Martirosyan continúa como primera opción para enfrentar a Golovkin

Getty Images

MÉXICO – Gennady Golovkin y su equipo de trabajo no dan por perdida la fecha del 5 de mayo y sigue siendo Vanes Martirosyan su primera opción, aunque al ponerse como límite el próximo miércoles o jueves de la siguiente semana para dar un anuncio, da la impresión que darán margen para saber si les conviene esperar por Canelo Álvarez para la segunda mitad de 2018.

Personas allegadas a la organización de la tentativa cartelera confiaron a ESPN que hay evidente nerviosismo por saber si se realizará, pues ellos mismos se pusieron presión aparte encima al decir que GGG iba a pelear sí o sí, independientemente de los problemas del tapatío.

Por otro lado, no han parado de trabajar para confirmar la batalla de mayo 5, y han encargado a Don King, promotor de Vanes Martirosyan, la tarea de convencer a la Federación Internacional de Boxeo de que le permitan a GGG una pelea opcional ante el armenio avecindado en California.

El problema con la FIB es que insisten en que, si no es ante Canelo Álvarez, entonces GGG debe defender ante Sergiy Derevyanchenko, un ruso avecindado en suelo estadounidense con marca de 12-0 y 10 nocauts que comparte la misma condición que otros rivales que se mencionaron para el kazajo como Gary O’Sullivan o Jaime Munguía, es desconocido ante la mayoría de los aficionados.

Tanto el Consejo Mundial de Boxeo como la Asociación Mundial de Boxeo han respaldado a Golovkin con su decisión de tratar de pelear y también HBO aceptó ya a Vanes Martirosyan como rival, quien está entrenando para ese combate según ha dejado ver en sus redes sociales.

Con las condiciones existentes, favorecería a Golovkin la posibilidad de esperar por Canelo Álvarez a su regreso, dependiendo de cómo le vaya en su audiencia ante la Comisión Atlética de Nevada del 18 de abril, en vez de seguir dando de qué hablar por la falta de decisión sobre sedes y rivales por parte de GGG Promotions.

Otra de las opciones de Gennady Golovkin sería dejar el título de la FIB en la mesa, pero después de haber criticado a Canelo, hace un par de años, por haber renunciado al título del Consejo Mundial de Boxeo, difícilmente tomará esa decisión de abdicar a la corona que conquistó ante David Lemieux.