El juego de las conjeturas, a días de iniciar la temporada

Luego de la pretemporada invernal de miles de vueltas y miles de kilómetros hechos por los 10 equipos, la Fórmula Uno se prepara para levantar el telón de la temporada.

Pero, ¿qué nos sugieren los tiempos de vuelta hechos en el invierno? ¿Qué equipos lucen para ser ganadores, cuales para ser competitivos y cuales para sufrir en el fondo de la parrilla? Son preguntas que serán contestadas a lo largo de las primeras tres o cuatro competencias del año.

Pero haciendo una lectura de la pretemporada y juego a las ‘conjeturas’ sobre lo que podría suceder en las pistas del Gran Circo.

El PODIO: FERRARI, MERCEDES Y...¿WILLIAMS?

Kimi Raikkonen fue el piloto más rápido en la pretemporada. Y el segundo más rápido fue Sebastian Vettel, también de Ferrari. “El favorito ahora es Ferrari, no Mercedes”, dijo Lewis Hamilton, subcampeón actual. Pero Vettel rápido se desmarcó y puso a las Flechas de Plata como el equipo a vencer.

Es claro que son los más rápidos y fiables: sus pilotos están entre los cuatro mejores y fueron los que más giraron en el Circuit de Catalunya, pero el orden no es claro. No olvidemos que Ferrari hizo una buena pretemporada el año pasado, pero al final terminaron sin victorias y siendo el tercer mejor equipo.

No me caben dudas respecto a Ferrari y Mercedes. Pero en el tercer escalón de nuestro hipotético podio, Williams F1 y Red Bull tienen un pie cada uno.

Felipe Massa quedó quinto en la clasificación general de los test, a solo .786 milésimas de Raikkonen. En sexto quedó Max Verstappen de Red Bull pero antes de pensar que Williams ha superado a la organización austriaca, hay que considerar que el mejor crono de Verstappen fue con llanta súper blanda, mientras que Massa hizo su tiempo con el compuesto más rápido de la gama, el ultra blando. Así que, si bien en la tabla de resultados un Williams está por encima de ambos Red Bull, no podemos pasar por alto la elección del caucho.

Pero está claro que Williams estará rápido ¿Será el caballo negro?

LOS COMPETIDORES

Llamaremos así a los equipos que lucharán por los puntos fuera del podio. Williams sí estará en este segmento (casi una obviedad) y de hecho será el más fuerte, por encima de Toro Rosso, Renault, Force India y Haas F1. Pero todos muy cerca.

De Felipe Massa -5to con 1.19.429- a Daniil Kvyat -14to con 1.20.416- hay poco menos del segundo de diferencia y Haas con Kevin Magnussen, no quedó muy lejos de este grupo.

Así que la lucha por el resto de puntos será muy dura y cada uno (que representa dinero al final de la temporada), será luchado barbáricamente. Será un Royal Rumble de F1 y en el ‘cuadrilatero’ se pegarán con todo: sillas, mesas, palos… y en una que otra carrera parece que Red Bull se verá involucrado en esta lucha por la sobrevivencia.

PERO ¿SE GUARDÓ ALGO RED BULL?

"Se ocultan muchas cosas durante los test,”, dijo recientemente Christian Horner, encargado deportivo del equipo. “Nadie sabe realmente el lugar de cada equipo. Nunca hemos ganado un campeonato del mundo de test, pero confiamos en que hemos tenido una buena temporada", advirtió inglés.

Estas insinuaciones nos indican que en la pretemporada, Red Bull fue algo así como un avión con tecnología Stealth (furtiva; anti-radar).

Pero por mucho que se vistan de ‘corderito’, Red Bull es un lobo camuflado: tiene dos pilotos muy veloces y consistentes, además de agresivos (recordemos su batalla en Malasia el año pasado); Horner es un experto de la logística, estrategia y gestión de recuerdos, un buen jefe; y en esta nueva época de auge aerodinámico, en sus filas está el gurú de la materia: Adrian Newey.

Ferrari y Mercedes no los han perdido de vista, aunque en el radar parecen no figurar. Y si bien estos dos equipos se irán codeando lado a lado, no dejarán de mirar con el rabillo del ojo a Red Bull, que podría ponerse como primero en la fila en algún momento del año.

AUTOS MÁS RÁPIDOS, PILOTOS MÁS FUERTES

La reglas prometían la F1 más veloz de la historia. Luego de la pretemporada, se puede confirmar que nos espera una temporada de ‘hipervelocidad’.

La diferencia respecto a la pole de Hamilton en Cataluña 2016, y la mejor vuelta de estos entrenamientos, quedó en 3.3 segundos; en otras palabras, la pole 2016 hubiese sido 20mo mejor tiempo en esta pretemporada.

Pero además, hay que considerar que el crono de Raikkonen, a diferencia de la pole de Hamilton, fue en condiciones más frías y sin ir al límite… “Si queremos, podemos ir más rápido”, dijo el último día Kimi, cuando presentó su 1.18.634. “Pero ese no es el propósito de los test".

Sí, los F1 2017 son más rápidos y por lo mismo, más exigentes con el piloto. “Nuestro rimo cardiaco, en lugar de ir a 150/160bpm (latidos por minuto) en clasificación, irá a 180/190. Eso quiere decir que estás trabajando mucho más”, dijo Carlos Sainz, quien antes de la pretemporada puso mucha atención en su preparación física. Y subrayó: todo esto fue en invierno y en España, donde no se presentan las peores condiciones de temperatura, altitud y humedad.

“Otros circuitos pueden ser mucho más demandantes. Con más calor y en circuitos más rápidos, puede ser muy duro. Pero es difícil saber si eso afectará el resultado de las carreras”, dijo al respecto Valtteri Bottas, nuevo piloto de Mercedes. “Ya veremos, pero definitivamente el deporte está en otro nivel físico”.

La concentración depende mucho del desgaste físico y esta temporada el juego entre estas dos variables sería clave en el resultado de la carrera. Pensemos en Malasia: más de 30°C ambiente, más de 55°C en la cabina y con muy alta humedad; Sepang ya era desgastante y ese año parece será peor.

LA PESADILLA DE McLAREN-HONDA

No parece terminar. El equipo de Woking andará mal, al menos en las primeras carreras –eso es, hasta que la F1 vuelva a la Barcelona. No son ni rápidos, ni fiables. El chasis es bueno, pero de qué sirve si ni siquiera pueden lograr, consistentemente, la distancia de un Gran Premio.

Stoffel Vandoorne, el mejor de McLaren-Honda en el invierno, quedó a 2.7 segundos de Raikkonen; están peor que el año pasado.

Además de la distancia en velocidad, está la distancia en kilómetros logrados: solo 1,978 de los 5,102 de Mercedes o los 4,450 de Ferrari. Y es muy simple porque esta diferencia de kilometraje es una mala noticia para McLaren: no tienen con que terminar una carrera y, además, menos kilómetros significaron menos pruebas.

Estamos a días de comenzar la temporada de la máxima categoría del automovilismo. Los equipos están listos (menos McLaren, no es broma) y las incógnitas se despejarán una a una conforme avance la campaña. Ya veremos quien se corona como nuevo campeón de la Fórmula Uno en pilotos, y si algún equipo acabará con la hegemonía de Mercedes.

Lo sabremos el 26 de noviembre cuando caiga la bandera a cuadros del año en Abu Dabi. Porque si algo me susurra la pretemporada, es que ambos campeonatos se decidirán hasta el final.