"Mikey" García se lució con el mejor nocaut del 2017

MÉXICO – Después de dos años en que el mexicano Canelo Álvarez se llevó los honores al nocaut del año, ahora tocó el turno al mexicoestadounidense Miguel Ángel ‘Mikey’ García llevarse el premio después de haber dado cuenta por esa vía espectacular del montenegrino Dejan Zlaticanin, a quien le arrebató el cetro Ligero del CMB.

A medio año de haber roto el ayuno boxístico de dos años y medio, Mikey demostró que el tiempo no pasó en vano con él porque se mantuvo en el gimnasio y cuando llegó la hora de demostrar, sorprendió a Zlaticanin con un potente uper de mano derecha en el cuarto asalto, seguido de un gancho de izquierda y finalmente un bombazo de mano derecha que le envió a la lona desconectado.

El nocaut le valió a García el tricampeonato del mundo, pues de haber gobernado en las divisiones de las 126 y 130 libras, ahora conquistó la de las 135 libras en una actuaciones mejor rematadas que haya tenido en su historia el púgil avecindado en California.

Con ese nocaut en enero en la MGM Grand Garden Arena de Las Vegas, finalmente García logró imponerse a una serie de buenos nocauts que incluyeron el de Joshua Greer a James Smith, el de Srisaket Sor Rungvisai a Román González, el de David Lemieux a Curtis Stevens y el de Jermell Charlo a Erickson Lubin.

Pero así como el de García a Zlaticanin fue espeluznante, el de Greer a Smith fue dramático, y es que un gancho de mano derecha del primero al rostro del segundo le desconectó y casi en cámara lenta visitó la lona en una velada de Salita Promotions que transmitió ShoBox The New Generation.

Un poco detrás pero igual de espectacular, Rungvisai dio cuenta de manera brutal del nicaragüense Chocolatito con una poderosa mano derecha que lo desconectó. Ya Rungvisai había enviado a la lona antes a Román, pero nunca con la precisión y dramatismo con que lo hizo en septiembre en el cuarto episodio en el que González tuvo que ocupar varios minutos para recuperarse.

El de Lemieux a Stevens también fue tremendo, y es que a la combinación de golpes, adrenalina y drama hay que agregarle que Stevens cayó desmadejado entre las cuerdas y casi se sale del ring. En ese momento del nocaut, los dos se lanzaron las manos pero el del canadiense llegó primero y la adrenalina se elevó al mil por ciento cuando se vio a Curtis en la lona.

Finalmente, Charlo con dos nocauts en el año metió uno a los cinco principales, y es que ante Erickson Lubin en la defensa mandatoria de su cetro Superwelter CMB le metió un tremendo upper que provocó que se le perdiera la mirada al retador y hasta hiciera un acto de contorsionismo en el centro del ring en un duelo realizado en octubre.