Mikey García quiere demostrar su calidad ante Sergey Lipinets

Mikey García ya tiene títulos en tres divisiones diferentes y busca su cuarto ante Sergey Lipinets Amanda Westcott/SHOWTIME

Mikey García decidió tomar el reto de enfrentar a Sergey Lipinets simplemente para demostrar su calidad como boxeador y porque no todos los días se encuentra en el boxeo con la posibilidad de ganar un cuarto campeonato mundial en diferente división, algo que espera este sábado en el Freeman Coliseum de San Antonio, Texas, no sea nada fácil.

García retará a Lipinets por el cetro súper ligero de la Federación Internacional de Boxeo en el evento estelar de Ringstar Sports que transmitirá Showtime este sábado. Y de lograrlo, sigue abierto un mundo de posibilidades con Jorge Linares en las 135 libras o con Rances Barthelemy o Kiryl Relikh, quienes van a disputar el vacante título Superligero de la Asociación Mundial de Boxeo.

"Me gusta tomar esta clase de grandes oportunidades porque quiero retarme. Esta es una oportunidad más para probarle a los fans la clase de peleador que soy", externó Mikey en su entrenamiento público realizado el miércoles en la ciudad sede del combate. "Será muy Bueno ganar un cuarto título mundial. Eso obviamente sería un logro muy importante en mi carrera", añadió.

Mikey, excampeón mundial de peso pluma, súper pluma y actual monarca ligero, defendió a Lipinets de las críticas y aseguró que será una pelea dura: "Algunos críticos no le dan el crédito porque tiene apenas 13 peleas, pero eso te dice qué tan buen peleador es. A mí me llevó 30 peleas convertirse en campeón del mundo. Es un peleador de alto calibre que trae mucho peligro".

Precisamente por ello, cree que habrá que estar listo para los 12 episodios, pues esta vez quizá no sea el hombre más grande del ring y la ventaja física no esté de su parte. "Todo va a depender de él, si hay una oportunidad de ir por el nocaut lo hraré, pero si se va a los 12 rounds y resulta tan duro como lo espero, tendré que hacer lo que sea necesario para ganar la pelea", apuntó.

Finalmente, dijo que en las 140 libras corre un riesgo mayor que en las 135 libras, pues cree que en peso ligero siempre será el de mayor talla y peso a la hora de subirse al ring, mientras que en Superligero encontrará otro tipo de problemas ante rivales más grandes y mayor resistencia.