Quintana abusa de los Marlins en noche de lujo

MIAMI -- El colombiano José Quintana llegó a Miami con una efectividad de 5.14.
Siete entradas más tarde, su promedio había mejorado hasta 3.43.

Quintana no permitió libertades a unos Miami Marlins con una de las ofensivas más anémicas de todo el béisbol y los Chicago Cubs consiguieron ganar dos juegos seguidos por segunda vez en la actual temporada, al imponerse con pizarra de 4-0.

De paso, lograron asegurar por primera vez una serie en el 2019, pues el día antes habían vencido 7-2.

''Muy bien José esta noche. Todo le estaba trabajando, la recta, la curva, el cambio de velocidad. Pudo hacer su trabajo y avanzar lo más posible en el juego, lo cual le dio descanso a nuestro bullpen'', explicó el manager Joe Maddon, quien le pidió la pelota al colombiano en el octavo episodio, cuando el primer bateador del inning le abrió con sencillo.

''Quizás hubiera podido completar el octavo, pero ya tenía más de 90 pitcheos y en ese momento teníamos una ventaja de tres carreras, que era buena, pero no decisiva, así que creí que era hora de llamar al relevo'', dijo Maddon.

La faena de Quintana es una señal alentadora dentro de una rotación que no las ha tenido todas consigo.

Para el zurdo de Colombia es su segunda apertura consecutiva sin permitir carreras en siete episodios.

''He ido entrando en ritmo luego de las dos primeras aperturas de la temporada en que no me fue bien, pero ya las cosas empiezan a salir mucho mejor'', dijo Quintana, quien se apuntó su segunda victoria de la campaña frente a un revés.

''Creo que muy importante ha sido el trabajo de Willson (Contreras) detrás del plato. Nosotros tenemos muy buena comunicación antes y durante el partido y eso ha ayudado a los resultados'', agregó el colombiano, quien enfrentó tres veces a su compatriota Jorge Alfaro, colocado cuarto en la alineación de los Marlins.

Alfaro se ponchó en la primera ocasión, le pegó sencillo a Quintana en su segundo turno y murió en rodado al cuadro en su tercera oportunidad.

''Siempre es bueno ver aunque sea de la acera de enfrente a los compatriotas. Somos pocos en las Grandes Ligas y me alegra de que las cosas le estén yendo bien a él y a Tayron (Guerrero), para seguir desarrollando el béisbol de nuestro país'', concluyó el zurdo de Chicago.