Regla de extrainnings en ligas menores ha ayudado a acortar los juegos

En el segundo día de la temporada de béisbol de Grandes Ligas, los Cachorros de Chicago vencieron a los Marlins de Miami 2-1 en 17 entradas. Los equipos combinaron para usar 14 lanzadores, y el juego demoró 5 horas, 18 minutos en completarse.

En marzo, las ligas mayores y menores se combinaron para anunciar una nueva regla para las menores: comenzando con la décima entrada, un corredor estaría ubicado en la segunda base para comenzar cada entrada. Aunque polémico al principio, la regla ha sido recibida con gusto por muchos fanáticos y personal del club. En medio del escepticismo generalizado de que alguna vez podría utilizarse en las Grandes Ligas, la respuesta positiva ha excedido las expectativas incluso de sus más fervientes partidarios.

"No sé si alguna vez sucederá en el nivel de las Grandes Ligas", dijo Sam Bernabe, presidente y gerente general de la filial Triple A de los Cachorros de Chicago en Des Moines, Iowa. "Cuando comenzamos a participar pensé, 'no hay forma en la tierra en la que alguna vez harían esto'.

Pero tal vez es algo que pueden ver y estudiar y obtener una especie de perspectiva de los fanáticos. ¿Qué piensa la gente? 'Así es como funciona en el nivel de las ligas menores. ¿Deberíamos probarlo para una determinada serie de juegos?

"Es puramente mi opinión. Obviamente, nunca podría usarse en un playoff o en una Serie Mundial. Pero creo que en este punto, nunca diría nunca.

Por lo que he visto, tiene algo de mérito por la reacción de los fanáticos y un punto de vista comercial. Creo que tiene algunas cosas positivas".

Si bien la regla fue utilizada en el Clásico Mundial de Béisbol 2016, el comisionado Rob Manfred ha dicho consistentemente que no prevé que se aplique más allá del nivel de desarrollo.

"No veo que esta sea una regla que vamos a llevar a las Grandes Ligas de Béisbol", dijo Manfred en una entrevista el 29 de marzo en el programa de ESPN, Golic & Wingo. "Buen experimento. Uno que probablemente no sea digno de una liga mayor".

Manfred no estuvo disponible para hacer comentarios sobre esta historia.

La mecánica de la regla es simple. Si, por ejemplo, el primer bateador de un equipo hace el último out en la novena entrada, él arranca en segunda base y el bateador No. 2 en la alineación batea abriendo el décimo. El objetivo principal fue reducir la tensión en el personal de pitcheo y eliminar la necesidad de usar jugadores de posición como lanzadores durante los juegos maratónicos de ligas menores.

Las estadísticas han demostrado que el cambio está teniendo el efecto deseado:

Hasta el 1 de julio, solo ocho juegos de ligas menores esta temporada han durado 12 entradas o más. Durante la temporada 2016, 183 juegos duraron tanto tiempo. En 2017, 162 juegos tuvieron 12 entradas o más.

Un total de 71 por ciento de los juegos de extrainnings han terminado en la décima entrada esta temporada. En 2017, el 49 por ciento de los juegos terminaron en el décimo.

Los juegos de entradas extras en ligas menores terminan 28 minutos más tarde que el juego promedio de nueve entradas. Eso es menos de los 45 minutos en 2016 y 43 minutos la temporada pasada.

Denny Hocking, ex utility de MLB con los Mellizos de Minnesota y otros dos clubes, dirige el equipo Clase A de los Marineros de Seattle en Clinton, Iowa. Inicialmente, se resistió al cambio, pero gradualmente se ha acostumbrado a él.

"No era parte del juego cuando jugaba, así que estuve muy escéptico", dijo Hocking. "Pero ha sido realmente bueno desde mi punto de vista. Te permite cuidar el bullpen y acelera el juego y lo hace más emocionante. Como mánager te hace buscar una estrategia. Si traes un lanzador en el décimo, debes asegurarte de que sea alguien capaz de fildear un toque. Cosas de esa naturaleza.

"La reacción de los fans ha sido divertida. Si no han estado en un juego y lo han visto antes, algunos fanáticos se asustan y dicen: '¿Por qué un tipo va a la segunda base? Pero mientras el tipo de la amplificación local hace un anuncio para asegurarse de que los fanáticos estén informados, está bien".

Bernabé, que ha trabajado para los Cachorros de Iowa durante 35 años, dijo que la regla ha tenido un impacto financiero positivo para los clubes de todas las ligas menores.

"En las menores, las entradas extras no son buenas desde el punto de vista comercial", dijo Bernabe. "Tus ingresos están básicamente terminados, pero tus gastos generales [siguen] subiendo con el parque abierto, las luces encendidas y la gente en la nómina Puede comenzar la noche con 5,000 personas en el estadio de béisbol, y si tienes a 500 espectadores en el parque después de la 10ma entrada, me sorprendería.

"Creo que la mayoría de todos los equipos en el negocio cortan las ventas de cerveza después de la séptima entrada. Y para el momento en que llegas a la entrada 12, ¿cuántos perros calientes pueden comer las personas? Somos un negocio de entretenimiento familiar orientado a la familia , y las familias no se sientan allí durante 3½ o 4 horas en un juego de entradas extra. No lo hacen en un juego normal".

Buddy Bailey, mánager del afiliado de Clase A de los Cachorros en Myrtle Beach, Carolina del Sur, ha sugerido algunos ajustes al sistema. Él piensa que es injusto que un lanzador ingrese a un juego en la décima entrada con un corredor en la segunda base, permita una carrera con dos roletas y sea marcado con una derrota, y le gustaría que las estadísticas finales reflejen esa circunstancia. Bailey también dijo que la regla debería ser enmendada para que un lanzador no tenga que ser el corredor designado en la décima entrada si él es el último out en la novena entrada.

Bailey dijo que algunos jugadores en el roster de Myrtle Beach le han dicho que no les importa el cambio porque "esto no es béisbol". Mientras ve los beneficios en las menores, duda que MLB alguna vez consideraría adoptar la regla.

"Aquí en las ligas menores, se trata más de desarrollo que de ganar o perder", dijo Bailey. "Eso es una cosa. En las grandes ligas, donde todo se trata de ganar y seguir adelante, eso es otra cosa. Simplemente no veo cómo funcionaría. No creo que vaya a suceder''.