Se va Canelo de México buscando jornada gloriosa

Denis Poroy/Getty Images

MÉXICO -- La noche de este jueves partió hacia San Diego, California, el bicampeón mundial Saúl ‘Canelo’ Álvarez en busca de una jornada gloriosa la noche del 16 de septiembre, en la T-Mobile Arena de Las Vegas, cuando se enfrente al noqueador kazajo Gennady Golovkin en uno de los duelos más esperados en muchos años en la categoría de los Medianos.

Tras dos semanas de trabajo en Guadalajara, Canelo viajó acompañado de Eddy y Chepo Reynoso con la finalidad de volver a Jalisco con la victoria más importante de sus carreras entre sus brazos y tener tiempo después para decidir si la de septiembre será su segunda y última pelea del año.

“Viajamos a las siete de la noche a San Diego, allá vamos a entrenar. El viernes comenzará nuestra concentración y vamos muy bien, después de la gira (de promoción) tenemos trabajando dos semanas y vamos embalados. Todo va muy bien y con la ilusión de hacer una buena preparación para coronar este año si Dios nos da licencia”, dijo Eddy Reynoso a ESPN.

Canelo iría primero a Los Ángeles para este campamento, pero el equipo decidió que se mantendrán en San Diego, donde han encontrado las condiciones ideales para hacer campamentos de nueve semanas para sus más recientes salidas al ring, tanto en Medianos como en Superwelter.

Acerca de si el equipo está pensando en que este sea el último combate de 2017, Reynoso dijo que primero deben enfocarse en Golovkin y nada más.

“Primero sería pasar esta dura prueba y ya después ver lo que sigue. Se ha trabajado fuerte en el año, en los entrenamientos, esta vez no será la excepción y hay que ganar esta pelea, ya después Dios dirá”, sentenció.

De ganar a Golovkin, no sólo Canelo competirá por ser el peleador del año, con un triunfo sin problemas ante Julio César Chávez Jr. y luego al quitarle el invicto a GGG, pues también Eddy Reynoso competirá de nuevo por el reconocimiento al entrenador del año.