Para ser Campeón, hay que ganarle a Tigres

La lógica parece más lógica que nunca. En su estado actual, habiendo superado las problemas físicos de inicio de temporada, Tigres parece invencible. Monterrey lo comprobó con un plantel vasto y Tijuana lo hizo ya con el cuadro que fue líder general de la competencia. Pero si alguien levanta la mano para hacerlo ese es el futbol dinámico y creativo que propone Chivas. Sería irresponsable adelantarnos demasiado a los acontecimientos. Xolos regresó “medio herido” o “medio muerto” pero con cierta esperanza para el domingo en “El Caliente” y Chivas tiene que finiquitar la serie ante un Toluca que suele ser peligroso al contragolpe cuando juega lejos de su “Bombonera”. Por ahora, la fórmula para ser campeones sencilla: hay que ganarle a Tigres.

TIJUANA, México.- La fórmula parece ser muy sencilla: el que le gane a Tigres, será el Campeón del futbol mexicano.

Pero esta fronteriza ciudad del norte de México amaneció entre caras desconsoladas y con poca esperanza de lo que pueda suceder el domingo en la cancha del Estadio Caliente. Y es que Tigres volvió a ser el equipo que descompone los planes de cualquiera y arrasa las ilusiones de todos.

Podríamos -y quizá deberíamos- criticar la postura poco valiente -nada arriesgada- con la que el líder general, Xolos, salió a jugar el jueves por la noche en el Estadio Universitario de San Nicolás de los Garza, pero la diferencia entre nombres y extensión de planteles es tal, que algunos, increíblemente, ven como una hazaña que el equipo de Miguel Herrera haya regresado a casa con cierta -aunque mínima- esperanza en la eliminatoria.

Tigres no te presta el balón. Tigres te asfixia con su futbol, con su velocidad, con sus cambios de ritmo, con la técnica de sus futbolistas y con el “otro equipo” que es capaz de tener la banca, esperando una oportunidad para “saltar” al campo de juego. Y además de ello, está el entrenador, Ricardo Ferretti, un genio de 35 años ininterrumpidos en el futbol mexicano. Él conoce la cancha, sus secretos más ocultos, íntimos y las formas que necesita para que su equipo saque ventaja de una situación extrema en liguilla. El Tigres de inicio de temporada, el Tigres que perdió la final de Concacaf no existe más. Hoy, es un equipo que con sólo pararse en la cancha, saca ventaja de sus rivales.

CHIVAS: LA METAMORFOSIS

Pero si alguien que puede y debe competirle a Tigres ese es Chivas.

Sería absurdo e irresponsable adelantarse a los hechos. Primero, el Guadalajara debe finiquitar la eliminatoria de semifinales. Y el Toluca no será nada fácil el domingo en Zapopan. Pero esto se trata de futbol y jugando al futbol, Chivas ha sido más que Toluca en estos primeros 90 minutos y yo diría que también durante la temporada regular.

Rodolfo Pizarro es la nueva estrella de estas Chivas, porque si bien Orbelín Pineda la da fuelle, ritmo, idea, Pizarro transforma ese vértigo en ideas claras y profundas de juego. Es el jugador determinante. Como lo dice el propio Matías Almeyda -convierte a Chivas en un equipo mucho más agresivo y peligroso para los rivales-. La otra buena noticia es la reaparición de Ángel Zaldívar en el campo, un futbolista que le da otra fortaleza al ataque y a la definición de Chivas.

Pero más allá de nombres propios, el principal cambio que ha sufrido este Chivas es mental. Los jugadores están convencidos de lo que hacen y de lo que pueden hacer. Jugando así, estoy seguro de que Toluca se quedará en el camino y Chivas será un rival de peligro para frenar la hegemonía que pretende Tigres.

@Faitelson_ESPN