna.

Esteban Quiroz --firmado recientemente por Medias Rojas de Boston-- fue el mejor jugador de México al batear de 6-4 para un .667, con par de jonrones, cinco carreras anotadas y cinco producidas, mientras que ''Titán'' González fue la decepción con .083 al sumar un hit en 12 turnos, con una anotada y una producida.

LA OTRA CARA DE LA MONEDA EN SERIE DEL CARIBE

play
2:35

México no pudo defender su título en la Serie del Caribe

Puerto Rico vino de atrás para quitarle la corona al campeón 2016 en su casa.

Antes del papelón de México en el Clásico Mundial, en febrero los Águilas de Mexicali volaron por las alturas en la Serie del Caribe celebrada en nuevo Estadio de Tomateros, en Culiacán, al llegar hasta la final.

México ganó los primeros tres partidos de la serie, para imponer un récord para el país de nueve victorias consecutivas desde 2016, cuando Venados de Mazatlán fue campeón con récord perfecto de 6-0. Antes tres veces tuvo como máximo cinco.

Ante estadio lleno, México arrancó su participación venciendo a Puerto Rico 4-2, tras un duelo de ceros en los primeros seis innings que fue decidido por jonrones de Chris Roberson en la séptima con dos en base y Yuniesky Betancourt sin gente en base en la octava.

En los siguientes dos encuentros derrotaron a Dominicana y Venezuela respectivamente, y en el segundo de ellos el mexicano Sebastián Valle hizo historia al ser el primer jugador en la historia que termina un partido con un grand slam --novena entrada.

Cuando México buscaba su décimo triunfo al hilo, Vladimir Baños (8.2 innings) y José Ángel García (0.1 inning) los pintaron de blanco en triunfo de Cuba, 4-0.

Tras registrarse triple empate en el primer lugar con 3-1, el comité organizador levantó polémica al aplicar la fórmula del desempate, pues dio a conocer las semifinales con partidos que no se dieron, quedando México ante Cuba y Venezuela frente a Puerto Rico.

En otro duelo de pitcheo, en la semifinal México superó 1-0 a Cuba para llegar a su quinta final seguida desde 2013. Agustín Murillo remolcó la única carrera con sencillo en la quinta entrada ante Lázaro Blanco, que perdió ante Miguel Peña.

En la final, se vivió otro gran duelo de pitcheo que se decidió en la décima entrada con la victoria y el título para Puerto Rico al derrotar 1-0 a México. Elevado de sacrificio de Jonathan Morales ante Jake Sánchez decidió la historia.

México metió a cinco jugadores en el Equipo Ideal, así como al manager Roberto Vizcarra, que fue criticado al final por no usar emergentes en momentos claves del partido por el título. Valle quedó como receptor, Jason Bourgeois, Roberson y Ronnier Mustelier como jardineros y Sánchez como pitcher de relevo.

Héctor Daniel Rodríguez brilló en el pitcheo al no tolerar carrera en nueve episodios y ponchar a 11. Héctor Velázquez fue colíder de ponches y tras su actuación lo firmó Boston, equipo con el que debutó en Grandes Ligas.

En el bateo Roberson fue el mejor del equipo mexicano con .409, para quedar quinto entre los líderes, cuatro lugares arriba de su compañero Luis Juárez que bateó .368.