Los cinco movimientos que queremos ver en la temporada baja de MLB

play
'Memo' Celis: 'Los Red Sox casi no cambiaron y es lo aconsejable' (2:35)

Para 'Memo', después de llegar al centenar de triunfos y llevarse la Serie Mundial, Boston debe permanecer igual a la temporada anterior. Pero, hay preocupación con la posición de los cerradores. (2:35)

Hablemos de algo diferente a Bryce Harper y Manny Machado. He aquí cinco negociaciones que me gustaría ver. De hecho, son más de cinco, porque la primera sugerencia tiene que ver con varios movimientos que podrían meter a los Cincinnati Reds en plena carrera por la División Central de la Liga Nacional.

Los Reds dan un golpe en la mesa al…

Luego de cinco temporadas consecutivas en saldo negativo, los Reds han dejado ver su intención de ser mejores competidores en 2019: las negociaciones que han involucrado a Yasiel Puig, Matt Kemp, Alex Wood y Tanner Roark implican dichos deseos. ¿Cuál es el único problema? Que dichos peloteros no inclinarán la balanza lo suficiente. FanGraphs actualmente maneja proyecciones que indican que los Rojos terminarán con récord 79-83. Necesitan de más.

El mayor problema con su actual alineación es la carencia de un verdadero jardinero central en el roster. Schebler ha jugado algún tiempo en esa posición y podrían mover a Puig desde la pradera derecha, pero la contratación de Pollock aporta la presencia de un center fielder con calibre de Guante de Oro, mientras se mantiene a Puig en su mejor posición.

Los rumores que indican que Gray iría a los Reds se han mantenido activos durante toda la temporada baja. Es hora de hacerlos realidad. Gray tuvo efectividad de 3.17 en la carretera en 2018 y limitó a los bateadores contrarios a una línea ofensiva de .226/.295/.320. Simplemente fue destruido en el Yankee Stadium (efectividad de 6.98); por ello, la esperanza es que al partir de Nueva York pueda regresar al nivel que mostraba cuando jugaba con los Athletics.

Los Reds han permitido la mayor cantidad de carreras en la Liga Nacional durante las dos temporadas más recientes. Wood, Roark y Gray son sólidos, pero ninguno tiene nivel de as. El gran rumor más reciente involucra a Kluber, los Reds y San Diego Padres en un cambio con tres partes involucradas, pero mejor evitemos el intermediario. Los Cleveland Indians necesitan de un segunda base y profundidad en los jardines; y Gennett y Schebler proveen ayuda inmediata. Además, incluir a Gennett libera $9.7 millones de la nómina. Trammell es un prospecto ubicado en el Top 20 del béisbol quien se proyecta como el jardinero central del futuro de Cleveland, mientras que Santillan es un brazo de poder que incursionó en Doble-A en 2019 y está cerca de jugar en Grandes Ligas.

Todo esto y los Reds siguen contando con Senzel (el pelotero por el cual, según informes, los Padres están ansiando tener mediante ese pacto a tres partes). Los Reds contarían con la siguiente alineación:

Y la siguiente rotación:

Kemp aporta profundidad en el outfield y aún se cuenta con Tyler Mahle, Anthony DeSclafani y Cody Reed para mayor profundidad tanto en la rotación como el bullpen.

Cierto, hemos agregado mucho en la nómina. Restamos a Gennett (Schebler aún se encuentra en fases previas al arbitraje mientras agregamos los $17 millones de Kluber, Pollock a un costo estimado de $15 millones (con un contrato a cuatro años y $60 millones) y Gray por $7.5 millones. Esto representa un incremento neto de aproximadamente $30 millones, llevando así la nómina estimada de los Rojos a $143 millones, un incremento sustancial con respecto a los $111 millones estimados de la nómina de 2018.

He aquí el detalle: Realmente, hablamos de un impacto que solo durará un año. Kemp (los Reds le pagarán $14.75 millones), Roark ($10 millones), Puig ($9.7 millones), Wood (estimado en $9.5 millones) y Gray serán todos agentes libres después de 2019, liberando $51.45 de la nómina. De hecho, la adición de todos estos jugadores por solamente un año representa mayores motivos para que los Reds intenten ir a por todas en 2019.

Los Colorado Rockies cambian a Jon Gray a los Minnesota Twins por Byron Buxton

Este es un clásico ejemplo de un cambio que implica retos por cambio de escenario. Los Rockies terminaron tan frustrados con Gray en la pasada temporada que terminaron descendiéndolo a Triple-A por corto periodo. Terminó con récord 12-9 y efectividad de 5.12. Buxton apenas jugó 24 encuentros con los Twins y bateó para .156, se lesionó, pasó todo el verano en Ligas Menores y ni siquiera fue ascendido en septiembre. Los Twins dijeron que se debía al hecho que su lesión de muñeca todavía estaba afectándole y no había suficiente tiempo de juego para darle. Hmm.

A su mejor nivel, ambos peloteros representan talentos explosivos. Cuando está sano, Buxton es el mejor jardinero central defensivo de todo el béisbol y produjo una temporada 2017 con WAR de 5.2 cuando bateó para .253/.314/.413. Gray tuvo efectividad de 3.67 con los Rockies en 2017, una campaña con WAR de 3.1 por encima de 20 aperturas. Gray apenas cuenta con tres años de tiempo de servicio y Gray poco más de dos, por lo cual los Rockies canjearían a tres años de Gray por cuatro de Buxton, lo cual parece equilibrar el pacto, considerando que Gray sería probablemente el jugador “más seguro” considerando los resultados inconsistentes de Buxton al plato.

Los Rockies necesitan de un jardinero central. La tabla de profundidad del equipo present a Ian Desmond como center fielder, señal de reconocimiento de que Charlie Blackmon ya no tiene el rango suficiente para desempeñarse solventemente en dicha posición. Desmond jugó en la pradera central con los Texas Rangers en 2016, pero no brilló (menos-6 carreras salvadas a la defensiva) y a sus 33 años, se convertiría en uno de los jardineros centrales más longevos de la liga. David Dahl y Raimel Tapia son opciones, pero Dahl está mejor adaptado pata jugar al jardín central y Tapia es un cuarto jardinero. Buxton quizás no batee mejor que Desmond, pero podría ser mejor en el campo por 30 carreras.

Los Rockies seguirían contando con profundidad en su rotación con la presencia de Germán Márquez, Kyle Freeland, Tyler Anderson, Antonio Senzatela y Chad Bettis. Podrían darle otra oportunidad a Jeff Hoffman y el prospecto Peter Lambert está casi listo. También podrían agregar a algunos de los abridores aún disponibles como agentes libres, tales como Gio Gonzalez, Wade Miley o Clay Buchholz.

En el caso de los Twins, ciertamente dejarían ir el potencial de Buxton pero conseguirían un brazo que cuenta con suficiente potencial para ir a los primeros puestos de la rotación y que debería brillar lejos de la altura del Coors Field. Gray les daría un segundo brazo de poder, por detrás de Jose Berrios y forzaría que Kyle Gibson asumiera el tercer puesto de la rotación. Max Kepler podría pasar al center con Jake Cave en el jardín derecho. Además, el prospecto Alex Kirilloff quizás no esté tan lejos de ascender a Grandes Ligas. Bateó para .348 con 20 jonrones en Clase-A y está lo suficientemente avanzado como para estimar que podría estar listo después de una media temporada en Doble-A.

Los Philadelphia Phillies firman a Dallas Keuchel

Cierto que los esfuerzos de los Phillies se han concentrado en pactar con Bryce Harper o Manny Machado; sin embargo, incluso si llegan a hacerse con uno de los cotizados agentes libres, seguirían contando con recursos suficientes para contratar a Keuchel. La actual rotación se muestra bien, pero sigue proyectándose dentro del puesto 14 entre las mejores de las Mayores, según FanGraphs. Ciertamente, Nick Pivetta cuenta con potencial para irrumpir tras haber ponchado a 188 en 164 entradas. A pesar de ello, permitió 24 jonrones y su efectividad de 4.77 no solo se debía a lanzar al Citizens Bank Park: su efectividad en la carretera es de 5.33. Zach Eflin también mejoró luego de difíciles actuaciones en 2016 y 2017. Jake Arrieta fue sólido, aunque poco espectacular. En conclusión: Hay espacio para un número 2 en la rotación para ubicarlo detrás de Aaron Nola.

La firma de Keuchel permitiría a los Phillies mover a Vince Velasquez al bullpen, donde podría convertirse en un arma dominante en múltiples innings, un hombre que puede lanzar por espacio de 45 o 50 partidos y 90 innings con amplios promedios de ponches favorables. Incluso, con Velasquez en el bullpen, existe profundidad dentro de los suplentes de la rotación. Los Phillies siguen contando con Jerad Eichkoff y Enyel De Los Santos.

Los Angeles Angels firman a Adam Ottavino

Veamos. Los Angels firmaron a Matt Harvy y a Trevor Cahill. Pactaron con Jonathan Lucroy. Acaban de hacerse con los servicios de Justin Bour. Si los Angels estaban intentando un simulacro para repetir lo hecho en 2015, estas son fichas que se desearían sin mayor objeción. Lamentablemente, estamos en 2019 y la cuarteta anteriormente mencionada no inspira temor por estos días, precisamente.

Aunque, óiganme, esto podría funcionar. Existen limitaciones pequeñas con los cuatro peloteros. Los Angels tienen proyección para terminar la temporada con récord 84-78, lo cual los podría colocar en medio de, por lo menos, la carrera por el comodín. Ya se han beneficiado del proceso de desmantelamiento parcial de los Seattle Mariners y los Oakland Athletics no han hecho nada a fin de armar una rotación. Por ello, los Angels podrían ser contendores incluso sin hacer nada. Sin embargo, deberían hacer algo y la incorporación de Adam Ottavino tendría sentido.

No costará tanto dinero como Craig Kimbrel y podría, de hecho, hasta ser mejor que él durante las próximas tres o cuatro temporadas, considerando la campaña monstruosa que tuvo con los Rockies, con 112 ponches en 77 2/3 innings y promedio de bateo permitido de .158 a sus oponentes. La última mitad del bullpen de los Angelinos aún está por definirse y Ottavino podría ser cerrador o el encargado del octavo inning para preparar el terreno a Ty Buttrey o a Justin Anderson.

Los San Diego Padres adquieren a Austin Riley y Luiz Gohara, provenientes de los Atlanta Braves, a cambio de Hunter Renfroe y Francisco Mejía

Un cambio retador que implica a jóvenes peloteros. Los Padres acaban de anunciar que Wil Myers regresará a los jardines, área en la cual ya cuentan con sobrepoblación de noveles peloteros con necesidad de turnos al bate en Grandes Ligas. Eso significa que necesitan de un tercera base; podrían firmar al agente libre Mike Moustakas, pero probablemente, una reconstrucción de los Kansas City Royals de 2015 no funcionará por segunda vez. Mientras tanto, los Braves requieren un jardinero derecho y podrían utilizar un joven receptor que supla a Tyler Flowers y a Brian McCann (a quien quizás no le quede mucho en el tanque, de todos modos).

Riley cuenta con un perfil similar al de Renfroe al plato: gran poder, aunque probablemente no bateará mucho para promedio y su promedio de boletos es un poco sospechoso. Se perfila como buen defensor, está ubicado entre los 100 mejores prospectos del béisbol (MLB.com lo clasifica en el número 43) y ya se encuentra listo para jugar en Grandes Ligas después de ascender a Triple-A. Los Braves contrataron a Josh Donaldson por apenas un año, aunque sin Riley pueden mover a Johan Camargo de vuelta a la tercera base en 2020, cuando Donaldson se marche. Renfroe disminuyó dramáticamente su cifra de ponches en 2018 y emergió como pelotero útil (WAR de 2.4).

Gohara y Mejía perdieron cierto brillo como prospectos cotizados en 2018: Gohara debió luchar contra las lesiones y lidiar con temas familiares (su padre falleció durante la temporada baja, mientras que su madre se sometió a una cirugía coronaria) y Mejía tuvo una campaña regular en Triple-A con indios y Padres. Mejia podría ser utility en 2019 (trabajando un poco como receptor, otro tanto en los jardines o como bateador emergente) o incluso producir lo suficiente con el madero para merecerse ser titular de mayor cantidad de partidos detrás del plato. En 2020, debería estar listo para asumir funciones a tiempo completo como receptor. Gohara le aporta a los Bravos un brazo importante con potencial para ubicarse en los primeros puestos de la rotación, si logra superar los escollos.