No decide aún el CMB si suspenderá a Luis Ortiz tras positivo

BAKÚ -- El Consejo Mundial de Boxeo aún no define si suspenderá al cubano Luis Ortiz tras el dopaje que le impidió enfrentar este 4 de noviembre al campeón de peso pesado del organismo, Deontay Wilder, mientras que el equipo de 'King Kong' asegura que el hecho de que no vayan a la pelea se debe a razones médicas y no al tema del antidopaje.

Mauricio Sulaimán, titular del organismo, expresó en el cierre de la convención anual en Azerbaijan que primero deben informar a Ortiz y su equipo de lo que podría llegar a suceder. "Vienen algunas consideraciones que se están tomando, estamos esperando que nos contesten de recibido el 'ruling' para poder hacer públicas las cosas", comentó.

Sulaimán recalcó que el hecho de que sigan existiendo casos de doping motiva más al organismo a darle prioridad al programa de Boxeo Limpio. "Se llegó a la resolución de Luis Ortiz que no podrá competir por el título del CMB por el doping que se registró en una prueba de hace nos días, el caso de (Luis) Nery está por terminar, pero sobre todo la presentación de los hechos con seis positivos que pone al boxeo como deporte limpio, pero el hecho de que haya un dopaje es suficiente para reforzar el trabajo y tenemos que educar a los atletas", indicó.

Por su parte el manager de Luis Ortiz, Jay Jiménez, dijo que en realidad no habrá sanción y que simplemente hay preocupación por el tema de la salud del cubano por el tema del medicamento para la presión que estaba tomando y que sería el causante del positivo por Clorotiazida y por Hidroclorotiazida.

"Para aclarar la situación de Luis Ortiz, esta es la versión real y única sobre este proceso. El señor Sulaimán y el CMB no suspenderán ni removerán a Luis de sus clasificaciones. La decisión del CMB de no sancionar la pelea se debe al hecho de que están preocupados por la salud de Luis. Y para ser honestos, respeto y admiro su decisión porque es la salud de los peleadores es esencia.", dijo Jiménez a través de un comunicado.

"Así que el CMB programó una visita con uno de sus médicos para checar la salud de Luis y asegurarse de que está ciento por ciento apto para pelear, y que las píldoras para la presión no le afecten físicamente. Una vez que pase los exámenes y sea declarado apto para pelear por el CMB, comenzaremos a trabajar una posible pelea para finales de año", añadió Jiménez, quien dijo que esperan reprogramar la pelea con Deontay Wilder en el futuro.