Por qué los Rockies serán el equipo sorpresa del 2017

play
Arenado dio el 41 y comanda la Nacional (0:08)

El antesalista de los Rockies quiere llevarse el título de cuadrangulares por segunda temporada consecutiva (0:08)

Los Rockies de Colorado están en buena posición para convertirse en el equipo sorpresa en la Liga Nacional, con una fuerte posibilidad de volver a los playoffs por primera vez desde 2009. La magnitud de esa aseveración viene cuando consideramos su competencia. Entre los Dodgers y los Gigantes en su división - y con los Nacionales y los Mets en el Este LN, al igual que los Cachorros, Piratas y Cardenales en la Central - no va a ser fácil para los Rockies el alcanzar octubre, incluso si logran una temporada de 88 o 90 victorias. Sin embargo, por primera vez en siete años, ellos han logrado reinsertarse en esa conversación.

Los jugadores titulares de posición de los Rockies están listos para llegar a los playoffs. Ellos lideraron la LN en carreras anotadas la pasada temporada, algo que se espera cuando juegas la mitad de tus partidos en el Coors Field. Sin embargo, al ir posición por posición, los Rockies tuvieron un jugador promedio o por encima del promedio en cada puesto. Ellos tuvieron además tres jugadores que ganaron Guantes de Oro, y no tuvieron un defensor por debajo del promedio en alguna posición.

Sin embargo, es el cuerpo de lanzadores lo que va a decidir si los Rockies van a llegar a octubre en Denver. Pero esta es la parte del equipo que los convierte en contendientes: Jon Gray mostró destellos de ser un abridor No. 1 la pasada temporada, mientras Chad Bettis, Tyler Chatwood y Tyler Anderson lucieron sólidos. Ese cuarteto está respaldado por un bullpen que es profundo, fuerte y que está acostumbrado a las alturas del Coors Field.

Pero la razón principal de que los Rockies serán el equipo sorpresa de la próxima temporada es el número de jugadores jóvenes que están mejorando a pasos agigantados, comenzando con el jardinero David Dahl y el torpedero Trevor Story. Aparte de esos dos, ellos tienen un sistema de fincas que está catalogado entre los 10 mejores y gran cantidad de talento que pueden cambiar por más pitcheo o esperar a que se desarrolle para ayudar a nivel de Grandes Ligas. Prospectos tales como el torpedero Brendan Rodgers y el derecho Riley Pint serán elementos capaces de cambiar el rumbo de un juego cuando estén listos, pero además podrían ser utilizados para hacer cambios en la fecha límite por los mejores jugadores del deporte.

Echemos un vistazo detallado y analicemos por qué pienso que los Rockies podrían ser el "equipo sorprendente" del 2017:

La gerencia

La mejor movida de los Rockies en la temporada baja fue contratar a Bud Black como manager. Black tiene nueve temporadas de experiencia con los Padres de San Diego, encabezadas por esa campaña de 90 victorias en el 2010 que llevó a que se ganara el premio de Manager del Año en la Liga Americana. Es un gran líder y un táctico fenomenal dentro de los partidos, con un excelente historial en el manejo de lanzadores. Espero que sea alguien que pueda hacer la diferencia.

Jeff Bridich ha hecho un trabajo excelente para los Rockies desde que se unió a la organización en 2004, y el graduado de Harvard entra a su tercera temporada como gerente de Colorado. Durante su estancia, ha demostrado gran paciencia en el desarrollo de talento joven, desde Nolan Arenado a Dahl a Gray. Pero también ha demostrado valentía para hacer grandes movidas, como el cambio del torpedero Troy Tulowitzki a los Azulejos en el 2015.

Bridich sentía que el talento joven de los Rockies está finalmente listo para ganar, así que en esta temporada baja gastó $89 millones para añadir al agente libre Ian Desmond a su alineación y al relevista Mike Dunn a su bullpen. La esperanza es que estas dos piezas ayude a su nucleo joven a llegar a la cima.

El cuadro interior

1B Ian Desmond: Los Rockies sabían que habían varias grandes opciones para ellos en la agencia libre, desde Edwin Encarnación a Mark Trumbo a Mike Napoli. Sin embargo, Desmond - representado por Brodie Van Wagenen de CAA luego de su debacle en la agencia libre el año anterior - hizo la impresión más fuerte en la organización de que quería ser un Rockie, manteniéndolos involucrados e interesados hasta que se logró un acuerdo. Esa fue la misma estratregia que CAA y RocNation usaron hace algunos años cuando llevaron a Robinson Canó a Seattle.

El largo historial de Desmond de conectar 20 jonrones y robarse 20 bases encaja perfectamente en la alineación de los Rockies y el jugar la mitad de los partidos en el Coors Field ciertamente mejorará su porcentaje de embasamiento. Pero los Rockies también adoran su forma física y su versatilidad en posiciones. Ellos sintieron que si el ex campocorto podía aprender a jugar en los jardines tan rápido como lo hizo para los Vigilantes la temproada pasada, no habían muchas dudas de que sería capaz de convertirse en un primera base por encima de la media para ellos. La flexibilidad de Desmond es especialmente importante para los Rockies a largo plazo - no necesariamente para este año, sino en los siguientes cuatro años de su acuerdo, porque si no pueden mantener intacto su actual cuadro de jardineros, ellos siempre podrían mover a Desmond de vuelta a los jardines y firmar otro primera base.

2B DJ LeMahieu: LeMahieu es probablemente el jugador más subestimado en la Liga Nacional. Es conocido dentro del camerino como el "asesino silencioso": Ganó el título de bateo de la LN la temporada pasada, fue Todos Estrellas la campaña anterior y ganó su primer Guante de Oro el año antes de eso. Es un jugador consistente en todo lo que hace. Su callada confianza y su forma de jugar lo convierten en uno de los favoritos entre sus compañeros.

SS Trevor Story: Story estaba liderando la LN con 27 jonrones el año pasado, cuando su temporada terminó de forma prematura el 2 de agosto luego de anunciarse que sería sometido a una cirugía para repararse un desgarro en el ligeramento ulnar collateral del pulgar izquierdo. Estaba en camino para romper la marca de todos los tiempos de 30 jonrones para un torpedero novato, establecida por Nomar Garciaparra para los Medias Rojas en 1997. Story es un defensor promedio en el campocorto, pero uno con gran forma física. Tiene poder desde un poste de foul al otro, y es un buen estudiante. Todavía tiene dificultades con los lanzamientos quebrados pero ha hecho grandes progresos de un año al siguiente desde que fue seleccionado en el sorteo. Ahora está completamente saludable, y los Rockies esperan grandes contribuciones ofensivas de él en esta temporada, y además esperan que su defensiva siga mejorando.

3B Nolan Arenado: Arenado es el mejor antesalista defensivo en la liga, con gran alcance para su izquierda, su derecha, hacia atrás y hacia el frente. Tiene un brazo fuerte y pies rápidos junto a su gran energía un entusiasmo que trae al estadio cada día. Puede batear y con poder en el Coors, en la carretera y en hasta durmiendo. Es el JMV de este equipo y un legítimo candidato al JMV de la LN ahora mismo, y lo seguirá siendo por varios años. Espero que lo pueda ganar algún día.

Los jardines

RF Carlos González: Han habido muchos rumores de que los Rockies lo quieren cambiar, pero la mayoría de esos rumores son falsos o derivados de llamadas hechas por otros equipos para preguntar su disponibilidad. La verdad es que los Rockies y los representantes de González han estado trabajando en una extensión de contrato por mucho tiempo, y ambas partes se mantienen optimistas de poder lograr un acuerdo en algún punto antes del Día Inaugural. Los Rockies entienden que si no pueden llegar a un acuerdo en algún punto, ellos podrían tener que considerar cambiarlo; pero por ahora, ellos realmente están comprometidos con mantener a González en Colorado.

Gonzalez ha vuelto a ser un defensor por encima de la media, pero claramente ha perdido algo de alcance y algo de forma física en comparación a cuando llegó por primera vez. Sin embargo, está saludable ahora y corriendo mejor que lo que corría hace dos años, cuando estaba lidiando con lesiones de rodilla. González sigue teniendo un brazo por encima de la media con gran precisión. Es un jugador astuto que conoce la división bien y es un buen ejemplo para los jugadores jóvenes de los Rockies.

CF Charlie Blackmon: Blackmon es el jardinero más mejorado en la liga y se ha convertido legítimamente en un jardinero central promedio en el central, gracias a su ética de trabajo y determinación. Es un primer bate de alto calibre y con amenaza de poder. Los Rockies recibieron tantas peticiones de cambio por él que por cualquier otro jugador en el equipo.

LF David Dahl: Como un defensor por encima del primero que puede correr, batear y batear con poder con gran brazo, Dahl es un jugador de cinco herramientas con un techo que llega tan algo como el de Andrew McCutchen de los Piratas en su mejor momento. Dahl es un talento especial que debería tener una gran temporada en el 2017 y que puede ser una parte importante del éxito de los Rockies este año.

OF Gerardo Parra: Los Rockies firmaron a Parra con un contrato de tres años y $27.5 millones antes de la pasada temporada, y los resultados no fueron los esperados cuando tuvo números de .253/.271/.399 con apenas siete jonrones. La verdad es que no llegó a los entrenamientos del año pasado en su mejor forma, y eso tuvo mucho que ver con su mal año. Sin embargo, ha trabajado duro en esta temporada baja, así que debe recuperarse. Parra sigue siendo un defensor por encima del promedio en las tres posiciones de los jardines y claramente tiene un rol importante como el cuarto jardinero del equipo.

Detrás del plato

C Tony Wolters: Un jugador del cuadro convertido a receptor, Wolters fue reclamado en waivers de los Indios en febrero pasado luego de nunca haber jugado por encima de Doble A. Se convirtió en una historia positiva para los Rockies el año pasado, terminando la temporada con algunas de las mejores métricas en la receptoría, que igualaron los reportes de los cazatalentos sobre sus pies rápidos, brazo fuerte y buena actitud. El afecto del cuerpo de lanzadores por él era evidente, al igual que su forma de llevar el juego fue fuerte e impresionante. También se desarrolló ofensivamente al final de la temporada.

La rotación

No. 1 Jon Gray: El cielo es el límite para Gray. Tiene repertorio para ser un as y entiende cómo ajustarse a la mitad de los partidos en el Coors Field. Necesita mantenerse humilde y comprometido a ser el mejor, pero ciertamente tiene el talento para lanzar en el Juego 1 de una serie de playoffs.

No. 2 Chad Bettis: Tuvo su año de salto al estrellato liderando al equipo con 17 salidas de calidad, lo que le llevó a 14 victorias. Tuvo una temporada de crecimiento increíble - y entonces recibió la noticia de que tenía cáncer testicular. Logró manejar bien la adversidad, con fuerza callada que lo ayudó a sobrellevar los tratamientos. Y ahora está libre de cáncer. Se espera que esté al 100 por ciento para el inicio de los entrenamientos primaverales.

No. 3 Tyler Chatwood: Chatwood es uno de los pocos lanzadores que ha logrado volver a lanzar luego de varias cirugías Tommy John, y parte de la razón es el plan a largo plazo que los Rockies pusieron en funcionamiento para su rehabilitación que tomó mucho más tiempo del que normalmente tomaría. El único gran problema con Chatwood son sus números en casa/visitante: En la carretera la pasada temporada, tuvo marca de 8-1 con efectividad de 1.69; pero en el Coors Field tuvo record de 4-8 y efectividad de 6.12. Debe encontrar la forma de tener mejor plano hacia abajo y comando en la pelota mientras lanza en casa.

No. 4 Tyler Anderson: Un competidor intense, es un lanzador con recursos que tiene una recta entre 90 y 93 mph. A los jugadores de posición les gusta jugar detrás de Anderson debido a su forma de lanzar y su comando.

No. 5 Jeff Hoffman, German Márquez, Eddie Butler y Antonio Senzatela: Habrá fuerte competencia por el último puesto en la rotación, pero además esta será una de las claves para ver si los Rockies entran a los playoffs. Al igual que Dahl en el jardín izquierdo, ellos necesitan que uno de estos lanzadores de el paso al frente y se convierta en una gran historia para ellos en este verano.

El bullpen

Al presente Black tiene tres candidatos para ser su cerrador: Carlos Estévez, Adam Ottavino y Jake McGee. Decidirá en los entrenamientos primaverales si selecciona a uno de ellos como su cerrador o si los utilizará en comité. Además existe la fuerte posibilidad de que los Rockies añadan otra opción en la agencia libre, ya que Bridich ha estado en búsqueda de más ayuda para el bullpen. Bridich ha sostenido conversaciones con los agentes por la mayoría del mejor talento que queda en el mercado; la industria siente que los Rockies conseguirán otro relevista antes de comenzar los entrenamientos primaverales.

En el interín, con lo que Black tiene para trabajar en el bullpen desde ya luce muy bien:

  • Estévez tuvo una buena temporada como novato en el 2016, ya que alcanzó las 97 mph, y convirtió 11 de 18 oportunidades de salvamento con 11 holds.

  • Ottavino convirtió 7 de 12 oportunidades de salvamento con cuatro holds en una temporada parcial luego de regresar de su cirugía Tommy John en mayo del 2015, pero él debe estar listo para más en esta temporada.

  • McGee convirtió 15 de sus 19 oportunidades de salvamento, con 4 holds.

  • El zurdo Dunn fue firmado como agente libre de los Marlins luego de tener efectividad de 3.40 la pasada temporada.

  • El veterano Chad Qualls ataca a los bateadores con un bajo ángulo de brazo y que les da un aspecto diferente.

  • Jairo Díaz viene de una cirugía Tommy John, pero su recta en las altas 90 mph será más que bienvenida.

  • Miguel Castro tiene un gran brazo, promediando 96 mph con su recta, y está mostrando señales de desarrollo.

El resumen

Los Rockies no han tenido una temporada ganadora desde el 2010, pero eso va a cambiar esta temporada, gracias a la adición de Black en el dugout a su combinación de estrellas jóvenes y establecidas en su alineación y su rotación. Como todos los equipos, ellos tienen que mantenerse saludable, tener jugadores que lleguen a su potencial y que sus lanzadores ganen de forma consistente. Pero por primera vez en mucho tiempo, el talento está ahí para lograrlo y sorprender a la industria.