Teherán y Quintana, figuras de Colombia en Clásico Mundial

Julio Teherán y José Quintana estuvieron en el pasado Juego de Estrellas de Grandes Ligas en San Diego. Getty Images/Brace Hemmelgarn

LOS ÁNGELES -- Julio Teherán y José Quintana, los dos rostros principales de Colombia en la actualidad dentro de las Grandes Ligas, encabezan el plantel con el que este país disputará por primera vez en el Clásico Mundial de Béisbol.

Para el certamen, el manager Luis Felipe Urueta ha echado mano de otros peloteros con experiencia en las mayores e incluso de algunos peloteros venezolanos que tienen raíces en Colombia.

Tanto Teherán como Quintana tuvieron participación en el Juego de Estrellas de las Grandes Ligas, disputado el año pasado en San Diego. Teherán tuvo una foja de 7-10 con los Bravos de Atlanta, en medio de una campaña para el olvido por parte del club.

El derecho de Cartagena tuvo una efectividad de 3.21.

Los Medias Blancas de Chicago, donde milita Quintana, no tuvieron un mucho mejor desempeño. Sin embargo, el zurdo logró una meritoria foja de 13-12, con un promedio de carreras limpias admitidas de 3.20.

Colombia competirá en el Grupo C, que disputará sus encuentros en el Marlins Park de Miami. Debutará el 10 de marzo ante Estados Unidos, antes de medirse a Canadá y al monarca vigente República Dominicana.

Junto a Teherán y Quintana se destacan los hermanos Solano, Jhonatan y Dónovan (Yankees de Nueva York y Marlins de Miami, respectivamente), Ernesto Frieri (Rays de Tampa Bay), Sugar Ray Marimón, Reynaldo Rodríguez, Karl Lewis Triana y Randy Consuegra.

Urueta también incluyó a los jóvenes Dilson Herrera (rojos de Cincinnati), Giovanni Urshela (Indios de Cleveland), Nabil Crismatt, Tayron Guerrero y Jorge Alfaro.

Entre los peloteros de Venezuela que fueron convocados figuran Alberto Callaspo, William Cuevas, Efraín Contreras, César Jiménez, Guillermo Moscoso, Kendy Batista y Yohan Pino.

Colombia obtuvo su boleto inédito en el clasificatorio de Panamá, donde superó al equipo local, así como a España. Israel es otro debutante en el torneo, en cuya primera fase participan 16 equipos, divididos en cuatro países distintos.