Francisco Chacón... ¿Satanizado?

play
Nico Castillo no juzga la forma de expresarse del árbitro Francisco Chacón (1:29)

El ariete azulcrema dijo respetar la forma en que el silbante se dirige a los jugadores dentro de la cancha. (1:29)

LOS ÁNGELES -- Francisco Chacón hizo un Francisco Chacón, como siempre. Esta vez, la cámara lo atrapó. Inmortalizado. "Me vale madre", les dijo a jugadores de Chivas y América. "A mí me la pel... todos", agregó, todavía, en el Clásico Nacional de la Copa MX.

Además, en una grotesca mímica, se burló de Miguel Herrera. Ridiculizó al técnico del América simulando el paso de rumba de El Pingüino de Batman. Y se carcajeó. El Piojo rabió en su iglú.

Herrera no lo denunció. "No diré nada. De eso se encarga (Santiago) Baños (director deportivo)". Y América se inconformó.

La Comisión Disciplinaria abrió expediente sobre los comportamientos de Chacón. Se revisarán pruebas, videos y se tomará una decisión. Si proceden de acuerdo al código, Chacón terminará sus días caminando como pingüino. ¡Santa Comisión Disciplinaria, Batman!

Muchas veces, los árbitros, los jugadores y los técnicos enarbolan el código de vestuario y de cancha. ¿Discreción o complicidad? "Lo que pasa en el campo de juego, se queda en el campo de juego".

Pero a Chacón lo sorprendieron con el ojo infalible de la televisión, el que seguramente, si tuviera vida, le respondería de igual manera al silbante: "Me vale madre", y: "A mí me la pe... todos".

Este silbante mexicano, que en repetidas ocasiones reprobó las pruebas físicas de la Comisión, tenía el antecedente de un video clandestino en el que aseguraba que "conmigo siempre les va bien a los equipos de Monterrey", y además injurió a autoridades de la FMF por arrebatarle, según él, la Final del Apertura 2011 entre Santos y Tigres.

De acuerdo al violado, violentado, ignorado e inútil Código de Ética de la FMF, Chacón debe ser castigado, pero, ¿debe ser satanizado? ¿Estarán limpios de culpa quienes hoy lo lapidan?

Porque, súbitamente, los Sepulcros Blanqueados, como en el Día del Juicio Final, se abrieron en cacería descarnada y encarnizada sobre Chacón. Tiran la piedra y esconden la mano.

Ahora resulta que todos los miembros de La Famiglia del futbol mexicano son castos, puros y profesan ciegamente los mandamientos de Las Damas de la Vela Perpetua y el Cirio Chorreado. La hipocresía está de fiesta.

El futbol mexicano ha tenido personajes folklóricos. Uno de ellos, un árbitro y un ser humano excepcional, Bonifacio Núñez, un día pintó una estampa que la tribuna entera le aplaudió generosamente.

Juego del Atlas en el Estadio Jalisco. Noche de sábado. Vestidas con leotardos blancos entalladísimos, las modelos de una cervecería, mostrando su disciplina por el gimnasio o las habilidades del bisturí, entraban a la cancha.

Bonifacio Núñez les cede el paso caballerosamente. Las damas le sonríen y le agradecen. Acto seguido, Don Boni se lleva a la boca los dedos de la mano derecha, unidos por las yemas y, sonriendo a la tribuna, lanza tremendo beso apuntando a las caderas.

Obviamente, entonces, la tribuna de la Zona A del Jalisco rugió festiva y le aplaudió carcajeándose. Boni hizo una caravana agradeciendo la ovación. Las mismas edecanes que percibieron el gesto del árbitro, compartieron la broma.

¿Se imaginan en estos tiempos el escándalo que desataría un video en redes sociales sobre esa acción? Bonifacio sería despellejado vivo. Sin embargo, era un silbante con relaciones cercanas y respetuosas con todos los jugadores y entrenadores.

Pero, hay de todo y de todos en esta jungla del futbol mexicano. Edgardo Codesal llama a Chacón "gordo e irrespetuoso". Se atreve con él, aunque no se atrevió a denunciar el coscorrón que le propinó Fidel Kuri, por temor a represalias.

¿Tiene estatura moral Codesal para discriminar de esa manera a Chacón simplemente porque fue su opositor cuando dirigió, y mal, a la Comisión de Arbitraje?

¿Olvidará Codesal que aún esperan en la FMF desde el año 2000 las pruebas para que demuestre que no facturó ropa deportiva que le fue entregada gratuitamente para todos los árbitros mexicanos?

¿O cuando en 2003, la Concacaf lo acusó de difamación y le bloqueó su candidatura a presidente del organismo mientras no presentara pruebas de malos manejos?

En enero de 2017, Codesal fue echado de la Comisión de Arbitraje por José Luis Camargo, Roberto García, Paúl Delgadillo y Francisco Chacón, quienes aceptaron no denunciar lo que sabían si simplemente entregaba el puesto

¿Recuerdan cuando Cuauhtémoc Blanco se burló del prognatismo (mandíbula sobredesarrollada) del árbitro Jorge Adán Tónix Vázquez? El silbante fue invitado a no reportarlo en la cédula y no recibió sanción.

Vamos, simplemente, el Código de Ética del Futbol Mexicano, tan cacareado, según su conveniencia, por Decio de María, era aplicado con reservas. Según era el sapo, era la pedrada.

El mismo Decio le pintó un saludo con el dedo del corazón a toda la tribuna de los estadounidenses en Columbus en un juego contra México, y ni la Concacaf, ni la FMF lo sancionaron.

Lo que en el rico es alegría, en el pobre es borrachera...