"Canelo" asegura que su pelea contra "GGG" revivió al boxeo

LAS VEGAS -- Saúl "Canelo" Álvarez destacó que ante Gennady Golovkin el boxeo salió ganando, más allá del empate que desagradó a muchos pero terminó recompensando el trabajo de dos de los mejores peleadores en el mundo que dieron una noche digan del recuerdo.

Tras el emocionante duelo que duró 12 episodios ante más de 22 mil fanáticos en la T-Mobile Arena de esta ciudad, el mexicano dijo que los fanáticos tuvieron lo que estaban esperando y al final cumplieron con lo establecido, la promesa de una pelea candidata a lo mejor del año.

"Hice la pelea que me indicaron en la esquina, había que trabajar como me indicaron, hay que disfrutar esta noche, esta pelea revivió el boxeo, es una pelea que le dio al público lo que quería", compartió Canelo que hizo a un lado la polémica de las tarjetas, principalmente la de la jueza Adalaide Byrd que le dio 10 rounds en la reyerta.

"Creo que esta pelea le dio al boxeo lo que necesitaba, credibilidad, y eso es lo más importante, porque la afición es la que gana", añadió el jalisciense que fue crítico con el evento que protagonizaron hace unas semanas Floyd Mayweather y Conor McGregor, el cual pareció más un espectáculo que una pelea real.

"Estoy contento por lo que sucedió hoy. Si la gente quiere ver un desempate lo haremos, yo creo que había hecho lo necesario para ganar, pero bueno, si la gente lo quiere lo haremos de nuevo, por lo pronto vámonos a descansar", añadió el jalisciense que se quedó con 49 victorias tras su segundo empate como peleador profesional.

Finalmente, dijo que los abucheos de la gente hacia su persona son válidos y les restó importancia, porque hoy había que hablar de una gran pelea. "La gente puede reaccionar como le dé la gana", indicó para luego establecer que le encantaría pelear en México pronto, aunque no dio fecha.

"Fue una pelea que se recordará", dijo Canelo, quien salió acompañado de su hija y sus seres queridos para una cena privada, antes de pensar en unas vacaciones por lo que resta del año, pues no pretende volver sino hasta mayo próximo.


"GGG NO ES EL MONSTRUO QUE DECÍAN"

Con un semblante más tranquilo tras las declaraciones que había dado en el ring, en donde señaló haber ganado siete u ocho rounds y donde además estableció que fue el único que lastimó a su rival en la pelea, Canelo dijo que simplemente ejecutó lo que le dijeron en la esquina y no descartó un desempate.

"Hice lo que tenía qué hacer, estoy orgulloso de lo que hice esta noche", dijo Canelo Álvarez tras el empate con GGG. "Quería noquearlo pero no tenía un rival fácil enfrente, tuve a un peleador duro, Golovkin tiene el poder diferente al resto de los peleadores pero no es el monstruo que decían", estableció el mexicano.

Golovkin conectó más golpes que Canelo pero el mexicano cree que colocó los que más hicieron daño en la zona de combate. Dijo que pelear en el centro del ring estaba planeado y se fue ajustando al desarrollo del pleito hasta llegar a las cuerdas donde no se sintió incómodo.

Sobre si se sintió cansado, el tapatío dijo que no fue más de una fatiga normal. "Es normal, no fue un rival fácil, pero no fue una fatiga mayor", indicó Saúl que aseguró que descansará lo que resta del año y por ende se ha negado a un segundo pleito con el boricua Miguel Cotto que lo quería para colgar los guantes en diciembre.

Canelo dijo que hizo una pelea bien rematado y al final coincidió en que fue una pelea cerrada, aunque reiteró que para él la había ganado al menos por siete rounds contra cinco.

Antes de partir, Canelo simplemente señaló que si a la gente le interesa la segunda pelea con Gennady, estará dispuesto a ello.