¿Cuánto les debe importar a los votantes del Salón de la Fama la defensa?

Omar Vizquel ganó 11 Guantes de Oro y jugó más partidos en el campocorto que ningún otros jugador en la historia de las Grandes Ligas. MLB Photos/Getty Images

Omar Vizquel hizo su debut en Grandes Ligas un par de semanas antes de su 22º cumpleaños, el Día Inaugural de 1989. Ken Griffey Jr. hizo su debut en ese mismo juego. En el octavo puesto en la alineación, un lugar por encima de Vizquel, estaba otro novato llamado Edgar Martínez. Un cuarto novato, Randy Johnson, se unió a esos Marineros de Seattle más tarde en esa temporada. El delgaducho y pequeño torpedero de Venezuela bateó .220 esa temporada, con apenas 11 extrabases y una base robada en 143 partidos. Sin embargo superó en longevidad a sus famosos compañeros, al jugar su último partido en las Grandes Ligas cuando tenía 45 años.

Vizquel está en la boleta del Salón de la Fama por primera vez, y aunque no va a ser electo este año, luce razonablemente bien para ser un candidato fronterizo, al acumular el 30.3 por ciento de los votos revelados públicamente, según se han registrado en el listado compilado por Ryan Thibodaux. Que Vizquel sea un serio candidato al Salón de la Fama es un milagro en menor escala por si mismo, dado su anémico bateo en los comienzos de su carrera. Aunque luego mejoró en el plato, su argumento es un testamento y longevidad: Ganó 11 Guantes de Oro y jugó más partidos en el campocorto que cualquier otro hombre en la historia de las Grandes Ligas.

Lo que es interesante sobre el total de votos de Vizquel es que esa boleta tiene otros dos candidatos que aparecen por primera vez y que fueron conocidos por su defensa superlativa: Andruw Jones y Scott Rolen. Contrario a Vizquel, ambos fueron amenazas consistentes en el plato. Sin embargo, Jones tendrá problemas para mantenerse en la boleta, al tener apenas el 5.4 por ciento del voto público, mientras que a Rolen le ha ido un poco mejor, con 11.9 por ciento.

El 30 por ciento obtenido por Vizquel lo ubica lejos del 75 por ciento necesario para ser electo, pero lo pone potencialmente en el camino para ser electo a largo plazo. De los 22 jugadores que la BBWAA ha electo al Salón desde 2006, cinco han comenzado con un tercio del total de votos o menos:

Bert Blyleven: 17.5 por ciento

Bruce Sutter: 23.9 por ciento

Tim Raines: 24.3 por ciento

Jim Rice: 29.8 por ciento

Goose Gossage: 33.3 por ciento

Más allá de ese grupo, Martínez, compañero de Vizquel en los Marineros, comenzó con 36.2 por ciento, luego bajó a 25 y 27 por ciento en 2014 y 2015, pero actualmente tiene el 81.1 por ciento de los votos publicados en su penúltima oportunidad en la boleta.

La eventual elección de Vizquel depende del punto de vista con el que se vea la forma en que fue un torpedero defensivo importante, el Ozzie Smith de la Liga Americana en la década de los 90 y principios de los 2000. Mientras Smith poseía una forma física increíble así como habilidad acrobática, Vizquel hacía parecer fácil su defensiva. Era conocido por sus manos grandiosas. "Podía pasarme todo el día viéndolo recoger rodados", dijo una vez Buddy Bell, su coach con los Indios. Ciertamente Vizquel podía hacer la jugada acrobática - era conocido por sus atrapadas con la mano sin guante - pero su éxito siempre parecía basado en los fundamentos. Mientras su contemporáneo Derek Jeter tenía una mecánica terrible, mayormente por tirar con el pie equivocado, y Alex Rodriguez pareció pasar como una aplanadora por el campocorto, Vizquel siempre parecía en balance perfecto, el tipo que podía pararse sobre una gran pelota de goma y nunca caerse.

¿Fue igual de bueno que Ozzie? Mi opinion es que no. Pese a lo fluido y suave que era, Vizquel no tuvo un gran brazo. En la cima de la carrera de Vizquel, Bill James escribió, "Vizquel es un torpedero defensivo muy bueno; Si él es realmente el mago con el guante que se refleja en la votación del Guante de Oro es una pregunta que genere debate, y a mí no me gusta tanto la práctica en los medios de señalar a un jugador como el rey de los torpederos, habiendo otros jugadores (Neifi Pérez, Rey Ordóñez, Miguel Tejada) que pienso que son igual de buenos".

Todo esto se mete en las complicaciones que crea la medición de la defensiva para los candidatos al Salón de la Fama. ¿Por qué apoyar a Vizquel y no a Jones, quien ganó 10 Guantes de Oro y conectó 434 jonrones? ¿Por qué Vizquel y no Rolen, quien ganó ocho Guantes de Oro en la tercera base y bateó .281/.364/.490 con 316 jonrones y casi 1,300 remolcadas en su carrera?

El actual porcentaje de Vizquel sobresale en esta gráfica de otros jugadores con reputaciones defensivas sobresalientes que no están ni cerca de Cooperstown, pese a que algunos de ellos fueron grandes bateadores en diferentes partes de sus carreras:

Explicación rápida: Tenemos los años en la boleta, el mayor total de votos recibido para cada jugador, Guantes de Oro, carreras en fildeo por encima del promedio según Baseball-Reference.com, WAR defensivo (que incluye un ajuste por posición) y WAR total.

Es la métrica de las carreras en fildeo que es un poco engañosa porque estimados diferentes son utilizados basados en la información disponible. Desde 2003, Baseball-Reference utiliza las Carreras Salvadas por la Defensiva, que incluye revisiones en video de cada jugada por Baseball Info Solutions. Antes de eso, el portal utilizaba la Zona Total, un estimado retroactivo.

Eso significa métricas diferentes para jugadores diferentes. James recientemente levantó dicho asunto en Twitter cuando argumentó en contra de las calificaciones de Jones al Salón de la Fama, apuntando que las métricas defensivas sugieren que Jones fue un jardinero central superior a Willie Mays. Durante su pico de 11 años de 1997 al 2007, a Jones se le acreditan 238 carreras por fildeo. A Mays, durante una corrida similar de 11 años, de 1954 a 1965, se le acreditan 156 carreras por fildeo. Ahora, James no está diciendo necesariamente que Jones fue mejor que Mays; mientras estuvo activo, ciertamente fue algo popular sugerir que Jones era el mejor jardinero central desde Mays y quizás superándolo. Jones jugó un jardín central bastante corto y quizás eso le permitía cortar muchos hits cortos mientras retenía su habilidad de llegar atrás a batazos largos. Pero ¿Jones fue mucho mejor? Sus argumentos para llegar al Salón de la Fama descansan en la creencia de que sí, que sí fue mucho mejor que Mays.

De todos modos, James siguió su argumento con un artículo para rematar su punto:

Digamos en aras de la argumentación que yo me siento 100 por ciento cómodo con los estimados de carreras salvadas derivadas a nombre de Andruw Jones; de hecho, podría ser el 85 o el 90 por ciento, pero eso no importa. Digamos que estoy 100 por ciento confiado con esos números. El problema es que los estimados de Carreras Salvadas derivadas de esta manera son mucho más grandes que los estimados derivados de otros métodos, los que son conservadores por las limitaciones de la información. Estas no son solo más grandes para Andruw Jones; son más grandes en general. Son más grandes para Andrelton Simmons que para Luis Aparicio. El dWAR de Andrelton Simmons como titular en su primer año en 2013 fue más grande que el número de por vida de Ozzie Smith.

De hecho, si busco la mayor cantidad de carreras en fildeo en una temporada desde 1950 en Baseball-Reference, se inclina pesadamente a las temporadas más actualizadas. Las primeras cinco temporadas para jardineros centrales pertenecen a Kevin Kiermaier, Darin Erstad y Carlos Gómez, seguidos de dos años de Andruw Jones. Las tasa de Kiermaier en el 2015 es de más-42 carreras, mientras que la mejor temporada de Mays lo ubica empatado en el puesto 49 con más-21 carreras.

En el campocorto, ocho de las 10 mejores temporadas han venido desde 1999, con solo una temporada de Mark Belanger y una de Ozzie rompiendo las primeras 10. Simmons tiene tres de las 10 mejores temporadas, lo que nos lleva de vuelta a la pregunta de Vizquel: ¿Cómo se sienten sobre Andrelton Simmons como miembro del Salón de la Fama? Simmons es un Vizquel con mejor brazo, y por lo menos, con un mejor bate. En apenas poco más de cinco temporadas en las mayores, Simmons ya tiene más carreras en fildeo que Vizquel.

Las métricas sugieren que Vizquel fue muy bueno, pero no al nivel de Smith o Simmons o Belanger. Quizás las métricas están fallando en algo, y la reputación y los Guantes de Oro deberían tener mayor valor que - por el lado de la carrera de Vizquel - los números defensivos estimados.

En su mayor parte, los jugadores son seleccionados al Salón de la Fama por su bate. Desde la Segunda Guerra Mundial, solo cuatro jugadores de posición han sido seleccionados esencialmente por su defensa: Ozzie, Brooks Robinson, Aparicio y Bill Mazeroski. Los primeros tres fueron electos por la BBWAA y Mazeroski por el Comité de Veteranos (en su año final alcanzó el 42.3 por ciento de los votos de la BBWAA, el máximo que llegó a conseguir). Como vemos en la gráfica arriba, incluso jugadores con habilidad en más de un aspecto tales como Jim Edmonds, Kenny Lofton y Keith Hernández - ampliamente reconocido como el mejor primera base defensivo de todos los tiempos - recibieron poco apoyo.

Por supuesto, esos tipos no eran torpederos. Aparicio presenta una comparación interesante con Vizquel, y no solo por el hecho que ambos son torpederos de Venezuela. Aparicio terminó con el Mismo OPS+ de 82 que Vizquel. Ganó nueve Guantes de Oro y logró algunas carreras por fildeo adicionales. Aparicio tiene una ventaja en las bases, ya que se le acreditan más-91 carreras y lideró la Liga Americana nueve temporadas seguidas en robo de bases, en comparación con el menos-1 para Vizquel, pese a sus 404 bases robadas. Una ventaja más para Aparicio es que si echamos una mirada a las Victorias Sobre Promedio en vez de las Victorias Sobre Reemplazo, él luce mucho mejor, con 20.4 comparado con apenas 5.0 para Vizquel. Aparicio tuvo siete temporadas con WAR de 4.0 en comparación con apenas dos de Vizquel.

No estoy argumentando aquí a favor o en contra de Vizquel o a favor o en contra de Jones o a favor o en contra de Rolen (aunque Rolen tiene claramente el caso más claro de los tres y sería por el que yo consideraría votar). Es realmente un argumento sobre la defensa y cómo la misma debe ser valorada y cómo los números que tenemos deben ser considerados. En gran parte, los votantes al Salón de la Fama no han prestado mucha atención a la defensa en décadas recientes (los buenos jugadores defensivos que han sido electos también fueron buenos bateadores). Pero de repente, en el caso de Vizquel, a un gran porcentaje de votantes les importa eso.

¿Tienen o no tienen razón?