La mayor interrogante en GL: ¿Qué sucede con los Cubs?

MIAMI -- No se engañe nadie por la barrida que los Chicago Cubs le propinaron a los Miami Marlins.

Al equipo del sur de Florida también lo barrieron los Cincinnati Reds tras perder ocho juegos seguidos, como si los Marlins fueran el equipo ante el cual, quienes andan mal se toman un respiro.

Antes de llegar a Miami, estos Cubs apenas habían conseguido ganar dos partidos consecutivos en una ocasión y a pesar de las tres victorias en la Capital del Sol, siguen en penúltimo lugar de la División Central de la Liga Nacional, por delante, precisamente, de Cincinnati y con récord de 8-9, a pesar de ser los favoritos a ganar ese sector.

Lo preocupante es que hablamos prácticamente del mismo equipo que en 2016 rompió una sequía de 108 años al ganar la Serie Mundial por primera vez desde 1908.

El núcleo está intacto: Kris Bryant, Anthony Rizzo, Javier Báez, Jason Heyward, Kyle Schwarber, Jon Lester, Kyle Hendricks, Willson Contreras, Ben Zobrist. Si acaso faltan Dexter Fowler, Jake Arrieta y Aroldis Chapman, pero el grueso del conjunto campeón sigue ahí y no precisamente envejecido.

La mayoría de ese núcleo está en el pico de su rendimiento: Báez, Rizzo, Bryant, Contreras, todos, bajo el mando del mismo brujo, Joe Maddon, a quien las cosas le salen bien aunque parezca ir contra toda la lógica.

Entonces, ¿qué les pasa a estos Cubs?

“Bueno, como bien dices, es más o menos el mismo equipo que ganó la Serie Mundial, quizá la mayor diferencia está en el pitcheo, pero estas son cosas que ocurren en el beisbol y no siempre las cosas salen como uno quiere”, considera Contreras, el hombre encargado de dirigir al cuerpo de serpentineros.

“Nosotros siempre salimos con la misma disposición al terreno, a darlo todo, a jugar duro y tarde o temprano, las cosas tienen que cambiar y empezar a salirnos bien”, añadió el venezolano.

El veterano Lester está en la lista de lesionados, mientras que los otros cuatro abridores trabajaban en conjunto para efectividad de 5.28, antes de que el japonés Yu Darvish, el colombiano José Quintana y Cole Hamels dejaran a los Marlins en dos carreras en los tres partidos de la serie.

“Hay veces que tanto los pitchers como los bateadores tienen un comienzo lento, pero esta es una temporada larga y todo es cuestión de encontrar el ritmo, pero mira cómo trabajaron nuestros lanzadores en estos juegos”, destacó Contreras.

El venezolano ha tenido un buen arranque ofensivo, con promedio de .316 con el bat, seis jonrones y 12 carreras remolcadas, sin embargo, Rizzo (.159, tres jonrones) y Bryant (.219 y sólo un bambinazo) no han encontrado aún su paso y ahora mismo son dos huecos en el medio de la parte gruesa de la alineación, como si de pronto se hubiera frenado su ascenso.