El pelotero de cada equipo de GL del que no se habla lo suficiente

Josh Reddick es el pelotero que todo manager desea en su equipo, con calidad ofensiva y sólido guante a la defensiva. Getty Images

OK. Ya es suficiente de Giancarlo Stanton, Shohei Ohtani y J.D. Martinez.

Estos peloteros han recibido suficiente publicidad al inicio de los campamentos de primavera. Veamos a otros jugadores fuera del radar que no obtienen mucha publicidad, pero, que, quizá sin ser grandes estrellas, ayudan a sus equipos a ganar partidos.

LIGA AMERICANA

Mychal Givens (Relevista)
Orioles de Baltimore
¡Hey, un relevista! Va ser tema de debate. Los Orioles realmente no tienen otro fuerte candidato, especialmente con Jonathan Schoop recibiendo buenas críticas por su curva. Givens ha trabajado 153.1 entradas las últimas dos temporadas con efectividad menor a 3.00, lo cual significa algo. ¿De repente no sientes que Buck Shoewalter podría encontrar a ocho tipos en una prueba y convertirlos en algo útil en el bullpen?

Drew Pomeranz (Abridor)
Medias Rojas de Boston
Con toda la atención que se le da al intento de Chris Sale de ganar el Cy Young, al drama de David Price y los problemas de Rick Porcello, tranquilamente, Pomeranz terminó con marca de 17-6 con efectividad de 3.32, 174 ponches y 173.2 entradas de labor. Será agente libre tras la temporada 2018 y si registra una tercera buena campaña, se va a convertir en un hombre muy rico.

Nick Delmonico (Jardinero)
Medias Blancas de Chicago
Realmente, estos son rangos de ponches-bases por bolas de algunos de los bateadores de los Medias Blancas en 2017: 162-13, 117-19, 111-33, 165-19. Delmonico, por otro lado, quedó 31-23 en 166 viajes a la caja de bateo, lo cual está en el rango de Ted Williams para este equipo. Así que, por favor, esperemos que en realidad pueda batear.

Dan Otero (Relevista)
Indios de Cleveland
Su efectividad las últimas cinco campañas: 1.38, 2.28, 6.75, 1.53 y 2.85. Tuvo 46 malas entradas para los Atléticos en 2015, razón por la que los Indios pudieron obtenerlo por nada, pero, en algún punto, tenemos que creer que es un gran lanzador, incluso, pese a su baja velocidad y bajo total de ponches. Con la salida de Brian Shaw en la agencia libre, el papel de Otero podría ser más relevante en 2018.

Warwick Saupold (Relevista)
Tigres de Detroit
Sólo quise escribir “Warwick Saupold” al menos una vez este año. Parece el nombre de un personaje de novela en la que Estados Unidos es atacada por formas de vida mutantes y sólo un jugador de beisbol y científico de medio tiempo de nombre Warwick Saupold puede salvar al país. Excepto que Saupold no es estadounidense. ¡Es australiano! (Lo siento, aficionados de los Tigres. ¿Qué tal Shane Greene? Podría ser un buen cerrador este año)

Josh Reddick (Jardinero)
Astros de Houston
Recibió más atención la temporada pasada por celebrar el título de la División Oeste de la Liga Americana con la bandera de Estados Unidos en su ropa interior que por otra cosa que haya hecho en el diamante. El primer año de un contrato por cuatro y $54 millones de dólares fue un gran éxito al batear para .314/.363/.484 con sólido desempeño en el jardín derecho. Reddick ha promediado 3.6 WAR por temporada desde 2012.

Whit Merrifield (Segunda base)
Reales de Kansas Ciy
Apenas me di cuenta de lo siguiente: Merrifield fue líder de la Liga Americana con 34 robos de base. De acuerdo, fue el total más bajo para un líder en cualquier liga desde que Luis Aparicio fue líder con 31 en 1962. De cualquier forma, Merrifield se ha convertido en un buen pelotero con 3.9 de WAR en 2017. Nada mal para una selección colegial de novena ronda que nunca recibió atención como prospecto.

Martin Maldonado (Catcher)
Angelinos de Anaheim
Quizá estés pensando, “¿un catcher que bateó para .221 y empujó 38 carreras? ¿Qué clase de lista es esta?”. Ese es el punto. La defensiva de Maldonado es así de buena. Su bat es débil a excepción de un jonrón ocasional, pero Maldonado mereció el Guante de Oro que ganó al poner out al 39 por ciento de quienes le intentaron robar una base.

Jorge Polanco (Shortstop)
Mellizos de Minnesota
La primera temporada completa de Polanco produjo 2.1 de WAR y más poder del esperado con 46 extrabase. El rango de ponches de Polanco estuvo por debajo del promedio de la liga y su defensiva fue promedio también (menos 1 de carreras defensivas salvadas). Es joven como para mejorar, especialmente si aprecian sus estadísticas en la segunda mitad de la campaña: .293/.359/.511, 10 jonrones.

Matt Chapman (Tercera base)
Atléticos de Oakland
No será un pelotero anónimo por mucho tiempo si mantiene su desempeño defensivo como Nolan Arenado. Su temporada de novato fue prometedora en la categoría de poder junto con su espectacular defensiva y si puede pulir su ofensiva y mejorar su porcentaje de embase (.313 el año pasado), va a ir a varios Juegos de Estrellas en su carrera.

J.A. Happ (Abridor)
Azulejos de Toronto
Las últimas tres temporadas, tiene marca de 41-23 con 3.43 de carreras limpias. Eso lo pone en el lugar 21 entre los pitchers con al menos 400 entradas trabajadas, mejor que Gerrit Cole, Marcus Stroman y Chris Archer.

Mitch Haniger (Jardinero)
Marineros de Seattle
Si quieren a un buen candidato para 2018, no pierdan de vista a Haniger. Bateaba para .342 a finales de abril cuando sufrió la torcedura de un músculo. Más tarde, sufrió un pelotazo en la cara y fue a la lista de lesionados, pero regresó en septiembre y bateó para .353 con siete jonrones (aunque su rango de ponches y bases por bolas, bueno al inicio de la temporada, cayó a 27-3). Tiene 27 años y es un defensivo arriba del promedio en el jardín derecho y eso le valió registrar un WAR de 3.0 con solo 96 juegos la temporada pasada.

Alex Claudio (Relevista)
Rangers de Texas
Claudio es una aberración en la época actual de relevistas con rectas quemantes, es un zurdo de sinker que lanza rectas a 86 millas. Sin embargo, su rango de rolas fue de 60 por ciento las últimas dos temporadas, así que hace su trabajo –2.61 de efectividad las últimas dos campañas con sólo siete jonrones permitidos en 134.1 entradas—con un rango de ponches que, incluso, sonrojaría a un cerrador de los 80.

Mallex Smith (Jardinero)
Rays de Tampa Bay
Piensen en las habilidades de Ender Inciarte. Nadie creyó pensó mucho en Inciarte en sus dos primeras temporadas, tampoco. Si Smith rfesulta ser así de valioso –y tiene 2.7de WAR en 497 turnos al bat)—hará más sencilla la pérdida de Steven Souza.

Jordan Montgomery (Abridor)
Yankees de Nueva York
Hace unos días salió un reporte de que los Yankees estaban interesados en Lance Lynn. Es difícil encontrar la razón de esto, pues Lynn no es mejor que Montgomery, quien tuvo una campaña fuera del radar como novato, al terminar con marca de 9-7, efectividad de 3.88 y sólidos periféricos. Es un chico de gran tamaño, tiene un arsenal de cuatro pitcheos, lanza con fuerza para ser zurdo (su recta promedia 92 millas) y terminó fuerte (2.49 de efectividad en septiembre). No hay razón alguna para sacarlo de la rotación.

LIGA NACIONAL

Robbie Ray (Abridor)
Diamantes de Arizona
Sí. Otra razón para mencionar a Robbie Ray. Siento que su agente me debe un pago por debajo de la mesa, pero ¡Robbie es realmente bueno! ¡Promedió 12.1 ponches cada nueve entradas¡ Si el humidifcador que están instalando en Arizona funciona para Sofocar a las ofensivas, Ray podría ser candidato al Cy Young.

Ender Inciarte (Jardinero)
Bravos de Atlanta
Ganó Guantes de Oro consecutivos y fue elegido al equipo All-Star el año pasado, así que no es que sea ignorado, pero es la clase de pelotero que aún es subestimado por las masas. J.D. Martinez tiene un contrato por más de $100 millones, pero Inciarte lo superó en el WAR acumulado las últimas cuatro campañas, 15.7 a 15.2.

José Quintana (Abridor)
Cachorros de Chicago
Predicción: El mejor abridor de los Cachorros será Quintana, no Yu Darvish, Jon Lester o Kyle Hendricks.

Tucker Barnhart (Catcher)
Rojos de Cincinnati
El nuevo sistema de votación para el Guante de Oro es una notable mejoría de cuando los managers y coaches sólo votaban por los mismos jugadores cada año. Barnhart mereció ganar en 2017. En el pasado, el premio hubiera ido a Buster Posey sin duda por su capacidad para batear o a Yadier Molina como elección por legado. Además, Barnhart no es un out automático en el plato con una línea de .270/.347/.403.

Jon Gray (Abridor)
Rockies de Colorado
Clayton Kershaw quizá tenga problemas al mantener su efectividad debajo de 4.00 en Coors Field en esta época dominada por los jonrones, pero eso es exactamente lo que Gray hizo en 2017. Una advertencia: Sólo tuvo 20 aperturas (sólo ocho fueron en Coors) tras sufrir la fractura del pie en su tercera salida, pero si lanza como lo hizo el año pasado por más de 30 aperturas, veremos a un pitcher con potencial de registrar un WAR de 5.

Ross Stripling (Abridor)
Dodgers de Los Ángeles
No hay nada muy llamativo sobre Stripling y, aunque los Dodgers lo usaron casi exclusivamente como relevo en 2017, podría ser abridor en muchos equipos. Ya sabes. Quizá la Serie Mundial hubiera sido distinta si Dave Roberts no lo relega hasta atrás en el bullpen.

Derek Dietrich (Utility)
Marlins de Miami
Ha sido un gran jugador de banca las últimas tres temporadas al batear para .261/.351/.432 al jugar como segunda base, tercera y jardinero izquierdo. Podría ser el titular en esa pradera y si produce, probablemente será cambiado.

Travis Shaw (Tercera base)
Cerveceros de Milwaukee
Sus números fueron menos que estelares con los Medias Rojas en 2016. Los Cerveceros lo obtuvieron por el relevista Tyler Thornburg y Shaw brilló en 2017 con línea de .273/.349/.513 y 31 jonrones, todo mientras cuidaba a su hija, quien nación en junio con una anormalidad en el corazón que requirió cirugías de alto riesgo (fue dada de alta en diciembre). Shaw juega cómo sólida tercera base, especialmente impresionante para un pelotero que pasó más tiempo en las menores en primera, y bateó mejor en gira, así que no sólo aprovechó jugar en Miller Park.

Jerry Blevins (Abridor)
Mets de Nueva York
El zurdo Blevins ha hecho una carrera positiva, en parte, porque no es completamente inútil ante bateadores derechos, aunque Terry Collins lo limitó a sólo 91 entradas en 184 juegos las últimas dos campañas.

César Hernández (Segunda base)
Filis de Filadelfia
Todos esperaban que los Filis cambiaran a Hernández para hacer espacio para el prospecto Scott Kingery, pero no lo hicieron y por una buena razón: Hernández es bueno. Promedió un WAR de 3.2 las últimas dos temporadas y los Filis quizá terminen por quedarse con él y convertir a Kingery en un utility como Ben Zobrist.

Josh Bell (Primera base)
Piratas de Pittsburgh
Parece que esperamos por siempre para que llegara Bell y cuando finalmente jugó su primera temporada completa, como que lo ignoramos. Hubieron algunas señales positivas con 26 jonrones y un sólido control de la zona de strike sin un rango excesivo de ponches. Para llegar al siguiente nivel, Bell necesitará pegar menos rolas (51 por ciento en esa categoría) y aprovechar su poder natural.

José Martínez (Primera base/Jardín izquierdo)
Cardenales de San Luis
¿Tommy Pham? Ya conocen a Tommy Pham. Martínez podría batear siempre –bateó para .384 en Triple A en 2015—pero, la temporada pasada se convirtió en uno de esos peloteros que buscan sus ángulos y comenzó a volarse la barda con regularidad. Conectó 14 jonrones en 272 turnos como parte de una línea de .309/.379/.518 y, al menos, debería ser titular ante lanzadores zurdos y servir como arma poderosa desde la banca.

Dinelson Lamte (Abridor)
Padres de San Diego
¡Hey! Los Padres ganaron más juegos que los Gigantes, así que alguien debe estar haciendo algo. Lamet ponchó a 139 en 114.1 entradas como novato y mantuvo a los bateadores con promedio de .210, así que no es sorpresa ver que ha promediado 95 millas con su recta. Es un lanzador de recta y slider con control por debajo del promedio, sin embargo, los bateadores zurdos le batearon para .502. Si puede desarrollar su cambio, cuidado.

Hunter Strickland (Abridor)
Gigantes de San Francisco
El relevista favorito de Bryce Harper. Strickland es conocido en gran medida por permitir los bambinazos de Harper en Playoffs y por instigar una bronca tras lanzarle a Harper en mayo pasado. De cualquier forma, ha sido el relevista más consistente de los Gigantes con 2.75 de efectividad las tres últimas temporadas.

Ryan Madson (Relevista)
Nacionales de Washington
Quizá pudieras elegir a Anthony Rendon, quien fue líder de la Nacional entre jugadores de posición en WAR de FanGraphs, pero tiene dos finales entre los seis peloteros más votados para el premio de Jugador Más Valioso en su carrera (eso es uno más que Bryce Harper), así que no se puede decir que navega fuera del radar. ¿Qué tal Madson, quien ha sido bueno por tres temporadas tras perder tres luego de someterse a la cirugía Tommy John y transitar un largo camino en la rehabilitación? Entre los Atléticos y los Nacionales, Madson se ha instalado como uno de los mejores relevistas en 2017 con 59 innings lanzados, 38 hits, dos jonrones, nueve bases por bolas y 67 ponches.