La verdad del Caso Alanís

ESPN Digital

MÉXICO -- Hace poco alguien conocedor de estos menesteres, respetado en el medio, me dijo: “Esto es fácil, René, Chivas se equivocó. José Luis Higuera (CEO de Grupo Omnilife-Chivas) cometió una novatada. Tú no puedes evidenciar las cosas como lo hizo Guadalajara. Simple, lo llevas a pretemporada ¡pero no lo alíneas nunca..!".

El tiempo le da la razón. La resolución a la que llegaron las Chivas en el caso Alanís tiene varias aristas. La verdad es que Oswaldo no firmó ninguna extensión de contrato, porque el jugador debe ser vendido antes del 31 de enero al mercado europeo o MLS, porque no será utilizado por Matías Almeyda.

Digamos que fue ponerle un curita a la fractura. Chivas frena de esta manera la crítica voraz y mediática hacia su institución y Alanís se ‘integra’ a Primera División, pero con la idea de que arregle su salida o de quede en el equipo con las mínimas posibilidades de ser tomado en cuenta.

El Guadalajara ‘limpia’ su imagen al dejar en claro que no hay un ‘maltrato’ al futbolista, pero por abajo mueve los hilos para que no sea utilizado (quizá sí, pero sería milagroso), ya que su idea de renovar al jugador tampoco se vio cumplida. Justo este factor fue el que presuntamente impidió su llegada a Gallos Blancos de Querétaro.

GALLOS ¿EQUIPO CHICO?

Aseguran un par de involucrados en el tema que es mentira que el central haya dicho que no iba a Gallos por ser un equipo chico. Alanís y Gallos estaban arreglados, pero hubo un factor que detuvo la negociación por un préstamo de seis meses: Alanís debía renovar seis meses más con Chivas.

Debido a que el zaguero no quiso, se vino abajo la operación. Oswaldo quería la continuidad futbolística, por el propósito de ir al Mundial, pero no a cualquier costo. No renovaría bajo las condiciones del Guadalajara, por ello prefirió quedarse en el equipo.

FUTURO EUROPEO

Una vez que se ‘solucionó’ el problema. Oswaldo Alanís y su agente, el mexico-italiano Caleca Manfredi, deberán buscar un espacio en el mercado Europeo. La idea que se sabe tiene Alanís es de cumplir su sueño e irse a jugar al Viejo Continente, situación que buscará concretar antes del 31 de enero del próximo año.

¿Y si no sale?

En caso de que Alanís no arregle su partida de Chivas, todo dependerá su sus minutos en el equipo (sería más que imposible que jugara, pero no se puede descartar), para mantenerse a ritmo seis meses y salir del equipo ya sea en el mercado local, sin que Chivas pierda 5 millones de dólares de inversión o nuevamente buscar sus aspiraciones afuera.

El maquillaje que le puso Chivas al asunto luce bonito, aunque por dentro este podrido. El tema va a ser cuando pase el tiempo y se caiga la pintura. Quedará la ‘horrible’ cara de la verdad...

@Rene_Tovar