Los Atléticos: solos en la ciudad y solos en el sótano

play
Oakland, una fábrica de talento joven (2:32)

Los Athletics terminaron la pasada temporada con 75 juegos ganados y 87 perdidos. (2:32)

Aficionados y Fanáticos al "Rey de los Deportes": Es lamentable que un equipo de tanta tradición como los Atléticos de Oakland, se hayan convertido en el "Patito Feo" de su división, ligando ahora mismo tres temporadas como sotaneros de la misma.

Los Astros de Houston son los actuales campeones, los Angelinos de Los Angeles han tenido sus destellos al igual que los Rangers de Texas, quienes ligaron hace poco dos Series Mundiales de forma consecutiva, y los Marineros de Seattle, pues le podrían hacer competencia a Oakland en esa cuestión de ser los frustrados de la División Oeste de la Liga Americana.

Pero Seattle nunca ha llegado siquiera al Clásico de Otoño, mientras que los Atléticos no solo han llegado a bastantes, sino que han ganado unas cuantas e incluso tuvieron una década brillante en los 70's, cuando alcanzaron hasta en tres ocasiones consecutivas la Serie Mundial, y no solo eso, sino que ganaron las tres.

Hoy en día, esos tiempos parecen inalcanzables por la forma en que se maneja el equipo y por sus políticas internas, que son sumamente efectivas para desarrollar peloteros, pero no para ganar campeonatos en esta era.

El espectáculo en Oakland lo seguirá poniendo Khris Davis, quien viene a su tercera campaña con el equipo habiendo conectado 85 cuadrangulares en sus dos primeras temporadas en la bahía, además de remolcar 212 carreras en total, números a los que ni siquiera se acercó en sus primeros tres calendarios en Milwaukee.

El venezolano Franklin Barreto y los novatos Matt Olson y Matt Chapman, además de Marcus Semien, podrían hacer que la gente en Oakland se interese mucho en la ofensiva del equipo. Semien ha madurado mucho, ha trabajado en mejorar su defensiva y llegó a tener temporada de 27 home runs y 75 producidas en el 2016 antes de que problemas físicos recortaran su campaña anterior.

Barreto ha causado tan buena impresión jugando la segunda base, que la organización podría estar hasta cambiando a Jed Lowrie, para darle la tirularidad de tiempo completo al caraqueño. Y los "Matt's", Olson y Chapman, ocuparán las esquinas del infield, con mucha juventud (23 y 24 años respectivamente), pero también con gran defensiva, pues se dice que ambos tienen potencial de llegar a ser Guante de Oro en sus respectivas posiciones.

Los Atléticos se han convertido en décadas recientes en formadores de tremendos pitchers, pero lo hacen para que otros equipos terminen aprovechándolos. Este año, Kendall Graveman, Sean Manaea, Jharel Cotton y Paul Blackburn están en esa lista, pero ya veremos por cuánto tiempo permanecerán en la organización.

El equipo se va a quedar con una gran responsabilidad, ya que sus vecinos con quienes comparten la ciudad, hablando de ligas deportivas profesionales, estan cerca de abandonar Oakland. Los Raiders de la NFL se mudarán a Las Vegas y los Warriors de la NBA a San Francisco, así que los Atléticos serán la única organización deportiva profesional con sede en Oakland, y en la lucha aún por encontrar una nueva casa para abandonar el O.co Coliseum.

La gente espera que esa responsabilidad les haga cambiar de filosofía y mejorar para ser un equipo competitivo y meterse a la postemporada. Mientras tanto, tendrán que conformarse con disfrutar lo mejor en cada juego de su equipo: el gran ambiente que ponen en el Coliseo.
¡No hay nada mejor!