Julio César Chávez Jr. y las decepciones del 2017

MÉXICO -- El boxeo en el año que está por terminar nos regaló grandes pleitos y épicos momentos dignos del recuerdo, pero también nos regaló momentos dignos del olvido como aquellos que protagonizaron algunos hombres en el ensogado de la talla de Julio César Chávez Jr., Román "Chocolatito" González y Guillermo Rigondeaux.

Dicen que en el boxeo, o en el deporte en general, el fracaso significa el no intentar las cosas y ellos lo intentaron, así que habrá que catalogar esto como la decepción o las decepciones del año.

En el caso de Chávez Jr., a quien muchos le han dado espacios de esperanza para sobresalir y utilizar ese talento que tiene en más de una ocasión, otra vez volvió a fallar a sus fans al sobrevivir en la pelea con Canelo Álvarez en mayo pasado, que por cierto tuvo mucha atención de parte del mundo boxístico y no sólo del latino.

Chávez dijo una y otra vez que estaba listo para poner a Canelo en su lugar y al final estimó que la bajada de peso fue fundamental para hacer una pelea tibia en la que Álvarez le dio una lección de buen boxeo y lo rebasó por mucho, aunque el sinaloense dijera semanas después que su tercera derrota como profesional había sido una de las peleas más fáciles de su vida.

Otro de los que se esperaba mucho más fue del cubano Guillermo Rigondeaux, y al isleño de plano la suerte no lo acompaña.

En 2017 se fue sin victoria por primera vez desde su debut en 2009. Dejó en ranking de los 10 mejores libra por libra y si bien en su primer duelo del año las reglas no le ayudaron al terminar en No Contest su duelo con Moisés Flores, en la segunda los fans se llevaron un golpe de realidad.

Guillermo enfrentó en su segundo duelo del año al ucraniano Vasyl Lomachenko, iban a ser dos bicampeones olímpicos en un mismo ring, aunque claro, con la condicionante del peso a favor de Vasyl.

Rigondeaux ya había dado muestra de que el peso de sus rivales no importaba y cuando vio la realidad, fue desarticulado por el ucraniano en un duelo de un solo lado.

Guillermo dijo que una lesión en la mano izquierda le perjudicó desde el sexto round. Su equipo arrojó la toalla al final del sexto.

Y qué decir de Román "Chocolatito" González, que entró al año como el rey libra por libra del mundo y quedó fuera del ranking tras dos derrotas ante el tailandés Srisaket Sor Rungvisai, la segunda de ellas con un dramático nocaut en la megacartelera de los ‘Superfly’ en septiembre pasado.

En su primer duelo en marzo, fue una pelea durísima y sangrienta en la que Román visitó la lona, y al final Srisaket se llevó una polémica victoria por la vía de los puntos.

En la revancha, cuando todos esperaban el triunfo de González, llegó el nocaut pero a favor del tailandés que le volvió a mandar a la lona y así confirmó que el 2017 era un año digno del olvido para la estrella nicaragüense.