México, con experiencia, poder, velocidad y gran pitcheo de relevo

play
Tomateros de Culiacán conquistaron la LMP (1:30)

Los guindas derrotaron a los Mayos de Navojoa en un emocionante séptimo juego para quedarse con la corona de la Liga Mexicana del Pacífico. (1:30)

GUADALAJARA -- Con un equipo experimentado, que a la ofensiva combina poder y velocidad, y en el pitcheo cuenta con grandes relevos, México encara la Serie del Caribe 2018 con una finalidad: mantener el dominio de los últimos cinco años.

México, representado de nuevo por los Tomateros de Culiacán como en 2015 en Puerto Rico, es el único país que ha llegado al partido del título desde que se instituyó en 2013, y ha ganado tres de las últimas cinco coronas, y cuatro de las últimas siete.

Culiacán tendrá una doble meta al arrancar el clásico latinoamericano en el Estadio de los Charros de Jalisco, ser el primer equipo mexicano con tres títulos y alargar a seis las Finales consecutivas jugadas por equipos mexicanos.

Tomateros (1996, 2002) está empatado con Yaquis de Ciudad Obregón (2011, 2013), Naranjeros de Hermosillo (1976, 2014) y Venados de Mazatlán (2005, 2016) con dos títulos. México va en busca de su décimo campeonato, pues Águilas de Mexicali conquistó la corona en 1986.

El manager Benjamín Gil ya definió su rol de pitcheo y abrirá el viernes ante el campeón defensor Puerto Rico con Édgar González, el sábado irá con Héctor Daniel Rodríguez frente a Cuba, el domingo con Rolando Valdez contra Venezuela y tras descansar el lunes, el martes Sergio Mitre enfrentará a Dominicana. Barry Enright queda como quinto abridor si México pasa a semifinales.

''Todos los integrantes que están en el roster el día de hoy les tengo muchísimo respeto, a algunos los he tenido como jugadores, otros como rivales, pero yo soy más que nada fan se béisbol y de ellos por lo que han logrado'', dijo el manager Benjamín Gil a los medios tras una práctica el miércoles en Culiacán.

''Creo que hemos formado un gran equipo, confío en que logremos el campeonato en Jalisco 2018'', agregó el estratega.

PODER, VELOCIDAD Y RELEVOS

El poder recaerá en el cuarto bate del equipo Joey Meneses, Jugador Más Valioso de la Serie Final de la Liga Mexicana del Pacífico, quien pegó siete jonrones y remolcó 13 carreras en 18 partidos en la postemporada. Pegó 24 hits, con un total de 13 extrabases. Además bateó para .348.

México también lleva en sus filas a Fernando Pérez y Chris Roberson, quienes fueron sublíderes de jonrones en el rol regular con 11. Roberson terminó reforzando en Dominicana a Tigres de Licey en la Serie Final. Jesse Castillo une su guante en la primera base y su poder con nueve jonrones en el rol regular y tres más en la postemporada.

Al hablar de velocidad los reflectores van hacia Rico Noel y Justin Greene, pero Sebastián Elizalde, líder de bateo en el rol regular con .380, se robó 10 bases en 18 juegos de la postemporada, mientras que Noel sumó ocho y Greene cuatro.

Elizalde (16), Greene (14) y Noel (13) ocuparon las posiciones del segundo al cuarto sitio entre los mejores robadores de base en el rol regular.

El relevo luce fuerte con los zurdos Derrick Loop y Daniel Moskos, así como Isidro Márquez Jr --lanzamientos de bola submarina--, Ryan Kussmaul y Nick Struck, éste último que cerró fuerte en la Serie Final de la Liga Venezolana de Beisbol Profesional.

Moskos, que falló en el séptimo y decisivo juego de la Serie Final, fue sublíder de salvamentos en el rol regular con 16, mientras que Kussmaul consiguió 12. Loop tuvo marca de 3-0, con cinco rescates y efectividad de 2.48 en 33 relevos. Márquez tuvo efectividad de 1.80 con 11 holds y Struck tuvo 1.78 con 10 rescates y dos holds.

EL ROSTER COMPLETO

Ante la baja de Román Alí Solís, que en los próximos días debe reportar a entrenamientos de los Cachorros de Chicago, México se reforzó con par de receptores, Gabriel Gutiérrez, del equipo local Charros, y Sebastián Valle, de los Cañeros de Los Mochis, ambos ya con experiencia de Series el Caribe.

Será interesante ver como se acoplan los dos receptores ante seis lanzadores de Tomateros que quedaron en el roster, los abridores González, Rodríguez y Aldo Montes, así como los relevistas Casey Coleman, Jesús Castillo Ripalda y Loop.

Los refuerzos Enright, de Naranjeros, Mitre, Valdez, Miguel Peña, Kussmaul, todos de Águilas de Mexicali, Moskos y Márquez Jr, del subcampeón Mayos de Navojoa, así como Struck, de Venados de Mazatlán, completan el pitcheo. Los tres primeros son abridores, al igual que Peña que irá al relevo.

El cuadro de los Tomateros quedó con la base del equipo, el primera base Meneses, el paracorto Issmael Salas, el segunda base Alfredo Amézaga y el tercera base Ronnier Mustelier, así como el primera base y bateador designado Japhet Amador, quien sustituye a Ryan McBroom, que había sido incluido en el equipo pese a no jugar la postemporada por una lesión.

''Me siento muy contento de haber sido llamado a la Serie del Caribe, estoy muy agradecido con la Liga Mexicana del Pacífico por haberme invitado, así como con el equipo Tomateros de Culiacán que me tomaron en cuenta'', indicó Amador a los medios.

''Voy con toda disposición de echarle todas las ganas del mundo y sobre todo brindarle una buena actuación a los aficionados de Jalisco, Culiacán, y a toda la afición mexicana'', agregó el toletero.

El segunda base Pérez, de Naranjeros de Hermosillo y quien reforzó al equipo desde la semifinales, el segunda base y campocorto Walter Ibarra, de Mexicali, así como el inicialista Castillo, de Navojoa, completan el cuadro.

Los Tomateros solo agregaron un jardinero como refuerzo, Roberson, de Mexicali, quien jugó la Serie Final en Dominicana. Noel, que se lesionó de la ingle en la Final ante Mayos y se perdió varios juegos, el campeón de bateo del rol regular Elizalde y Greene, tomado como refuerzo de Yaquis de Ciudad Obregón desde la repesca en playoffs, quedaron como base.

BAJAS SENSIBLES

La ausencia más notable en el roster de México es la de Anthony Vásquez --firmó con Diamondbacks de Arizona--, quien en la postemporada hizo historia con par de blanqueadas seguidas, tuvo marca de 4-0 e hilvanó 31.1 entradas sin admitir carrera.

Los relevistas de experiencia Oliver Pérez y el taponero Chad Gaudin también no harán el viaje a Jalisco.

Gaudin salvó seis juegos en la postemporada, después de rescatar 12 en el rol regular, en que ser perdió casi todo el mes de noviembre por lesiones. Pérez es un probado relevo zurdo situacional.

A la defensa, el brazo del receptor Solís podría extrañarse, pues fue el mejor en el rol regular en porcentaje de puestos outs en intento de robo, al poner fuera a 22 corredores de 40 para un .550. Además tuvo un promedio de fildeo de .994 en el rol regular.

Después de quedar campeón en 2002 en Venezuela, Culiacán tuvo una sequía de 12 años sin participar en la Serie del Caribe y ahora vuelve después de que en 2015 tuvo marca de 3-3, con 2-2 en la ronda eliminatoria y un ganado en semifinal y una derrota en la final.