Así agradeció 'Terrible' Morales inmortalización en Canastota

El legendario peleador mexicano Érik ‘Terrible’ Morales fue inmortalizado este domingo en el Salón de la Fama del Boxeo Internacional en Canastota, Nueva York, y además de agradecer el apoyo de su familia, en especial de su padre, José Morales, también tuvo palabras de reconocimiento para sus rivales, entre ellos Marco Antonio Barrera, presente en la ceremonia, porque ellos sacaron lo mejor de él en el ring.

Morales, tetracampeón del mundo, fue exaltado este domingo en una emotiva ceremonia en Nueva York, en compañía de Vitali Klitschko y Ronald ‘Winky’ Wright, ex campeones de peso Completo y Superwelter, respectivamente, como integrantes de la Clase 2018. Los tres fueron seleccionados en su primer año de elegibilidad.

“Agradezco a Dios por la oportunidad de haber sido boxeador y terminar mi carrera bien”, dijo Érik en su discurso, auxiliado en la traducción por Mauricio Sulaimán, presidente del Consejo Mundial de Boxeo. “Para empezar, quiero recordar mi debut como amateur y como profesional”, añadió el de la Zona Norte de Tijuana.

“Mi primera pelea amateur duró menos de un minuto, perdí, me la pararon porque me sangró la nariz, tenía seis años, me fui llorando hasta una esquina. Y mi primera pelea profesional iba a ser en Mexicali, era con televisión, era una pelea de campeonato, calenté, me dijeron esperara, iba a subir en la tercera, luego antes de la estelar, calenté y me hicieron esperar. Cuando llegó la pelea estrella, me dijeron que ya no iba a pelear”, recordó nostálgico.

“Pero soñaba cosas grandes, soñaba con ser un gran campeón y al paso del tiempo lo logré, me costó mucho trabajo mantenerme en las 122 libras, las 126, las 130 y creo que también en 135, pero me robaron, no me lo dieron, y finalmente en 140”, apuntó el nuevo inmortal.

“A lo largo de mi carrera tuve muchos entrenadores, de los cuales aprendí bastante, quiero mandarle a un saludo a todo mi equipo en México, gracias a todos los que hicieron posible que mi carrera fuera mejor. Quiero agradecer a mi padre, él me motivó a ser peleador, él fue peleador y era mi entrenador, pero fue mi mamá la que decidió si yo iba a ser peleador”, expresó el vencedor de rivales de la talla de Marco Barrera y Manny Pacquiao.

Morales recordó y agradeció a sus promotores. “A lo largo de mi carrera tuve gente, Fernando Beltrán, que me apoyó mucho y fue mi representante, Top Rank que fue mi promotor y me llevó a ser campeón en tres divisiones, Golden Boy que me dio la oportunidad en mi regreso de ganar el cuarto título mundial deseado, ya en la parte final de mi carrera.

“(Quiero agradecer) por supuesto al CMB, que me dio la oportunidad de siempre representarlos dignamente, siempre me apoyaron, muchos de nosotros, los boxeadores mexicanos, no tendríamos esas oportunidades si el CMB no nos apoyara. Estamos trabajando en el tema político y la idea es apoyar a muchos jóvenes de nuestro país que no tienen las oportunidades y se las vamos a dar”.

Finalmente, tuvo un mensaje especial para fanáticos y familiares. “Quiero agradecerle enormemente a toda la afición, a los comentaristas, rivales, archirrivales, que nos dieron la fuerza para lograr ser un gran peleador, a mi familia principalmente, a mi aún esposa Andrea que aunque no esté aquí, sé que siempre ha estado en el mejor momento conmigo, muchas gracias”, sentenció.