Buscan despejar dudas Rances Barthelemy y Kiryl Relikh en San Antonio

Rances Barthelemy ganó una controversial decisión sobre Kiryl Relikh en mayo del pasado año Mark Tenally/AP

Aunque la mayor parte de la atención se centrará en si el campeón mundial ligero Mikey García puede derrotar al campeón de peso welter junior, Sergey Lipinets, para ganar un cinturón en su cuarta división de peso la noche del sábado en el Freeman Coliseum en San Antonio, hay otra importante pelea, aunque de no tan alto perfil en el mismo peso en la co estelera.

Rances Barthelemy y Kiryl Relikh pelearán por un título mundial vacante de 140 libras en la cartelera(Showtime, 10:15 pm ET/PT) con el ganador no solamente reclamando un cinturón, sino también preparándose para una posible pelea de unificación de gran dinero con García (37-0, 30 KOs) si derrota a Lipinets (13-0, 10 KOs).

La pelea es una revancha de una emocionante pelea del 20 de mayo pasado, cuando Barthelemy y Relikh se enfrentaron en el MGM National Harbor en Oxon Hill, Maryland, en otra cartelera de Showtime y Barthelemy ganó una decisión disputada en una eliminatoria por el título mundial. El resultado de la pelea, en la que ambos boxeadores fueron derribados, fue lo suficientemente controvertida, con muchos de la opinión que Relikh había hecho más que suficiente para ganar, que se ordenó una revancha.

"Viendo nuestra presentación conjunta de Barthelemy y Relikh, una controvertida pelea en 2017, ellos no perdieron tiempo en querer una revancha", dijo el presidente de Showtime Sports, Stephen Espinoza.

Y así lo harán una vez más con Barthelemy bajo la impresión que no mostró lo mejor en el primer encuentro.

"Está en mi carácter tomar esta revancha inmediatamente", dijo Barthelemy. "Estaba muy contento una vez que descubrí que todo estaba listo para hacerlo. Quiero demostrar a los aficionados y a mí mismo que puedo hacer mucho mejor que lo que hice en mayo. Quiero mostrarle a Relikh cuánto mejor soy que él".

La pelea se había programado originalmente para el 10 de febrero, pero se pospuso cuando Lipinets sufrió una lesión leve en la mano que causó que la cartelera se demorara un mes.

No solo Barthelemy (26-0, 13 KOs), de 31 años, de un desertor cubano que pelea fuera de Las Vegas, quiere verse mejor en la revancha, también tiene la oportunidad de hacer historia. Ya ganó títulos mundiales en peso ligero y peso ligero junior. Una victoria lo convertiría en el primer boxeador cubano en ganar títulos en tres categorías de peso.

"Tengo en mente todo el tiempo que tengo la oportunidad de hacer historia para el boxeo cubano", dijo Barthelemy. "Ha habido tantos grandes boxeadores cubanos a lo largo de los años. Nunca imaginé que estaría en condiciones de hacer historia, pero sé que es una recompensa por mi arduo trabajo y dedicación".

Y si Barthelemy logra su objetivo de obtener ese tercer título, tiene planes para una pelea con García, el gran favorito para vencer a Lipinets, quien hará su primera defensa.

"Una pelea con Mikey García es algo que quiero", dijo Barthelemy. "Estoy completamente concentrado en esta pelea contra Relikh y en hacer historia, pero estaría preparado para pelear contra Mikey García pronto.

"Garcia versus Lipinets va a ser una gran pelea y definitivamente quiero al ganador. Aunque Lipinets es el favorito para esta pelea, creo que va a darle a García todo lo que puede manejar. Pero todavía creo que García saldrá ganador, preparando la guerra entre nosotros en una pelea de unificación".

Pero primero Barthelemy tiene que contender con Relikh, una pelea por la que dijo que ha cambiado algunos de sus hábitos de entrenamiento después de la actuación desigual del año pasado.

"Voy a cambiar mucho antes de la revancha. El pasado mes de mayo no fui yo mismo", dijo. "No sentí que tenía mis piernas llegando a la pelea y no fui capaz de ejecutar cómo normalmente lo hago. Esta vez mi acondicionamiento y nutrición han mejorado mucho. Voy a usar mis piernas y usar mi jab y poner una clínica de boxeo.

"A lo largo de mi carrera no presté suficiente atención a la nutrición. Hizo que mis actuaciones fueran inconsistentes. (El entrenador de fuerza y ​​acondicionamiento) Bob Santos entró y ha cambiado eso por completo. Verás que mi condición en la noche de la pelea es la mejor que haya tenido. No hubo nada sorprendente sobre Relikh en la primera pelea. Sabíamos que tendría poder, pero lamentablemente tuve que cambiar mi plan de juego cuando mi cuerpo no cooperaba. Intercambié golpes y peleé su pelea. Voy a para mantener mi plan esta vez".

Relikh (21-2, 19 KOs), de 28 años, de Bielorrusia, ha perdido dos peleas seguidas, la decisión contra Barthelemy y una decisión unánime en 2016 ante Ricky Burns en la casa de Burns en Glasgow, Escocia desafiando por el mismo cinturón que intentará ganar contra Barthelemy.

También está decidido a ganar el título y pasar a una pelea mucho más grande.

"Primero tengo que ganar esta pelea", dijo Relikh. "Pero luego tengo la esperanza de un gran año defendiendo mi cinturón contra el mandatorio y eventualmente la de unificación. Este será el año en que alcanzaré un nuevo nivel en este deporte. Claro que estaré pendiente del evento principal. Estoy centrado en Barthelemy ahora, pero quiero unificar y si eso significa pelear contra García o Lipinets, estaré listo.

"Esta es mi segunda ocasiónn peleando por un título mundial y será una segunda lección para mí. Este es mi momento para convertirme en campeón. Tengo que hacer mucho más durante esta pelea. Tengo que ser agresivo desde el principio. Estoy seguro de que necesito un nocaut para obtener la victoria. Puede intentar huir, pero no podrá esconderse de mí".

Dos combates de respaldo adicionales se emitirán en Showtime Extreme comenzando a las 8 pm: una eliminatoria mundial de peso liviano enfrentando a Richard Commey (25-2, 22 KOs), de 30, de Ghana, contra Alejandro Luna (22-0, 15 KOs), de 26. de Bellflower, California, por el derecho a disputar el título mundial actualmente en manos de Robert Easter Jr. y el prospecto de peso welter junior de San Antonio, Mario Barrios (20-0, 12 KOs), de 22, enfrentando a Eudy Bernardo (23-2, 17 KOs), de 31 años, de la República Dominicana, en un combate de 10 asaltos.