A Angel Acosta le gusta trabajar el nocaut ante sus oponentes

Angel Acosta, izquierda, ha ganado todos su combates por la vía rápida Adam Hunger/AP

MÉXICO - El ciento por ciento de las victorias del puertorriqueño Ángel Acosta han llegado por la vía del cloroformo, y a diferencia de otros peleadores con pólvora en los nudillos que dicen que el nocaut llega solo, 'Tito' asegura que le gusta trabajarlo poco a poco, porque eso significa que encontró las debilidades de su rival en menos tiempo del requerido.

Acosta (18-1, 18 KOs) expondrá este sábado en el Hard Rock de Las Vegas el título minimosca de la Organización Mundial de Boxeo ante el sonorense Abraham Rodríguez en un capítulo más de la vibrante rivalidad entre mexicanos y puertorriqueños que será transmitida por Facebook.

"Me siento muy contento de pelear en Las Vegas, esto me motiva mucho, trabajé muy duro para esta pelea y me siento motivado porque es aquí donde se hacen las grandes carteleras y buenas peleas como la de Canelo y Golovkin", expresó el noqueador isleño que hará la segunda exposición de la faja de las 108 libras.

Acerca de su número de nocauts y esa forma epsectacular de acabar sus peleas, aceptó Acosta que es algo que le encanta. "Yo amo el nocaut, es algo que siempre lo trabajo, poco a poco, peleo y voy encontrando las debilidades de mi rival y el nocaut llega. No sé si va a llegar el nocaut pero trabajé duro para ello, hice un campamento muy fuerte, primero en Puerto Rico y al final en California en el gimnasio de Freddie Roach", estableció el campeón.

Confió Ángel que después de esta batalla, tendrá muchas más oportunidades de visitar Las Vegas para exponer su campeonato. "Espero que sea la primera de muchas, me siento enfocado, he aprendido en el campamento, mi fortaleza está ahí y quiero pelear muchas veces aquí", apuntó.

Finalmente, aseguró que la rivalidad entre mexicanos y boricuas le hace crecerse y le viene mejor cada vez. "Esta rivalidad es la mejor del mundo en el boxeo y todos lo saben ya, me gusta pelear con mexicanos porque trabajan duro como nosotros y les gusta dar buenas peleas", finalizó el monarca de las 108 libras.