Tony Harrison recibió dudosa decisión ante Jermell Charlo

Tony Harrison recibió la decisión de los jueces ante Jermell Charlo el sábado AP Photo/Frank Franklin II

Campanazo inicial: Juzgando a los jueces

En general, la primera cartelera del acuerdo de la cadena Fox con Premier Boxing Champions el sábado por la noche en el Barclays Center en Brooklyn, Nueva York, produjo tres combates generalmente entretenidos pero con muchas preguntas sobre cómo juzgar a dos de ellos.

El contendiente de peso pesado Dominic Breazeale (20-1, 18 KOs), el retador obligatorio del campeón Deontay Wilder, abrió el show y no dejó dudas con un nocaut novedoso de Carlos Negrón (20-2, 16 KOs).

Pero luego vino la co estelar en la que Tony Harrison (28-2, 21 KOs) obtuvo una decisión de regalo absoluta justo a tiempo para Navidad contra Jermell Charlo (31-1, 15 KOs) para reclamar un título mundial de peso mediano junior que absolutamente no merecía. Los tres jueces, Robin Taylor (116-112), Julie Lederman (115-113) y Ron McNair (115-113), se la dieron sorprendentemente a Harrison cuando todos en la transmisión de Fox, los medios de comunicación del ringside y el Twitterverso pensaron que Charlo había ganado. Y ganó claramente. Incluso Harrison pareció sorprendido cuando se anunciaron las puntuaciones.

No es por quitarle nada a Harrison. Es un buen tipo, un gran trabajador y un buen boxeador. Pero es un duda masiva el encontrar siete asaltos que apuntarle a su favor, especialmente cuando pasó gran parte de la pelea en reversa y nunca consiguió nada particularmente notable. Charlo no tuvo su mejor actuación, pero fue lo suficientemente bueno como para haber conservado su título por cuarta vez. Harrison dijo que le daría una revancha a Charlo y eso fue muy deportivo, pero no debería haber llegado a eso.

El evento principal contó con Jermall Charlo (28-0, 21 KOs), el hermano gemelo de Jermell, quien hizo la primera defensa de su cinturón interino de peso mediano contra Matt Korobov (28-2, 14 KOs), quien tomó la pelea el lunes de la semana de la pelea (estaba originalmente en el respaldo) porque Willie Monroe Jr. falló una prueba de drogas. En realidad fue una mejoría en el oponente y Korobov, un zurdo, que se concentró en Charlo con su mano izquierda recta, peleó una muy buena pelea.

Si bien la mayoría pensó que Charlo, quien lastimó gravemente y casi detuvo a Korobov en el asalto 12, claramente ganó la pelea, la obtuvo por tarjetas de 119-108, 116-112 y 116-112, lo que dejó un muy mal sabor en la boca de la mayoría fue el absurdo 119-108 emitido por Larry Hazzard Jr. Es inaceptable darle a Korobov solo un asalto, especialmente con el comienzo rápido que tuvo.

Korobov, que fue un estelar aficionado ruso y olímpico en 2008 y que alguna vez fue uno de los mejores prospectos del boxeo, no ganó, pero ganó más de un asalto. También se puso en posición para otra pelea significativa. Al igual que su hermano, Jermall Charlo no se desempeñó de la mejor manera posible, pero sí ganó y al menos esos jueces lo hicieron bien, incluso si una tarjeta de puntuación era una broma.

Grandes peleas en Gran Bretaña

Es raro que grandes carteleras compitan en Gran Bretaña, pero eso es lo que ocurrió el sábado y los dos eventos principales estuvieron a la altura de las expectativas. No podías equivocarte con cualquiera que hayas visto en vivo.

En Londres, la revancha de peso pesado entre Dillian Whyte (25-1, 18 KOs) y Dereck Chisora ​​(29-9, 21 KOs) fue otra reyerta como fue su primera pelea en diciembre de 2016. Estuvo repleta de excelente acción de lado y lado. Pero a diferencia de esa pelea, que Whyte ganó por decisión dividida, no dejó dudas esta vez.

El árbitro Marcus McDonnell había penalizado a Chisora por ​​un punto en el octavo asalto por un golpe bajo y otro en el undécimo asalto por un codazo, pero se adelantó 95-94 en dos tarjetas y Whyte obtuvo la misma puntuación en la tercera tarjeta cuando Whyte le apagó las luces con un nocaut candidato a nocaut del año al minuto, 56 segundos del undécimo asalto, al derribar a Chisora ​​con un gancho de izquierda que fue tan espectacular como parece.

Whyte ahora ha ganado nueve peleas seguidas desde que sufrió una derrota por detención en el séptimo asalto ante Anthony Joshua en la pelea antes de que AJ ganara un título mundial. Whyte quería una revancha y si Joshua, quien estaba en el ringside, no pelea con Deontay Wilder por el título indiscutible, solo hay una pelea que debería considerar: una revancha con Whyte, quien se la ha ganado.

En Manchester, los muchachos más pequeños también realizaron un espectáculo estelar cuando el campeón de peso pluma Josh Warrington (28-0, 6 KOs) y el ex campeón Carl Frampton (26-2, 15 KOs) chocaron durante 12 asaltos llenos de acción peleadas a un ritmo salvaje. Pero fue Warrington, en condición suprema y con aspecto de ir a 20 asaltos, quien fue absolutamente implacable ya que nunca dejó que Frampton respirara. Warrington no era el favorito, pero se alzó con una victoria por 116-113, 116-112, 116-112 que prepara el camino para una pelea de unificación con Oscar Valdez a mediados de 2019 en los Estados Unidos, siempre y cuando Valdez (24-0, 19 KOs) retenga su título contra Carmine Tommasone (19-0, 5 KOs) en ESPN el 2 de febrero.

Lo que hizo que los dos eventos principales del Reino Unido fueran más grandes fue el respeto que los combatientes se mostraron mutuamente después. Whyte y Chisora ​​han sido rivales, pero Whyte fue al camerino de Chisora, se relajaron en un sofá y conversaron sobre sus grandes peleas.
Warrington y Frampton, que fueron respetuosos antes de la pelea, también lo fueron después. Se abrazaron para tomar una foto posterior a la pelea en el camerino y Warrington twitteó a Frampton: "Respeté a este hombre de antemano, y después le respeto doblemente. Un gran tío, un gran boxeador. Honrado de haber tenido la reyerta. Saludos Carl Frampton y a disfrutar de la Navidad con la familia".

Frampton escribió en Twitter: "Obviamente estoy extremadamente decepcionado, pero me gustaría felicitar al campeón Josh Warrington, quien mereció que le levantaran la mano".

Seguimiento al prospecto: Michael Conlan

El peso pluma Michael Conlan (10-0, 6 KOs), 27, de Irlanda del Norte, ex olímpico olímpico y medallista de bronce en 2012, firmó con Top Rank con mucha fanfarria después de los Juegos de 2016 y ha sido llevado poco a poco.

Dio un paso decente en la oposición el sábado en la cartelera Warrington-Frampton y obtuvo la mejor victoria hasta el momento, una decisión unilateral sobre el ex campeón británico y de la Mancomunidad Jason Cunningham (24-6, 6 KOs), de 29 años, de Inglaterra, en su primera pelea a 10 asaltos. Conlan ganó 98-92, 97-92, 97-92 y se vio bastante bien haciéndolo a pesar de perder un punto por golpes bajos en el sexto asaltos.

Conlan logró algunos golpes sólidos pero estaba en buena forma, boxeó muy bien y tuvo un gran décimo asalto en el que tuvo a Cunningham en problemas. Conlan ganó sus cinco peleas de 2018 y regresará a la acción el día de San Patricio, el 17 de marzo, en ESPN + en el Teatro Hulu en el Madison Square Garden de Nueva York, para un 2019 que espera culmine en una oportunidad por el título.

"Cometí algunos errores allí, pero fue una experiencia de aprendizaje. Fue la primera vez que fui a 10 asaltos. Me sentí cómodo al hacer la distancia y terminé el trabajo", dijo Conlan. "Pensé que lo tenía, pero no pude noquearlo (en el décimo asalto). Lo hizo muy bien para sobrevivir. Le pegué con algunos buenos golpes, pero es un boxeador inteligente y sabía cómo sobrevivir ".

Peleas que pudo haberse perdido

Sábado en Manchester, Inglaterra

Peso semicompleto Tommy Fury (1-0) G4 Jevgenijs Andrejevs (10-103-3, 4 KOs), tarjetas: 40-36.

El inglés Fury, de 19 años, el hermano menor del campeón mundial lineal de peso pesado Tyson Fury, hizo su debut profesional en la cartelera Warrington-Frampton después de solo 12 peleas amateur y ganó una blanqueada sobre Andrejevs, de 37 años, de Letonia, quien ha sido detenido 13 veces en sus alucinantes 103 derrotas y cayó a 0-39-1 en sus últimos 40 combates. Pero él pelea asaltos y les da a los chicos la experiencia que necesitan, lo que Fury, que está muy verde, necesita.

Peso crucero Billy Joe Saunders (27-0, 13 KOs) KOT4 Charles Adamu (32-14, 25 KOs).

En su primera pelea en un año, el ex campeón de peso mediano Saunders, de 29 años, de Inglaterra, se presentó como un peso crucero fofo (178 libras) apenas dos meses después de que una defensa del título (en 160) contra Demetrius Andrade fuerprueba de drogas fallada por Saunders, después de la cual desocupó el cinturón en lugar de ser despojado. Saunders manejó fácilmente al enemigo de reemplazo tardío Adamu, de 41 años, de Ghana, antes de obligarle a abandonar después del cuarto asalto.

Sábado en Tijuana, México

Peso mediano Diego Pacheco (1-0, 1 KO) KO1 Luis González (3-3, 1 KO).

Pacheco, de 17 años, de Los Ángeles, fue ocho veces campeón nacional amateur y un prospecto muy solicitado hasta que firmó con Eddie Hearn de Matchroom Boxing en septiembre. Pacheco, que aún no tiene licencia para boxear en los Estados Unidos, hizo su debut profesional en una cartelera de Zanfer Promotions en México y sacó al mexicano González con un uppercut de derecha al cuerpo a los 2 minutos y 32 segundos. El plan es que Pacheco realice la próxima pelea en febrero, nuevamente en México, antes de que cumpla 18 años en marzo y obtenga una licencia en los EE. UU.

Sábado en Colombus, Ohio

Peso mediano junior Charles Conwell (9-0, 7 KOs) KOT3 Manny Woods (16-8-1, 6 KOs).

Conwell, de 21 años, un atleta olímpico estadounidense de 2016 de Cleveland, brilló en su segunda pelea profesional en su estado natal mientras sangraba y desarmaba a Woods, de 31 años, de San Petersburgo, Florida, cuyas únicas derrotas previas fueron ante el gran golpeador Tyron Brunson y el ex campeón mundial Kermit Cintron. Conwell presionó a Woods, lo dejó caer con un golpe al cuerpo en el primer asalto, lo sangró la cara y lo obligó a retirarse en su taburete después del tercer asalto.