El éxito de boxeo femenino desde la infancia, según Abedith Rico

play
Las niñas boxeadoras, un fenómeno social (4:48)

Mónica Abedith Rico habla con Bernardo Pilatti sobre el boxeo femenino practicado desde la infancia y el desafío de ser la primera y única entrenadora certificada de boxeo y MMA en todo México. (4:48)

En las redes sociales se multiplican los videos que muestran a niñas entrenando boxeo y con sorprendentes habilidades. Velocidad de golpeo, precisión, efectividad y lo más importante: llamativa concentración. Al "golpe de vista" y comparando videos en los cuales son niños varones los que realizan la misma rutina, se nota que las niñas son superiores en esas habilidades. Las razones para esa diferencia visual que transmiten los videos virales y la realidad del boxeo femenino, fue razón suficiente para entrevistar a la primera y única mujer entrenadora certificada de boxeo y MMA en todo México, Mónica Abedith Rico.

"La primera influencia para estas niñas, usualmente procede de sus padres que - generalmente les- trasladan su gusto por este deporte a sus hijos", reflexionó, hablando desde el gimnasio Kid Melo Boxing Club en Tijuana, Baja California, y apuntó a los detalles que llevan a esas niñas - muchas veces - a superar a los varones. "La naturaleza femenina supone una mayor dedicación, y disciplina, que las lleva a ser perseverantes y más que nada porque no se quieren quedar atrás frente a los hombres"

Para Mónica Rico, poseer destrezas tan precoces para la práctica del boxeo, es algo bueno en la medida que se canalice correctamente. "Cuando aparecen niñas con habilidades, lo mejor es recurrir a la supervisión profesional en gimnasios o academias especializadas para que su sistema psicomotor trabaje mejor, para que tengan un mejor desarrollo y sobre todo para que tengan valores, disciplina y crezcan en un ambiente sano, lo que les permitirá lograr cosas grandes en su vida", dijo.

En el nutrido grupo de jóvenes que Mónica Rico prepara, precisamente, hay dos jovencitas, boxeadoras amateurs, que se preparan para el duro camino hacia el profesionalismo. "Ellas están sometidas a un entrenamiento muy fuerte como forma de que decidan si van a seguir en el box y su empeño a la hora de dar guerra me sorprende, ya que por momentos superan a los hombres", reconoció admirada al ejemplarizar sobre la dedicación femenina en este deporte.

EL EJEMPLO DE ANA MARIA TORRES Y JACKIE NAVA

Si la evidente asimilación inferior de la mujer frente a la fortaleza del hombre puede ser un factor que anule sus impulsos, fue una de las preguntas a Mónica Rico. "Claro que esto es un deporte de hombres, pero la disciplina y las ganas de la mujer que boxea las han llevado a superar cualquier debilidad", respondió y puso como ejemplo a las guerras entre Ana María Torres y Jackie Nava. "Ellas nos regalaron una pelea grandísima, grabada para la historia, de técnica contra fortaleza, que enseñó y demostró lo que se puede lograr con empeño y trabajo".

A Rico le recordé el papel que históricamente ha cumplido el boxeo, como catalizador de situaciones extremas en la parte más pobre y fragmentada de la sociedad. Son muchos los varones a los cuales el boxeo rescata y les permite un camino. Pero, ¿sucede lo mismo con las niñas?, pregunté. "El boxeo también ayuda y les otorga una salida a las niñas en esos ambientes, pero siempre al boxeo llegan y siguen por una cuestión de carácter y el deseo de trascender", sostuvo Mónica Rico. " Por lo que sea, el boxeo es un gran deporte y que bueno que lo elijan para recorrer el buen camino en la vida", se alegró.

¿Has pasado por experiencias en que sean los padres quienes llevan a sus hijas para que las entrenes?, le pregunté y me sorprendió respondiendo que eso - precisamente - le ocurrió con sus dos pupilas: las llevaron sus padres. "Una de ellas empezó a practicarlo influenciada por sus papas que les gusta el boxeo y la otra chica venía a entrenar con su hermano que terminó desertando, mientras que ella prosiguió en el boxeo", dijo.

También le pregunté si existe discriminación hacia el boxeo femenino. "Antes si lo había - reconoció- pero ahora hay boxeadoras que son medallistas, han ido a representar a nuestro país y han obtenido buenos resultados, hay otra cara en el boxeo femenino y realmente se nota el respeto".

¿Es difícil ser la primera y única mujer certificada como entrenadora de boxeo y MMA en un país como México?, fue mi última consulta. "Al inicio realmente fue algo complicado, porque seguramente no se esperaban que ver a una mujer preparando y representando a un boxeador, pero los resultados han cambiado esa percepción", respondió. "Llevo invictos, hemos ido a pelear en Filipinas, a Nueva York y otros lugares, hemos ganado, eso nos da respeto y es una excelente carta de presentación".