Apoyo a su hijo homosexual marcará la despedida de Popo Freitas

play
Excampeón mundial defiende a hijo homosexual (3:37)

El ex-tetracampeón mundial Acelino "Popo" Freitas, habla con Bernardo Pilatti sobre su despedida del boxeo y la lucha que emprendió contra la homofobia. (3:37)

El pasado 12 de agosto, en la víspera del Día de los Padres y en un programa de la RedeTV de Brasil, el cuatro veces campeón mundial, súper Pluma y ligero (AMB-OMB), Acelino "Popo" Freitas impactó a todo su país hablando por primera vez de su relación con su hijo gay, de 17 años. En un país donde la intolerancia hacia la diversidad sexual es muy elevada y se reiteran los crímenes homofóbicos, la declaración y postura pública contra la homofobia de una de las mayores figuras deportivas de las últimas dos décadas, tuvo enorme repercusión.

Según el diario Extra, ese día, Popo, mirando la cámara, dijo: "Estoy aquí en primera línea, diciéndole a todos, tengo un hijo gay. Mi trato con él es de igual para igual. Hay muchos padres que aún hoy, los maltratan o los corren de sus casas. Aun siendo un boxeador, que tiene siempre aquello del machismo presente, tenemos que tratar a nuestros hijos como nuestros amigos, si no los tratamos bien en casa, en la calle van a maltratarlos", dijo Popo.

Precisamente para este 2017, Freitas había programado su pelea despedida del boxeo y todo lo relacionado con su hijo sucedió en medio de esos preparativos. "Me presentó su novio", recordó Popo a la hora de explicar la sorpresa que experimentó ante la revelación. Luego de la sorpresa, el ex campeón mundial asumió la realidad defendiendo la orientación sexual de su hijo. No obstante, reconoció en la entrevista realizada vía telefónica, que tanto la noticia como la manera en que fue encarada por el propio Popo, públicamente, tuvo una enorme repercusión en Brasil.

"Mira, que un boxeador declare que tiene un hijo homosexual es impactante y realmente tuvo aquí en Brasil una repercusión muy grande", reconoció Freitas, en alusión a los espacios que la prensa brasileña le otorgó al hecho. Al mismo tiempo, aceptó que el apoyo a su hijo quiere transformarlo en un mensaje contra la discriminación y la homofobia en su país.

"Nosotros sufrimos el mundo por tantos preconceptos y esta es una forma de mostrar a la gente que es necesario tener la mente abierta para que esto pueda cambiar y ayudar a tantas personas y familias y que los hijos de esas personas no sufran por causa de las discriminaciones o la homofobia", dijo.

En su pelea despedida, Acelino Freitas transformará ese apoyo a su hijo en activismo a favor de sus iguales. Entre otros mensajes directos contra la homofobia, el evento tendrá como banda sonora la canción "KO" de Pablo Vittar, un conocido cantante brasileño, compositor y Drag Queen.

EL FIN DE UNA LARGA Y EXITOSA CARRERA

Acelino Freitas, de 42 años de edad, finalizará su carrera el 11 de noviembre, encabezando una cartelera que tendrá lugar en el Gimnasio Mangueirinho de Belén do Pará, donde se espera estén presentes unas doce mil personas. Popo dijo que aún no tiene un rival confirmado, pero hay tres nombres que se analizan actualmente, entre ellos el de un oponente estadounidense.

"Desde hace un mes estoy en Belén, trabajando duro para llegar en óptimas condiciones a esa pelea y retirarme con un nuevo KO", dijo, no escondiendo que ese es uno de sus grandes objetivos, ganar por la vía rápida. En ese aspecto, el argumento de Popo es muy sólido. "Son 42 peleas, dos derrotas, 34 KOs y cuatro títulos mundiales en dos organismos, la Asociación Mundial de Boxeo y la Organización Mundial de Boxeo", nos recordó sin ocultar su orgullo por los logros alcanzados.

A esos números de su carrera, habría que sumar la hazaña poco común lograda por Popó, ganó por KO sus primeras 29 peleas y las memorables guerras protagonizadas frente a rivales como Joel Casamayor, Daniel Attah, Juan Carlos Ramírez, Jorge Rodrigo Barrios, Artur Grigorian y Diego Corrales, entre otros. De todas maneras, no faltaron las decepciones de las peleas que no se pudo lograr.

"Fue una decepción muy grande, me hubiera gustado enfrentar a Floyd Mayweather y Manny Pacquiao, se intentó pero no pudo ser", confesó. No obstante, para encontrar el mejor recuerdo que atesora la memoria de "Popó" Freitas, hay que regresar al 7 de agosto de 1999. "Esa es la fecha del mejor de todos mis recuerdos - reconoció -, cuando vencí al ruso Anatoly Alexandrov y gané mi primer título mundial. Esa pelea pelea cambió mi vida".

Acelino Freitas, de cualquier manera, no considera que su último combate profesional sea el fin de su relación con el boxeo. "Seguiré vinculado al boxeo siempre, nosotros cuando entramos al boxeo ya no salimos nunca más. Yo seguiré apoyando allí donde me necesiten, hasta por agradecimiento a todo lo que el boxeo me dio".

Transformado en una verdadera referencia en la propia historia del boxeo brasileño, Freitas es consciente que sus conquistas son un ejemplo a seguir por parte de las nuevas generaciones de boxeadores y en su dialogo con ESPN Digital, se permitió enviar un mensaje a esas nuevas generaciones.

"Sean perseverantes, nunca pierdan la fe y aseguren aquellas oportunidades que la vida les brinde para salir adelante', finalizó diciendo.