Barrera asegura Morales y Márquez irán al Salón de la Fama

MÉXICO -- El flamante miembro del Salón de la Fama del Boxeo Internacional, Marco Antonio Barrera, consideró que hay al menos un par de peleadores mexicanos que tienen garantizado un lugar en el Recinto de los Inmortales, y sin escalas, por cierto, los dos fueron rivales suyos.

Érik Morales y Juan Manuel Márquez fueron los hombres mencionados por el 'Baby Face Assassin' al preguntarle a su regreso a México sobre qué mexicanos veía él con un pie en el Salón de la Fama, aunque cree que podrían tener oportunidad al menos dos más, con Israel Vázquez y Rafael Márquez, protagonistas de una serie inolvidable.

"Sin duda alguna van a estar directos, sin especular, (Érik) 'Terrible' Morales y Juan Manuel Márquez, de los que no hay duda", opinó Barrera al hablar de los talentos mexicanos que podrían tener cabida en ese recinto del que ya es integrante. "Los que quien sabe, porque fueron peleas entre mexicanos, son Rafa (Márquez) e Israel (Vázquez), porque hay veces que los peleadores extranjeros son los que te llevan de la mano, por ejemplo en mi caso, yo creo que el hombre que me llevó fue (Naseem) Hamed, y ya fueron sumando las demás peleas (destacó las de Morales)", añadió.

En México se especula si peleadores ya retirados como Jorge 'Travieso' Arce tendrá posibilidad en un futuro cuando se cumpla el lustro de su retiro, ya que fue campeón en múltiples divisiones y en Estados Unidos tuvo reconocimiento por su gran bravura.

Quizá otros como el tricampeón mundial Fernando 'Kochulito' Montiel tenga también oportunidad de la misma forma que Ábner Mares y Leo Santa Cruz. Mientars que Canelo Álvarez apenas va empezando la mejor parte de su carrera y aún tendrá muchas páginas para garantizar su entrada a este recinto.
Tanto Morales como Márquez lograron el tetracampeonato mundial, además de que ambos lograron vencer a Manny Pacquiao, quien podría fungir como el 'Hamed' que tuvo Barrera.

Al relatar su experiencia en Canastota, Nueva York, Barrera dijo que regresó impresionado. "Cuando empezaron a juntarse las estrellas y nos hicieron una cena para que pudiéramos interactuar los boxeadores retirados con los activos, fue muy padre.

"Estar al lado de grandes nombres, de Julio César Chávez, de Rubén Olivares, Salvador Sánchez, a pesar de que México a tenido grandes campeones, me da mucha felicidad, porque mi trabajo gustó y sé que el público hizo posible todo esto", reconoció.