Verdejo retará a Flanagan en Manchester el 16 de septiembre

MÉXICO - El entrenador puertorriqueño Ricky Márquez reveló a través de sus redes sociales que se ha llegado un acuerdo finalmente para el enfrentamiento entre Terry Flanagan (33-0, 13 Ko’s) y Félix Verdejo (23-0, 15 Ko’s) por el título Ligero de la Organización Mundial de Boxeo para el próximo 16 de septiembre en la Manchester Arena de Inglaterra.

Hace unos días, la pelea estaba en peligro debido a que consideró Verdejo y su equipo de trabajo que no les estaban ofertando lo suficiente como para agarrar la pelea en casa del campeón y eso complicó en demasía las negociaciones al grado que se pensó que peligraba la pelea.

Sin embargo, este jueves cambió la situación y de acuerdo con su publicación, se espera entonces un anuncio oficial por parte de la empresa Top Rank, aunque ya el vicepresidente de la compañía, Carl Moretti, confirmó a Dan Rafael que la pelea era un hecho.

“Estoy muy contento por este acuerdo para mi pelea de campeonato", dijo Verdejo tras el acuerdo. “Ahora es sólo de alistarse y regresar a Inglaterra (por primera ve desde los Juegos Olímpicos), donde todo empezó, y tratar de hacer mis sueños de convertirse en campeón del mundo una realidad”, añadió en la charla con Dan Rafael.

La pelea de campeonato mundial había tardado para Verdejo, toda vez que se habló de que iba a combatir en noviembre del año pasado ante Flanagan en Las Vegas, en el respaldo de Manny Pacquiao y Jessie Vargas, pero un accidente de motocicleta evitó que ello sucediera.

Volvió Verdejo tras el accidente para realizar una pelea en el mes de febrero pasado ante Óliver Flores, a quien derrotó por decisión unánime en un duelo competitivo, y de nuevo levantó la mano para ir por el campeonato mundial, incluso con posibilidades de retar a Flanagan en junio en Nueva York; sin embargo, no se concretó nada.

Finalmente, un tercer intento sucedió en las últimas semanas para que ‘Turbo’ Flanagan hiciera la sexta exposición del cetro que ganó ante el mexicoestadounidense José Zepeda en julio de 2015, y se llegó al acuerdo esperado.