Las series que nadie quiere ver en las Grandes Ligas

play
¡Grand slam de Adam Jones! (0:22)

El veterano de Baltimore impulsó la mitad (5) de las carreras de su equipo, en su triunfo sobre Toronto. (0:22)

Justo el día en que se cierran los rosters para la postemporada y los clubes de Grandes Ligas comienzan a habilitar espacios para los jugadores que serán llamados en la expansión de los rosters (de 25 a un máximo de 40 miembros), arrancan tres series de fin de semana que, probablemente, no emocionarán mucho - por no decir nada-- a mayoría de aficionado del béisbol.

En el Kauffman Stadium chocarán los Orioles de Baltimore y los Reales de Kansas City, que además de ser los dos peores equipos de ambas ligas mayores en el 2018, están en ruta a meterse en los libros de historia, negativa, por la cantidad de derrotas que están acumulando.

Baltimore (40-94) juega 54 partidos por debajo de la línea de .500 y se encuentra a 52.5 juegos de los Medias Rojas de Boston (93-42) en la División Este de la Liga Americana. Kansas City (42-91) va 49 juegos por debajo de .500 y tiene distancia de 34 partidos del primer lugar de la División Central, que ocupan los Indios de Cleveland (76-57).

De acuerdo a datos de Stats and Info de ESPN y Elias Sports Bureau, Orioles y Reales se combinan para jugar 103 partidos por debajo de un récord positivo, la mayor cantidad para dos rivales de una serie desde 1969, cuando chocaron los Padres de San Diego (37-92) y los Expos de Montreal (40-91) entre el 29 y 31 de agosto de 1969, el año en que debutaron en las ligas mayores.

En esa temporada hace 49 años, Padres y Expos terminaron el calendario con idénticos récords de 52-110, la única vez que más de un equipo perdió 110 o más encuentros en una temporada. De mantener su mismo ritmo de los primeros cinco meses de la temporada regular, Orioles (114) y Reales (111) empatarían la dudosa e indeseable marca.

Baltimore y Kansas City son los peores equipos del béisbol en pitcheo, están entre los últimos cinco en carreras anotadas y se disputan el peor diferencial de carreras de MLB. Kansas City ha anotado 498 carreras y ha permitido 712 para un diferencial de -214, peor incluso que Baltimore, que con 529 anotadas y 730 permitidas tiene un diferencial de -201.

La buena noticia es que al menos por los próximos tres días, Orioles y Reales no podrán perder al mismo tiempo.

Otras series de conjuntos con terribles marcas este fin de semana son las de Azulejos de Toronto y Marlins de Miami en La Ciudad del Sol y la que jugarán Mellizos de Minnesota y Rangers de Texas en Arlington.

Toronto (60-73), que está a 32 juegos de Boston, y Miami (53-81), a 21.5 de Bravos de Atlanta, se combinan para jugar 41 partidos por debajo de .500 y para anotar -280 carreras que sus oponentes. Miami tiene el peor diferencial de vueltas (-183) de la Liga Nacional, solamente detrás de Baltimore y Kansas City en MLB, entre los menos efectivos de la gran carpa.

A horas del inicio de septiembre, Minnesota (62-71) está en segundo lugar en la División Central de la Liga Americana, pero a 14 juegos de Cleveland y tiene un iferencia de -45 carreras. Texas (58-76) es último en el oeste del joven circuito, a 24 juegos de los campeones Astros de Houston (82-52), y ha anotado -77 carreras.

Muy probablemente, estas no serán las series más seguidas del fanático común en el fin de semana de Labor Day en Estados Unidos.