Barato y recortado, pero habrá béisbol en Puerto Rico

Puerto Rico tendrá béisbol invernal, diferente, a bajo costo y con un calendario reducido, debido a los devastadores daños dejados en la Isla del Encanto el paso del huracán María, en septiembre pasado. Getty Images

Puerto Rico tendrá béisbol invernal, diferente, a bajo costo y con un calendario reducido, debido a los devastadores daños dejados en la Isla del Encanto el paso del huracán María, en septiembre pasado.

En rueda de prensa en el estadio Hiram Bithorn, de San Juan, el presidente de la Liga de Béisbol Profesional Roberto Clemente, Héctor Rivera Cruz, ofreció detalles de cómo se llevará a cabo el torneo, el que por momentos incluso se pensó en suspender, pero ello dejaría a la Serie del Caribe sin la participación del campeón defensor, ya que los Criollos de Caguas ganaron la edición del 2017 disputada en Culiacán, México.

Después de intensas reuniones, análisis y negociaciones, se decidió celebrar una versión recortada de la LBPRC, con la participación de sólo cuatro equipos: el campeón Caguas, los Cangrejeros de Santurce, los Gigantes de Carolina y los Indios de Mayagüez.

El evento se inaugurará el 5 de enero, cinco días después de conmemorarse el aniversario 45 de la trágica muerte de Clemente y según explicó Rivera Cruz, la primera fecha se disputará en el estadio Isidoro García, de Mayagüez, con una doble jornada.

A primera hora, a las tres de la tarde, rivalizarán Carolina y Santurce, mientras que en la noche el campeón Caguas enfrentará a los anfitriones Indios, aprovechando que en el área donde está enclavado el parque ya está restaurado el servicio eléctrico y es el único cuyas torres de alumbrado están aptas para utilizarse.

Entre los dos juegos se llevará a cabo la ceremonia inaugural, que contará con la presencia de la mayoría de los integrantes del equipo de Puerto Rico que terminó en segundo lugar en el Clásico Mundial de Béisbol y fue bautizado como el Team Rubio.

Además, en el acto inaugural se espera la asistencia del presidente de la Confederación de Béisbol Profesional del Caribe, el dominicano Juan Francisco Puello Herrera, así como Tany Pérez, Roberto Alomar y Orlando Cepeda, los tres miembros del Salón de la Fama de Cooperstown.

El calendario contempla 18 partidos para cada equipo en la fase clasificatoria. El que termine primero asegurará automáticamente un boleto a la serie final, mientras que el que finalice cuarto queda eliminado.

Los ocupantes de los sitios dos y tres celebrarán un partido de muerte súbita, cuyo vencedor avanzará a la serie final de cinco a ganar tres.

Rivera Cruz resaltó que el costo total de operaciones de la temporada no llegará al millón de dólares.

Eso incluye el pago de salarios a los jugadores, la compra de pelotas, arreglos de los terrenos y otros gastos de operaciones.

Y aunque la entrada general al público será gratuita, el directivo dejó abierta la posibilidad de que se vedan algunos palcos para ayudar al fondo de la liga.

La LBPRC correrá con todos los gastos, sin que los equipos o los municipios donde juegan tengan que hacer aportes.

El funcionario agregó que los gastos operaciones incluyen también los pagos a las emisoras de radio que transmitirán los partidos, mientras que los equipos tendrán un límite de gastos de 135 mil dólares cada uno.

Además del Isidoro García y el Hiram Bithorn de San Juan, casa de los Cangrejeros, se jugarán en los estadios Evaristo Roldán de Gurabo y Hermanos Marrero, de Aibonito, en sustitución del Roberto Clemente Walker, de los Gigantes, y el Yldefonso Solá Morales, de los Criollos, demasiado dañados por María para usarse en el certamen.

El titular de la LBPRC indicó además que los 20 jugadores que pertenecen a los equipos boricuas y a quienes se les dio permiso para participar en las ligas de Venezuela, República Dominicana y México deben reportarse a sus respectivos conjuntos el 31 de diciembre. También reveló que la Corporación de Puerto Rico para la Difusión Pública será la encargada de transmitir todos los juegos por el canal 6 WIPR, así como los encuentros de la Serie del Caribe.

Por último, Rivera Cruz ratificó que Puerto Rico será la sede de la Serie del Caribe en el 2020.

Caguas con cinco refuerzos extranjeros

Los Criollos de Caguas, bajo la batuta de Luis Matos, anunciaron que tendrán cinco peloteros importados en el róster que buscará defender la corona de la pasada campaña.

Los foráneos son los jardineros cubanos Rusney Castillo y Dayron Varona, así como de los lanzadores estadounidenses Jake Fisher, Robby Rowland y Paco Rodríguez.

Castillo, que pertenece a la organización de los Boston Red Sox, jugará su tercera temporada seguida en la Isla del Encanto, donde el pasado año fue pieza clave en la conquista del título local y en el clásico caribeño, mientras que Varona estuvo anteriormente en Puerto Rico, pero con el uniforme de Carolina.

El gerente general de los Criollos, Edwards Guzmán, no descartó la posibilidad de contratar a un sexto extranjero, aunque en este caso y a diferencia de Rowland, Fisher y Rodríguez, relevistas los tres, sería un lanzador abridor, sin adelantar que nombres se estarían manejando.